Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 5

Empieza una vida dura

Empieza una vida dura

FUERA del jardín de Edén, Adán y Eva tuvieron muchos problemas. Tuvieron que trabajar duro para comer. En vez de árboles frutales lindos, vieron crecer muchas espinas y abrojos alrededor. Esto pasó cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios y dejaron de ser Sus amigos.

Pero peor aún fue que Adán y Eva empezaron a morir. Recuerda: Dios les dijo que morirían si comían de cierto árbol. Bueno, el mismo día en que comieron empezaron a morir. ¡Qué tontos fueron por no escuchar a Dios!

Todos los hijos de Adán y Eva nacieron después que Dios echó a sus padres del jardín de Edén. Esto quiere decir que los hijos también tendrían que envejecer y morir.

Si Adán y Eva hubieran obedecido a Jehová, la vida hubiera sido feliz para ellos y sus hijos. Pudieran haber vivido para siempre en felicidad en la Tierra. Nadie tendría que haber envejecido ni haber enfermado y muerto.

Dios quiere que la gente viva para siempre en felicidad, y promete que algún día será así. No solo será linda toda la Tierra, sino que toda la gente será saludable. Y todos serán buenos amigos unos de otros y de Dios.

Pero Eva ya no era amiga de Dios. Por eso, no se le hacía fácil dar a luz hijos. Tenía dolores. Sí, en verdad el haber sido desobediente a Jehová le trajo muchísimo dolor, ¿no te parece?

Adán y Eva tuvieron muchos hijos e hijas. Cuando les nació su primer hijo, lo llamaron Caín. Al segundo hijo lo llamaron Abel. ¿Sabes lo que les pasó a éstos?