MIENTRAS usted predica de casa en casa, escucha cada vez más cerca el sonido de una sirena. Empieza la conversación con un amo de casa, pero su compañero de predicación se distrae al ver que un auto de la policía se detiene allí mismo. Del auto sale un agente que les pregunta: “¿Son ustedes los que han estado hablando de la Biblia por las casas? Hemos recibido varias quejas”. Con respeto, usted y su compañero se identifican como testigos de Jehová. ¿Qué pasará ahora?

Mucho depende de la historia de su país. En el pasado, ¿cómo ha tratado el gobierno a los testigos de Jehová? ¿Hay libertad religiosa? Si así es, puede que en gran parte se deba al duro trabajo que sus hermanos espirituales han realizado durante décadas para “defender y establecer legalmente las buenas nuevas” (Filip. 1:7). Pero sin importar dónde viva, estudiar el registro de victorias legales obtenidas por los testigos de Jehová sin duda fortalecerá su fe. En esta sección analizaremos algunos detalles de ese impactante registro. Nuestras victorias son una emocionante prueba de que el Reino es una realidad, pues jamás habríamos logrado tanto por nuestros propios medios.