EN 1956, los hermanos de Freetown proyectaron la película La Sociedad del Nuevo Mundo en acción.

“Alquilamos la sala más grande de Freetown y repartimos 1.000 invitaciones —informaron—. Nos preguntábamos cuántos asistirían. Media hora antes de que comenzara la película, solo había 25 personas; en los siguientes quince minutos llegaron 100 más, y al poco rato ya se habían llenado los 500 asientos. Cien personas más se quedaron de pie y otras 500 se quedaron fuera. Cuando les preguntamos si estarían dispuestas a esperar a una segunda función, dijeron que sí, y eso que estaba lloviendo.”

A lo largo de los años, más de 80.000 personas en Sierra Leona vieron esta y otras películas que hicieron historia.