Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

¿Qué nos enseña la Biblia?

 CAPÍTULO 8

¿Qué es el Reino de Dios?

¿Qué es el Reino de Dios?

1. ¿De qué famosa oración hablaremos en este capítulo?

MILLONES de personas conocen el padrenuestro. Jesús usó esta famosa oración para enseñar a sus discípulos a orar. ¿Qué pidió Jesús en esa oración? ¿Por qué es importante que entendamos lo que significa?

2. ¿Qué tres cosas importantes nos enseñó Jesús a pedir en oración?

2 Jesús dijo: “Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: ‘Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra’” (lea Mateo 6:9-13). ¿Por qué nos enseñó Jesús a pedir estas tres cosas? (Vea la nota 20).

3. Explique qué veremos en este capítulo.

3 Ya hemos aprendido que Dios se llama Jehová. También hemos visto cuál es el propósito de Dios para los humanos y para la Tierra. Pero ¿a qué se refería Jesús cuando dijo: “Venga tu reino”? En este capítulo veremos qué es el Reino de Dios, qué hará y cómo logrará que el nombre de Dios sea santificado.

¿QUÉ ES EL REINO DE DIOS?

4. ¿Qué es el Reino de Dios, y quién es su Rey?

4 El Reino de Dios es un gobierno que Jehová estableció en el cielo. Dios escogió a Jesús para que fuera el Rey o gobernante de ese Reino. La Biblia dice que Jesús es “el Rey de los que reinan y Señor de los que gobiernan” (1 Timoteo 6:15). Jesús puede hacer  mucho más por nosotros que cualquier gobernante humano. Además, él tiene más poder que todos los gobernantes humanos juntos.

5. ¿Qué gobernará el Reino de Dios, y desde dónde?

5 Jesús regresó al cielo 40 días después de ser resucitado. Tiempo después, Jehová lo nombró Rey del Reino (Hechos 2:33). El Reino de Dios gobernará la Tierra desde el cielo (Revelación [Apocalipsis] 11:15). Por eso, la Biblia dice que el Reino de Dios es un “reino celestial” (2 Timoteo 4:18).

6, 7. ¿Por qué es Jesús mejor que cualquier gobernante humano?

6 La Biblia dice que Jesús es mejor que cualquier gobernante humano, porque es “el único que tiene inmortalidad” (1 Timoteo 6:16). Todos los gobernantes humanos acaban muriendo, pero Jesús nunca morirá. Así que todas las cosas buenas que Jesús hará por nosotros durarán para siempre.

7 Además, la Biblia enseña que Jesús será un Rey justo y compasivo. Una profecía dice que Jesús recibirá “el espíritu de Jehová, el espíritu de sabiduría y de entendimiento, el espíritu de consejo y de poderío, el espíritu de conocimiento y del temor de Jehová”. Y también dice: “Él no juzgará por la mera apariencia de las cosas a sus ojos, ni censurará simplemente según lo que oigan sus oídos. Y con justicia tiene que juzgar a los de condición humilde” (Isaías 11:2-4). ¿Le gustaría tener un rey así?

8. ¿Cómo sabemos que Jesús no gobernará solo?

8 La Biblia dice que Dios ha escogido a algunos humanos para que gobiernen con Jesús en el cielo. Por ejemplo, el apóstol Pablo le dijo a Timoteo: “Si seguimos  aguantando, también reinaremos juntos” (2 Timoteo 2:12). ¿Cuántos humanos gobernarán con Jesús?

9. a) ¿Cuántos humanos gobernarán con Jesús? b) ¿Cuándo empezó Jehová a escoger a los 144.000?

9 Como aprendimos en el capítulo 7, el apóstol Juan tuvo una visión en la que vio a Jesús como Rey en el cielo con otros 144.000 reyes. ¿Quiénes son estos 144.000? El mismo Juan nos da la respuesta: “Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya”. Y también dijo que ellos “fueron comprados de entre la humanidad” (lea Revelación 14:1, 4). El Cordero es Jesús. Y los 144.000 son cristianos fieles a los que Dios ha escogido para “reinar sobre la tierra” con Jesús. Cuando ellos mueren, resucitan en el cielo (Revelación 5:10). Jehová empezó a escoger a los 144.000 en el siglo primero.

