Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

¡Despertad!  |  Núm. 1, 2016

 TEMA DE PORTADA

¿Qué actitud tiene ante la vida?

¿Qué actitud tiene ante la vida?

¿Qué opina? ¿Qué determina la felicidad?

  • Las circunstancias

  • Los genes

  • La actitud

QUIENES creen que la felicidad depende de las circunstancias piensan: “Yo sería feliz si tuviera...

  • ... más dinero”.

  • ... un buen matrimonio”.

  • ... mejor salud”.

Pero lo cierto es que la manera de ver las cosas suele influir más en la felicidad que las circunstancias y los genes. Y qué bueno que sea así pues, a diferencia de la genética y las circunstancias —sobre las que tenemos poco o ningún control—, todos podemos controlar nuestra actitud ante la vida.

“NO HAY MEJOR MEDICINA”

Un proverbio de la Biblia dice: “No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres. Cuando se pierde el ánimo, todo el cuerpo se enferma” (Proverbios 17:22, Traducción en lenguaje actual [TLA]). Es decir, la clave está en la actitud. Puede ser la diferencia entre alcanzar una meta o rendirse; también determinará si un problema grave saca a relucir lo mejor o lo peor de uno.

Habrá gente que no esté de acuerdo con esta forma de ver la vida. Tal vez piensen:

  • “¿Para qué voy a fingir que todo está bien?”.

  • “Por muy optimista que sea, mis problemas seguirán ahí”.

  • “Prefiero ser realista”.

Esos pensamientos pueden parecer razonables, pero ser positivo tiene sus ventajas. Veamos unos ejemplos.

 En su lugar de empleo, Alex y Brian trabajan en diferentes tareas. Después de revisar sus trabajos, el jefe les menciona algunos errores importantes que cometieron. ¿Cómo reaccionan?

  • Alex: “¡Tanto que me esforcé, y no lo hice bien! Creo que no sirvo para este trabajo. Por mucho que me esfuerce, nunca es suficiente. No sé ni por qué lo intento”.

  • Brian: “A mi jefe le gustó mi trabajo, pero cometí algunos errores graves. Ahora sé en qué tengo que mejorar para la próxima vez”.

¿QUÉ OPINA?

  • Dentro de seis meses, ¿cuál de los dos será un mejor trabajador?

  • Si tuviera que contratar o extender su contrato a uno de los dos, ¿a quién escogería?

  • Cuando a usted las cosas no le salen bien, ¿reacciona como Alex o como Brian?

Andrea y Brenda pasan por períodos de soledad. Pero cada una hace frente a sus sentimientos de manera diferente.

  • Andrea piensa solo en ella. No hace nada por otras personas a menos que primero hagan algo por ella. Piensa que hacer cosas por los demás es una pérdida de tiempo si no recibe nada a cambio.

  • Brenda se esfuerza por ser amable y ayudar a la gente, sea que se lo agradezcan o no. Vive según la Regla de Oro, es decir, trata a los demás como le gustaría que la trataran a ella (Lucas 6:31). Hacer cosas por otros la hace sentir bien.

¿QUÉ OPINA?

  • ¿A cuál de las dos elegiría de amiga?

  • ¿Quién se llevará mejor con la gente?

  • Cuando usted se siente solo, ¿reacciona como Andrea o como Brenda?

Seguramente conozca personas que se parecen a Brian y Brenda. Quizás piense que usted es como ellos. En ese caso, se habrá dado cuenta del impacto que tiene la actitud de cada persona en su vida. ¿Y si se parece más a Alex o Andrea? La Biblia puede ayudarlo a ser optimista a pesar de los problemas. Veamos tres consejos.

 1 NO SEA PESIMISTA

LA BIBLIA DICE: “¿Te has mostrado desanimado en el día de la angustia? Tu poder será escaso” (Proverbios 24:10).

¿QUÉ SIGNIFICA? Que el pesimismo le robará la energía que necesite para mejorar su situación.

