“Ustedes están regocijándose en gran manera, aunque ahora, por un poco de tiempo, si tiene que ser, han sido contristados por diversas pruebas.” (1 Pedro 1:6)

Aunque haga todo lo posible por tener un matrimonio y una familia feliz, a veces ocurrirán cosas inesperadas que le robarán el gozo (Eclesiastés 9:11). Pero Dios nos suministra ayudas para cuando atravesemos dificultades. Si ponen en práctica los siguientes principios bíblicos, usted y su familia podrán soportar hasta las situaciones más angustiosas.

 1 CONFÍE EN JEHOVÁ

LO QUE DICE LA BIBLIA: “Ech[en] sobre él toda su inquietud, porque él se interesa por ustedes” (1 Pedro 5:7). Recuerde siempre que Dios no es el culpable de sus problemas (Santiago 1:13). Si se acerca a él, le ayudará de la mejor manera posible (Isaías 41:10). “Delante de él derramen ustedes su corazón.” (Salmo 62:8.)

Algo que también lo consolará es leer y estudiar la Biblia todos los días. Si lo hace, verá que es cierto que Jehová “nos consuela en toda nuestra tribulación” (2 Corintios 1:3, 4; Romanos 15:4). Él promete darle “la paz de Dios que supera a todo pensamiento” (Filipenses 4:6, 7, 13).

LO QUE PUEDE HACER:

  • Pídale a Jehová que le ayude a mantener la calma y a pensar con claridad

  • Analice todas las opciones que tenga para elegir la más conveniente

2 CUIDE DE SU FAMILIA Y DE USTED

LO QUE DICE LA BIBLIA: “El corazón del entendido adquiere conocimiento, y el oído de los sabios procura hallar conocimiento” (Proverbios 18:15). ¿Qué necesita cada miembro de la familia? Averigüe todos los detalles. Hable con ellos y escúchelos (Proverbios 20:5).

¿Y qué hay si se muere alguien a quien ama? No se avergüence de expresar sus sentimientos. Recuerde que hasta Jesús “cedió a las lágrimas” (Juan 11:35; Eclesiastés 3:4). Descansar y dormir lo suficiente también es importante (Eclesiastés 4:6). Así le será más fácil enfrentarse a la situación.

LO QUE PUEDE HACER:

  • Acostúmbrese a tener una buena comunicación con su familia antes de que ocurra una tragedia. Así, cuando surjan problemas, se sentirán cómodos hablando con usted

  • Hable con personas que hayan pasado por una situación parecida

 3 BUSQUE EL APOYO QUE NECESITA

LO QUE DICE LA BIBLIA: “Un compañero verdadero ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia” (Proverbios 17:17). Seguro que sus amigos quieren ayudarlo, pero quizás no sepan cómo hacerlo. Dígales lo que pueden hacer por usted (Proverbios 12:25). Además, busque ayuda espiritual de quienes conocen la Biblia. Con la guía bíblica que le den, sin duda saldrá adelante (Santiago 5:14).

Si acostumbra relacionarse con personas que tienen verdadera fe en Dios y que confían en sus promesas, contará con el apoyo que necesita. También le será de mucho consuelo ayudar a quienes estén desanimados. Hábleles de su fe en Jehová y de lo que él promete. Manténgase ocupado haciendo cosas por otros y no se aleje de quienes lo aman y se preocupan por usted (Proverbios 18:1; 1 Corintios 15:58).

LO QUE PUEDE HACER:

  • Hable con un buen amigo y deje que le ayude

  • Sea específico y franco al hablar de sus necesidades