“Todas las naciones, por su parte, le servirán.” (SALMO 72:11)

DURANTE el reinado del Mesías se satisfarán todas nuestras necesidades: las físicas y, más importante aún, las espirituales. “Todas las naciones, por su parte, le servirán. Porque él librará al pobre que clama por ayuda, también al afligido y a cualquiera que no tiene ayudador. Le tendrá lástima al de condición humilde y al pobre, y las almas de los pobres salvará.” (Salmo 72:11-13.)

“De la abundancia del regir principesco y de la paz no habrá fin, sobre el trono de David y sobre su reino a fin de establecerlo firmemente y sustentarlo por medio del derecho y por medio de la justicia, desde ahora en adelante y hasta tiempo indefinido.” (Isaías 9:7 [9:6, MK].)