“A DIOS ningún hombre lo ha visto jamás.” (Juan 1:18.) Su aspecto es tan glorioso que ningún ser de carne y hueso podría verlo y seguir viviendo (Éxodo 33:20). Pero se sabe de algunos hombres escogidos a los que Jehová ofreció una visión del cielo. Uno de ellos fue el profeta Daniel. Lo que él vio le infundió un profundo respeto reverencial, y ese mismo efecto debería tener en nosotros. Fíjese en cómo describió Daniel la visión que tuvo el privilegio de contemplar. * (Lea Daniel 7:9, 10.)

“El Anciano de Días.” Este título, que solo utiliza Daniel, hace referencia a una persona “entrada (o avanzada) en días” (Daniel 7:9, 13, 22). ¿Es muy avanzada la edad de Jehová? Su existencia, dado que es el “Rey de la eternidad”, se extiende indefinidamente tanto hacia el pasado como hacia el futuro (1 Timoteo 1:17; Judas 25). El que Dios sea eterno nos garantiza que su sabiduría es ilimitada, pues la Biblia vincula la edad con la sabiduría (Job 12:12). Hay que reconocer que como nuestra mente es finita, o limitada, nos es difícil captar el concepto de una existencia eterna, infinita. Pero ¿sería lógico esperar que pudiéramos conocer plenamente al Dios que posee tan extraordinaria sabiduría? (Romanos 11:33, 34.)

Recordemos que el Anciano de Días “se sentó”. ¿Con qué fin? El contexto nos ayuda a averiguarlo, pues otros versículos usan expresiones como “el Tribunal” y “juicio” (Daniel 7:10, 22, 26). Así que en esta visión Jehová estaba sentado en calidad de Juez. ¿A quiénes iba a juzgar? A las naciones de la Tierra, representadas anteriormente en la visión de Daniel como bestias (Daniel 7:1-8). * ¿Qué clase de Juez es Jehová?

“La ropa de él era blanca justamente como la nieve, y el cabello de su cabeza era como lana limpia.” El color blanco es un símbolo de justicia y pureza. Dado que la lana suele ser blanca en su estado natural, el cabello que es como lana limpia sería blanco. ¿Puede imaginarse lo que Daniel vio? ¿Ve usted a un Juez de cabello blanco y con una vestimenta de blancura impecable? Estas imágenes mentales nos garantizan que los juicios de Jehová son justos y sabios. Él es la clase de Juez que merece nuestra más profunda confianza y respeto.

Él es la clase de Juez que merece nuestra más profunda confianza y respeto

“Había mil millares que seguían ministrándole, y diez mil veces diez mil que seguían de pie directamente delante de él.” ¿Quiénes son estos ministros, o siervos, celestiales? Según la Biblia, los ángeles de Dios son “sus ministros” (Salmo 104:4). Los ángeles, que tal vez ascienden a centenares de millones, “llevan a cabo su palabra” y “hacen su voluntad” (Salmo 103:20, 21). ¿No es esta otra prueba de la sabiduría infinita de Dios? ¿Quién más, aparte de Jehová, podría mantener organizado y ocupado a semejante ejército celestial por millones y millones de años?

La visión de Daniel infunde confianza en Jehová, el Anciano de Días. Sus juicios son justos y su sabiduría, una guía confiable. ¿Le gustaría aprender más sobre cómo acercarse al Dios omnisapiente?

Lectura bíblica recomendada para este mes:

Daniel 4-12 a Oseas 1-14

^ párr. 1 Daniel no vio directamente a Dios, pero sí unas imágenes impactantes que Dios grabó en su mente. Luego Daniel las describió utilizando figuras retóricas, entre ellas el antropomorfismo, que consiste en atribuir a Dios características humanas. Tal lenguaje descriptivo nos ayuda a conocer mejor a Dios, y no debe interpretarse de forma literal.

^ párr. 3 Para un análisis de la visión que tuvo Daniel sobre las bestias, vea el capítulo 9 del libro Prestemos atención a las profecías de Daniel, editado por los testigos de Jehová.