Mira al niñito del dibujo. ¿Verdad que se ve solo y asustado? ¿Alguna vez has tenido miedo?... A todos nos ha pasado. En la Biblia se habla de siervos de Dios que, aunque amaban a Jehová, también tuvieron miedo y se sintieron solos. Uno de ellos fue Elías. Veamos qué le pasó.

Jezabel quería matar a Elías

Elías vivió en Israel hace mucho tiempo, años antes de que naciera Jesús. En ese tiempo, el rey de Israel y su esposa no amaban a Jehová, el Dios verdadero. Ellos se llamaban Acab y Jezabel, y adoraban a Baal, que era un dios falso. Por eso, la mayoría de la gente de Israel también adoraba a Baal. La reina Jezabel era muy mala y quería matar a todos los que obedecían a Jehová. Y como Elías servía a Jehová, ¡también lo quería matar a él! ¿Qué podía hacer Elías? ¿Qué hubieras hecho tú?...

 ¡Él se fue muy lejos! Huyó al desierto y se escondió en una cueva. ¿Por qué se escondió?... Porque tenía miedo. Pero no tenía por qué sentir miedo. ¿Por qué no? Él sabía que Dios podía ayudarlo. Ya antes lo había hecho. Por ejemplo, una vez Elías le hizo una oración, y Dios le respondió enviando fuego desde el cielo. ¿Verdad que Jehová tiene mucho poder? Claro que sí. ¡Elías de veras podía confiar en él!

¿Cómo ayudó Jehová a Elías?

Cuando Elías estaba en la cueva, Jehová le preguntó: “¿Por qué estás aquí?”. Elías le contestó: “Antes había otras personas que te obedecían, pero ahora solo quedo yo. Y tengo miedo de que me maten a mí también”. Él creía que habían matado a todos los que servían a Dios. Pero Jehová le dijo: “No, no eres el único que queda. Hay siete mil personas que todavía me adoran. No tengas miedo, porque tengo una misión para ti”. Cuando Dios le dijo eso, ¿cómo se sintió Elías?... ¡Seguro que se sintió muy contento!

Ahora piensa en lo que le pasó a Elías. ¿Qué lección aprendemos?... Que a veces puedes sentirte solo o tener miedo. Pero cuando te sientas así, ¿sabes en qué puedes pensar? En que no estás solo, porque tienes amigos que aman a Jehová y también te quieren a ti. Y no olvides que Jehová tiene mucho poder y siempre te ayudará. ¿No es maravilloso saber eso?...