EJEMPLO: Juliza tuvo una infancia muy infeliz. Su padre se emborrachaba y la familia era muy pobre. Vivían mudándose de una casa a otra. Aunque Juliza se quejaba de su suerte en la vida, dejó de hacerlo. ¿Qué la ayudó? “Incluso antes de que la situación en casa mejorara, la Biblia me ayudó a ver la vida con otros ojos —cuenta ella—. Hasta el día de hoy, sus principios impiden que me vuelva negativa. Ahora, cuando las personas hacen cosas que no me gustan, trato de entender por qué se comportan así”.

Juliza comprobó que los consejos de la Palabra de Dios son muy sabios. A usted también pueden ayudarle a hacer frente a los problemas. Por ejemplo, la Biblia recomienda: “Ustedes deben cambiar completamente su manera de pensar” (Efesios 4:23, TLA).

Como indica este versículo, es posible cambiar la forma de pensar. Usted puede “cambiar completamente” su actitud. Claro, esto no se logra de la noche a la mañana, es algo que se consigue poco a poco.

2 CONCÉNTRESE EN LO BUENO

LA BIBLIA DICE: “Para el que anda triste, todos los días son malos; para el que anda feliz, todos los días son alegres” (Proverbios 15:15, TLA).

¿QUÉ SIGNIFICA? Que si se fija solo en lo negativo, siempre se sentirá triste y todos los días serán malos o sombríos. Pero si se concentra en las cosas buenas, se sentirá mejor, incluso hasta alegre. Todo depende de usted.

EJEMPLO: Yanko tuvo que ser operado varias veces para que le extirparan un tumor cerebral. Como consecuencia de las operaciones, su movilidad y habla se vieron afectadas. Pensaba que ya no podría alcanzar sus metas, por lo que estuvo muy desanimado durante varios años. Entonces, decidió cambiar. ¿Qué hizo? “En lugar de concentrarme en mis limitaciones —comenta—, aprendí a pensar en temas que me animen”.

Una de las cosas que hace Yanko para lograrlo es leer la Biblia. “Me ayuda a tener pensamientos positivos —dice—. No es que haya descartado mis metas, pero me concentro en pequeños objetivos que puedo alcanzar ahora. Cuando me invaden pensamientos negativos, trato de pensar en todas las razones que tengo para ser feliz”.

Usted también puede controlar sus pensamientos negativos y reemplazarlos por positivos. Si tiene problemas —por ejemplo, una enfermedad como en el caso de Yanko—, pregúntese: “¿De veras no hay ninguna solución? ¿Estoy en un callejón sin salida, o tan solo se trata de un obstáculo?”. Aleje los pensamientos negativos y concéntrese en algo que lo anime.

 3 AYUDE A OTROS

LA BIBLIA DICE: “Hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35).

¿QUÉ SIGNIFICA? Dar sin esperar nada a cambio nos produce gran satisfacción. Esto es así porque fuimos creados no solo para cuidar de nuestras necesidades, sino también de las de otros (Filipenses 2:3, 4; 1 Juan 4:11). Contribuir a la felicidad de otra persona le ayudará a no pensar en los problemas que usted tenga.

EJEMPLO: Josué tiene espina bífida, una deformación grave en la columna vertebral que le produce fuertes dolores. Pero él disfruta ayudando a otros. “En vez de decir: ‘No puedo’, me encanta pensar en formas en las que sí puedo ayudar a los demás —menciona—. Eso me hace muy feliz”.

INTENTE ESTO

Busque oportunidades para hacer cosas por otras personas. ¿Qué tal si prepara algo de comer para un vecino que esté enfermo? ¿O hay alguien envejecido que necesite ayuda con algunas tareas de la casa?

Imagine que su actitud es como un pequeño huerto que debe cuidar. Arranque de raíz los pensamientos negativos, así como eliminaría la mala hierba. Siembre las semillas del optimismo y enriquezca su vida haciendo cosas positivas. Verá que vale la pena el esfuerzo. Su vida será mucho mejor con toda la satisfacción que cosechará. Entonces, ¿qué actitud tendrá usted ante la vida?

A fin de cuidar de su salud, hay personas que rechazan ciertos alimentos; haga lo mismo con las actitudes negativas

Más información

BUENAS NOTICIAS DE PARTE DE DIOS

¿Cómo nos ayudan los principios bíblicos?

Vea por qué necesitamos la guía de Dios y cuáles son los dos principios más importantes que mencionó Jesús.