10. ¿Por qué es una muestra del amor de Jehová que haya decidido que Jesús y 144.000 humanos nos gobiernen?

10 Jehová nos quiere tanto que ha decidido que seres humanos gobiernen con Jesús. Por un lado, Jesús será un buen gobernante porque él también fue humano y sufrió mucho. El apóstol Pablo dijo que Jesús sabe cómo nos sentimos y puede comprender “nuestras debilidades”, pues él “ha sido probado en todo sentido igual que nosotros” (Hebreos 4:15; 5:8). Por otro lado, los 144.000 también entienden lo que sentimos los humanos porque ellos también han luchado con la imperfección y las enfermedades. Por eso, podemos estar seguros de que Jesús y los 144.000 comprenderán nuestros sentimientos y problemas.

 ¿QUÉ HARÁ EL REINO DE DIOS?

11. ¿Por qué enseñó Jesús a pedir que se hiciera la voluntad de Dios en el cielo?

11 Jesús enseñó a sus discípulos a pedir que se hiciera la voluntad de Dios en la Tierra y en el cielo. ¿Por qué tenían que pedir que se hiciera la voluntad de Dios en el cielo? En el capítulo 3 aprendimos que Satanás se rebeló contra Dios. Jehová permitió que Satanás y los ángeles desobedientes o demonios se quedaran en el cielo durante algún tiempo. Así que no todos los que vivían en el cielo hacían la voluntad de Dios. En el capítulo 10 aprenderemos más sobre Satanás y los demonios.

12. ¿Qué dos sucesos importantes se mencionan en el texto de Revelación 12:10?

12 La Biblia dijo que Jesús pelearía contra Satanás poco después de ser nombrado Rey del Reino de Dios (lea Revelación 12:7-10). En Revelación 12:10 se mencionan dos sucesos importantes. Primero, Jesucristo empieza a reinar. Y, segundo, se echa a Satanás del cielo a la Tierra. Como veremos, estos dos sucesos ya han ocurrido.

13. ¿Qué pasó en el cielo cuando Satanás fue expulsado de allí?

13 Los ángeles obedientes se alegraron mucho cuando Satanás y sus demonios fueron expulsados del cielo. La Biblia dice: “¡Alégrense, cielos, y los que residen en ellos!” (Revelación 12:12). Ahora hay completa paz y unidad en el cielo porque todos los que están allí hacen la voluntad de Dios.

La humanidad ha sufrido mucho desde que Satanás y sus demonios fueron expulsados del cielo. Pero el sufrimiento acabará pronto.

14. ¿Qué ha pasado en la Tierra desde que Satanás fue expulsado del cielo?

14 Pero la vida en la Tierra es muy distinta. La Tierra  está llena de sufrimiento porque “el Diablo ha descendido” a ella y siente “gran cólera, sabiendo que tiene un corto espacio de tiempo” (Revelación 12:12). Satanás está muy enojado porque lo han expulsado del cielo y sabe que muy pronto será destruido. Por eso, hace todo lo que puede para causar dolor y sufrimiento a toda la humanidad.

15. ¿Qué quiere Dios para la Tierra?

15 Pero la voluntad de Dios para la Tierra no ha cambiado. Él aún quiere que la Tierra sea un paraíso y que los humanos seamos perfectos y vivamos para siempre (Salmo 37:29). ¿Cómo logrará todo esto el Reino de Dios?

16, 17. ¿Qué nos enseña sobre el Reino de Dios la profecía de Daniel 2:44?

16 La profecía de Daniel 2:44 dice: “En los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos”. ¿Qué nos enseña sobre el Reino de Dios esta profecía?

17 Primero, nos enseña que el Reino de Dios empezaría a gobernar “en los días de aquellos reyes”. Esto significa que todavía existirían otros gobiernos en la Tierra cuando el Reino empezara a gobernar. Segundo, nos enseña que el Reino de Dios duraría para siempre y que ningún otro gobierno lo sustituiría. Y, tercero, nos enseña que los gobiernos de este mundo lucharían contra el Reino de Dios. El Reino vencería y sería el único que gobernara la Tierra. Cuando se  cumpla esta profecía, la humanidad tendrá el mejor gobierno que pueda haber.

