CAMBIAR VISTA

(2 Pedro 3:11)

  1. 1. ¿Qué podría darte, bendito Jehová,

    a fin de pagarte tu preciosa bondad?

    Tu ley, oh, Señor, es un claro espejo

    que miro tratando de ser tu reflejo.

    (PUENTE)

    Deseo servirte con el corazón.

    Es lo que más quiero, la mejor decisión.

    Ser un siervo tuyo, hacerte feliz...

    No hay un mayor honor para mí.

    Quiero conocerme, lograr descubrir

    si soy la persona que tú buscas en mí.

    Mi nombre tendrás en tu justa memoria

    el día que logres, Jehová, la victoria.