ALGUIEN cae desplomado al suelo, inconsciente. El cuerpo se le pone rígido y comienza a sacudir la cabeza, los brazos y las piernas. Si usted sabe que esa persona es epiléptica, puede hacer algo por ella mientras espera la ayuda necesaria. Veamos algunos datos generales sobre esta enfermedad que encierra tantos interrogantes.

¿Qué es la epilepsia? Es una enfermedad neurológica que se caracteriza por crisis convulsivas. El ataque suele durar menos de cinco minutos. La situación descrita al principio de este artículo es típica de lo que se conoce como crisis de gran mal.

¿Qué ocasiona las convulsiones? Se cree que las produce una actividad eléctrica anormal de las células cerebrales (neuronas), pero todavía no se sabe a ciencia cierta por qué sucede.

¿Qué debería hacer yo si veo a alguien sufriendo una crisis de gran mal? El libro Epilepsia comenta: “Si usted presencia una crisis, [...] no debe intentar tocar a la persona ni moverla, ya que ello puede prolongar la crisis. Si la persona corre peligro de golpearse la cabeza, tal vez contra el borde de la acera, intente evitar que suceda”. También se recomienda llamar a una ambulancia si las convulsiones duran más de cinco minutos, si la persona tiene una segunda crisis poco después de la primera o si no recupera el conocimiento unos minutos después de haber terminado de convulsionar.

¿Cómo puedo ayudar a una persona que está sufriendo un ataque epiléptico? Ponga algo blando debajo de su cabeza y retire todo objeto contra el que pudiera golpeársela. Cuando deje de convulsionar, coloque a la persona de costado como se indica en el recuadro de la siguiente página.

¿Qué debería hacer cuando la persona recupere el conocimiento? En primer lugar, tranquilícela diciéndole que ya pasó todo. Luego ayúdela a ponerse de pie y acompáñela a algún lugar donde pueda descansar. La mayoría de los epilépticos están confundidos y soñolientos cuando salen de una crisis, aunque hay quienes se recuperan enseguida y pueden continuar con lo que estaban haciendo antes del ataque.

¿Se producen convulsiones en todos los ataques epilépticos? No. Algunas personas experimentan unos instantes de falta de conciencia sin siquiera desplomarse. Esto se llama crisis de pequeño mal, o de ausencia. Las crisis de pequeño mal suelen ser breves y no tienen efectos duraderos,  aunque a veces llegan a prolongarse varios minutos. En esos casos puede que la persona deambule por la habitación, se estire la ropa o tenga otros comportamientos extraños. Después de la crisis tal vez se sienta mareada.

¿Cómo influye la epilepsia en la vida de la persona? Se comprende que muchos epilépticos vivan en continuo temor de cuándo y dónde tendrán el siguiente ataque. Para evitar situaciones embarazosas, puede que se retraigan de estar en lugares donde haya muchas personas.

¿Cómo puedo ayudar a alguien que padece epilepsia? Anímelo a no reprimir sus sentimientos. Escúchelo con atención. Pregúntele lo que le gustaría que hiciera si tiene una crisis. Como muchos epilépticos no pueden guiar un auto, tal vez podría ofrecerse para llevarlo a hacer algunas diligencias o hacerlas por él.

¿Es posible reducir los ataques o hasta evitarlos? Hay algunos factores, como el estrés o la falta de sueño, que aumentan la probabilidad de sufrir un ataque. De ahí que se recomiende a los epilépticos que descansen lo suficiente y hagan ejercicio regularmente para reducir el estrés. También hay medicamentos que en algunos casos son muy efectivos para evitar los ataques.