18. ¿Cómo se llama la guerra entre el Reino de Dios y los gobiernos humanos?

18 ¿Qué pasará justo antes de la guerra entre los gobiernos humanos y el Reino de Dios? Los demonios engañarán “a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”. Esta guerra se llama Armagedón, y en ella los gobiernos humanos pelearán contra el Reino de Dios (Revelación 16:14, 16; vea la nota 10).

19, 20. ¿Por qué necesitamos el Reino de Dios?

19 ¿Por qué necesitamos el Reino de Dios? Al menos por tres razones. Primera, como somos pecadores, nos enfermamos y morimos. Pero bajo el Reino de Dios viviremos para siempre. De hecho, la Biblia dice: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).

20 La segunda razón es que vivimos en un mundo lleno de personas malas. Muchas mienten, engañan y llevan una vida inmoral, y nosotros no podemos impedírselo. Pero Jehová sí puede. Si no cambian, él las destruirá en Armagedón (lea Salmo 37:10). La tercera razón por la que necesitamos el Reino es que los gobiernos humanos son crueles, corruptos y no pueden solucionar todos los problemas de la gente. Además, no quieren ayudar a la gente a obedecer a Dios. Con razón la Biblia dice que “el hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo” (Eclesiastés 8:9).

21. ¿Cómo logrará el Reino que se haga la voluntad de Dios en la Tierra?

 21 Después de Armagedón, el Reino logrará que se haga la voluntad de Dios en la Tierra. Por ejemplo, Satanás y sus demonios serán encerrados (Revelación 20:1-3). Con el tiempo, nadie se enfermará ni morirá. Gracias al rescate, todos los humanos obedientes podrán vivir para siempre en el Paraíso (Revelación 22:1-3; vea la nota 21). Además, el Reino hará que el nombre de Dios sea santificado o limpiado. ¿Qué significa esto? Que, cuando el Reino gobierne la Tierra, todos los humanos respetarán el nombre de Dios.

¿CUÁNDO EMPEZÓ A GOBERNAR JESÚS?

22. ¿Cómo sabemos que Jesús no empezó a gobernar ni cuando estuvo en la Tierra ni tan pronto como regresó al cielo?

22 Cuando Jesús estuvo en la Tierra, les enseñó a sus discípulos a pedir en oración: “Venga tu reino”. Eso quiere decir que el Reino todavía no había venido. Antes, Jehová tenía que establecer ese gobierno y nombrar Rey a Jesús. ¿Lo nombró Rey tan pronto como Jesús regresó al cielo? No. Jesús tendría que esperar. Poco después de que Jesús resucitó, los apóstoles  Pedro y Pablo aclararon esta idea. Ellos explicaron que la profecía de Salmo 110:1 se cumplía en Jesús. En esta profecía, Jehová había dicho: “Siéntate a mi diestra, hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies” (Hechos 2:32-35; Hebreos 10:12, 13). Esto significa que Jesús tendría que esperar hasta que Jehová lo nombrara Rey.

El Reino conseguirá que se haga la voluntad de Dios en la Tierra.

23. a) ¿Cuándo empezó a gobernar Jesús como Rey del Reino de Dios? b) ¿Qué veremos en el próximo capítulo?

23 ¿Cuándo empezó a gobernar Jesús? En 1914. Muchos años antes, un grupo de cristianos sinceros entendió que el año 1914 sería importante en las profecías bíblicas. Lo que ha pasado en el mundo desde 1914 demuestra que aquellos cristianos tenían razón: Jesús empezó a reinar en ese año (Salmo 110:2; vea la nota 22). Poco después, Satanás fue echado a la Tierra, y ahora le queda “un corto espacio de tiempo” (Revelación 12:12). En el próximo capítulo veremos más pruebas que demuestran que estamos viviendo en este “corto espacio de tiempo”. También aprenderemos que el Reino muy pronto logrará que se haga la voluntad de Dios en la Tierra.