Configuración de accesibilidad

Search

Seleccionar idioma

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

español

¡DESPERTAD! MAYO DE 2015

 EL PUNTO DE VISTA BÍBLICO

La violencia

La violencia

La historia del hombre se ha caracterizado por la violencia. ¿Seguirá siendo así por siempre?

¿Qué opina Dios de la violencia?

LO QUE DICE LA GENTE

Muchos, incluidos los creyentes, piensan que no hay nada de malo en responder a las provocaciones con violencia. Y millones se entretienen viendo películas y programas de televisión repletos de violencia.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Cerca de Mosul, al norte de Irak, encontramos las ruinas de lo que fue una gran ciudad: Nínive, la capital del antiguo Imperio asirio. Cuando la ciudad estaba en pleno auge, un profeta predijo que Dios haría “de Nínive un yermo desolado” (Sofonías 2:13). Nínive era conocida como “la ciudad de derramamiento de sangre”, y Dios la castigó para que sirviera de ejemplo (Nahúm 1:1; 3:1, 6). Como demuestran las ruinas de Nínive, Jehová odia a los que derraman sangre y los castiga (Salmo 5:6).

La violencia tiene su origen en el peor enemigo de Dios y del hombre, el Diablo. Cristo mismo llamó asesino al Diablo (Juan 8:44). Y 1 Juan 5:19 dice que “el mundo entero yace en el poder del inicuo [o Diablo]”. Eso explica por qué a tanta gente le fascina la violencia. Si queremos ganarnos la aprobación de Dios, tenemos que aprender a odiar la violencia. * ¿Es eso posible?

“Jehová [...] odia a cualquiera que ama la violencia.” (Salmo 11:5)

¿Puede una persona violenta cambiar?

LO QUE DICE LA GENTE

Los seres humanos somos violentos por naturaleza, y eso no se puede cambiar.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Dios nos da este mandato: “Deséchenlas todas de ustedes: ira, cólera, maldad, habla injuriosa y habla obscena [...]. Desnúdense de la vieja personalidad con sus prácticas, y vístanse de la nueva personalidad” (Colosenses 3:8-10). ¿Nos pide lo imposible? No. Todos podemos cambiar. * ¿Cómo?

El primer paso es conocer bien a Dios (Colosenses 3:10). Cuando alguien de  buen corazón descubre las maravillosas cualidades de Dios y comprende lo justas que son sus normas, empieza a amarlo y se esfuerza por hacer todo lo posible por complacerlo (1 Juan 5:3).

El segundo es escoger bien a nuestros amigos. La Biblia nos aconseja: “No tengas compañerismo con nadie dado a la cólera; y con el hombre que tiene arrebatos de furia no debes entrar, para que no te familiarices con sus sendas” (Proverbios 22:24, 25).

El tercer paso es ver la violencia como lo que en realidad es: una seria debilidad. La tendencia a ser violento refleja falta de control. La persona pacífica, por el contrario, posee una gran fuerza interior. La Biblia afirma: “Aquel que controla su carácter es mejor que el héroe de guerra” (Proverbios 16:32, Diego Ascunce).

“Sigan tras la paz con todos.” (Hebreos 12:14)

¿Acabará algún día la violencia?

LO QUE DICE LA GENTE

Siempre ha habido violencia y siempre la habrá.

LO QUE DICE LA BIBLIA

“Dentro de poco no habrá malvados [...]. En cambio, la gente humilde recibirá la tierra prometida y disfrutará de mucha paz.” (Salmo 37:10, 11, Traducción en lenguaje actual.) Para proteger a los mansos y humildes, Dios hará con los violentos lo mismo que hizo con los habitantes de Nínive. Una vez eliminados, la violencia jamás volverá a quitar la paz de la Tierra (Salmo 72:7).

“Los de genio apacible [...] heredarán la tierra.” (Mateo 5:5)

Por eso, ahora es el momento de ganarnos el favor de Dios y aprender a ser personas pacíficas. La Biblia dice en 2 Pedro 3:9: “Jehová [...] es paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento”.

“Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoces.” (Isaías 2:4, La Palabra de Dios para Todos, 2012)

^ párr. 7 Dios permitió que Israel peleara con las naciones vecinas para defender sus fronteras (2 Crónicas 20:15, 17). Pero eso acabó cuando él puso fin a su relación con Israel y estableció la congregación cristiana, que no tiene fronteras.

^ párr. 11 En la serie de artículos titulada “La Biblia les cambió la vida”, de la revista La Atalaya, encontrará ejemplos de personas que hicieron cambios radicales.

Más información

El fin de la violencia doméstica

¿Cómo pueden los principios bíblicos ayudar a que incluso las personas más violentas cambien de conducta?