¿Cómo puede preparar la mente de sus oyentes para que saquen el máximo provecho de los textos bíblicos que les va a leer?