Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

¿Qué enseña realmente la Biblia?

 APÉNDICE

El profeta Daniel predice la llegada del Mesías

El profeta Daniel predice la llegada del Mesías

EL PROFETA Daniel vivió más de quinientos años antes de que naciera Jesús. No obstante, Jehová le reveló información con la que sería posible determinar cuándo iba a ungir, o nombrar, a Jesús como el Mesías, o Cristo. A Daniel se le dijo: “Debes saber y tener la perspicacia de que desde la salida de la palabra de restaurar y reedificar a Jerusalén hasta Mesías el Caudillo,  habrá siete semanas, también sesenta y dos semanas” (Daniel 9:25).

Veamos cómo podría saberse cuándo se presentaría el Mesías. Primero hay que determinar en qué momento comienza a contarse el tiempo que pasaría hasta su llegada. La profecía muestra que ese momento es “la salida de la palabra de restaurar y reedificar a Jerusalén”. ¿Cuándo tuvo lugar “la salida de la palabra”? Otro escritor de la Biblia, llamado Nehemías, relata que esa palabra, es decir, la orden de reconstruir las murallas de Jerusalén, salió “en el año veinte de Artajerjes el rey” (Nehemías 2:1, 5-8). Varios historiadores concuerdan  en que el primer año completo del reinado de Artajerjes fue el año 474 antes de la era común (a.e.c.). Haciendo cálculos, vemos que el año veinte de su reinado fue el 455 a.e.c. Por lo tanto, la profecía mesiánica de Daniel comienza a cumplirse en ese mismo año: 455 a.e.c.

Daniel indica cuánto tiempo pasaría desde ese momento hasta que llegara “Mesías el Caudillo”. La profecía dice que serían “siete semanas, también sesenta y dos semanas”, lo que da un total de 69 semanas. ¿Cuánto duraría en la realidad este período? Tal como indican varias versiones de la Biblia, no serían semanas normales, de siete días, sino semanas de años. En otras palabras, cada semana corresponde a siete años. Los judíos de la antigüedad conocían bien esta idea de las semanas de años, o grupos de siete años. Por ejemplo, celebraban un año sabático cada siete años (Éxodo 23:10, 11). Así pues, las 69 semanas de la profecía equivalen a 69 grupos de 7 años, o sea, a un total de 483 años.

Ahora ya solo es cuestión de hacer cuentas. Si contamos 483 años a partir del 455 a.e.c., llegamos al año 29 de la era común (e.c.), precisamente el año en que se bautizó Jesús y se convirtió en el Mesías (Lucas 3:1, 2, 21, 22). * ¿Verdad que esta profecía de la Biblia se cumplió a la perfección?

^ párr. 2 Del año 455 a.e.c. al 1 a.e.c. van 454 años. Luego, del 1 a.e.c. al 1 e.c. va un solo año (pues no hay año cero). Y del 1 e.c. al 29 e.c. van 28 años. Si sumamos estas tres cantidades, obtenemos un total de 483 años. Jesús fue “cortado” de la vida, o ejecutado, en el año 33 e.c., durante la semana de años número 70 (Daniel 9:24, 26). Si desea más información, consulte el cap. 11 del libro Prestemos atención a las profecías de Daniel, y la obra Perspicacia para comprender las Escrituras, vol. 2, págs. 1014-1017. Ambas publicaciones están editadas por los testigos de Jehová.