¿Hay alguien que escuche nuestras oraciones?

“Oh Oidor de la oración, aun a ti vendrá gente de toda carne.” (Salmo 65:2)

LO QUE DICE LA GENTE:

Hay quienes dicen que las oraciones “no pasan del techo”. Cuando una persona está sufriendo, es más probable que se pregunte si hay alguien que escuche sus oraciones.

LO QUE DICE LA BIBLIA:

“Los ojos de Jehová * están sobre los justos, y sus oídos están hacia su ruego; pero el rostro de Jehová está contra los que hacen cosas malas” (1 Pedro 3:12). Estas palabras demuestran que Dios sí escucha las oraciones, pero sobre todo las de las personas que obedecen sus mandamientos. Vez tras vez, la Biblia nos asegura que Dios está dispuesto a escucharnos, como leemos en 1 Juan 5:14: “Esta es la confianza que tenemos [...], que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye”. Así es, la persona que se acerca a Dios debe asegurarse de que las cosas que le pide sean de su agrado.

 ¿Cómo deben ser nuestras oraciones?

“Al orar, no digas las mismas cosas repetidas veces.” (Mateo 6:7)

LO QUE DICE LA GENTE:

A los miembros de religiones como el budismo, el catolicismo, el hinduismo y el islam se les ha enseñado a usar una especie de collar con bolitas para llevar la cuenta de sus rezos.

LO QUE DICE LA BIBLIA:

Las oraciones deben nacer del corazón y ser sinceras; no deben decirse de memoria ni repetirse de forma mecánica. La Biblia nos dice: “Al orar, no digas las mismas cosas repetidas veces, así como la gente de las naciones, porque ellos se imaginan que por su uso de muchas palabras se harán oír. Pues bien, no se hagan semejantes a ellos, porque Dios su Padre sabe qué cosas necesitan ustedes hasta antes que se las pidan” (Mateo 6:7, 8).

POR QUÉ ES IMPORTANTE SABERLO:

Cuando una oración no es aceptable, la persona que la realiza está perdiendo su tiempo y hasta podría ofender a Dios. La Biblia dice que él detesta las oraciones hechas por personas que se niegan a obedecerlo (Proverbios 28:9).

¿A quién hay que orar?

“Busquen a Jehová mientras pueda ser hallado. Clamen a él mientras resulte estar cerca.” (Isaías 55:6)

LO QUE DICE LA GENTE:

Mucha gente ora a María, a los ángeles o a personas que considera santas, como Antonio de Padua, el llamado patrono de las necesidades de la vida, y Judas Tadeo, quien, según la tradición, es el patrono de las causas perdidas. La esperanza de los creyentes es que intercedan por ellos delante de Dios.

LO QUE DICE LA BIBLIA:

Los cristianos debemos orar a nuestro Padre, que está en los cielos (Mateo 6:9). La Biblia nos recuerda: “No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, [den] a conocer sus peticiones a Dios” (Filipenses 4:6).

^ párr. 6 La Biblia dice que Jehová es el nombre de Dios.