¿Ha leído con atención los últimos números de La Atalaya? Compruebe si sabe contestar las siguientes preguntas:

¿En qué momento del 14 de nisán debía degollarse el cordero?

Algunas traducciones bíblicas dicen que debía degollarse “entre las dos tardes”, o al anochecer: después de ponerse el Sol pero mientras aún había claridad (Éx. 12:6) (15/12, páginas 18 y 19).

¿Qué principios bíblicos ayudarán a los jóvenes a decidir bien?

1) Buscar primero el Reino y la justicia de Dios (Mat. 6:19-34). 2) Ser feliz sirviendo a los demás (Hech. 20:35). 3) Disfrutar sirviendo a Jehová en la juventud (Ecl. 12:1) (15/1, páginas 19 y 20).

¿Qué cuatro jinetes han estado cabalgando desde 1914?

Jesús, en un caballo blanco, ha expulsado del cielo a Satanás y sus demonios. El jinete del caballo rojo simboliza las guerras que han plagado a la humanidad. El que monta el caballo negro representa el hambre. Y el del caballo pálido mata con epidemias a millones de personas (Rev. 6:2-8) (1/2, páginas 6 y 7).

¿Cuándo se celebrarán “las bodas del Cordero”? (Rev. 19:7.)

Después de que el Rey, Jesucristo, complete su victoria, es decir, después de la destrucción de Babilonia la Grande y de la guerra del Armagedón (15/2, página 10).

¿Por qué estaban los judíos del siglo primero “en expectación”, pendientes de la llegada del Mesías? (Luc. 3:15.)

No podemos confirmar que los judíos del siglo primero entendieran bien la profecía de Daniel sobre la llegada del Mesías (Dan. 9:24-27). Aun así, quizás habían oído hablar del anuncio del ángel a los pastores o de lo que dijo la profetisa Ana al ver al pequeño Jesús en el templo. Además, los astrólogos llegaron a Jerusalén buscando al “que nació rey de los judíos” (Mat. 2:1, 2). Posteriormente, Juan el Bautista anunció que el Cristo aparecería pronto (15/2, páginas 26 y 27).

¿Cómo podemos evitar que nuestro sea no? (2 Cor. 1:18.)

Es cierto que a veces puede haber razones de fuerza mayor que nos impidan cumplir nuestra palabra. Pero el cristiano que promete algo o entra en un compromiso debe hacer todo lo posible por cumplirlo (15/3, página 32).

¿Cómo podemos resistir la tentación de ver pornografía?

Tres pasos útiles son estos: 1) apartar la vista enseguida si nos topamos con una imagen erótica; 2) tener cuidado con lo que pensamos: concentrarnos en cosas positivas y orar a Dios, y 3) tener cuidado con lo que hacemos: no ver películas o sitios de Internet que contengan pornografía (1/4, páginas 10 a 12).

¿Qué consecuencias inesperadas pueden producirse cuando un cristiano deja a su familia para ganar dinero en el extranjero?

Si la familia no vive junta, los hijos pueden sufrir daños emocionales y morales o resentirse con los padres. Y los cónyuges que viven separados pueden caer en tentaciones de tipo sexual (15/4, páginas 19 y 20).

¿Por qué se les rompían las piernas a los criminales que eran colgados en un madero?

Los romanos ejecutaban a algunos criminales en maderos. A solicitud de los judíos, a los que estaban colgados junto a Jesús les rompieron las piernas. Ese procedimiento dificultaba que las víctimas respiraran, con lo que se aceleraba su muerte. Así no tenían que permanecer toda la noche en el madero (Deut. 21:22, 23) (1/5, página 11).

¿Qué cuatro preguntas debemos tener presentes cuando hablamos con las personas en nuestro ministerio?

¿A quiénes vamos a hablarles? ¿Dónde vamos a hablarles? ¿Cuándo será el mejor momento? Y ¿cómo vamos a empezar la conversación? (15/5, páginas 12 a 15.)

¿Cuántas muertes ha causado el tabaco?

En el siglo pasado mató a cien millones de personas. Actualmente, todos los años acaba con alrededor de seis millones de vidas (1/6, página 3).