POR QUÉ ES IMPORTANTE. Muchas personas que se interesan en el mensaje del Reino están buscando la verdad acerca de Dios (Isa 55:6). Para enseñarles de manera progresiva, tenemos que volver vez tras vez. Las personas se enfrentan a diferentes problemas, por lo que nuestra forma de cultivar el interés también debe variar. Sin embargo, seremos más eficientes si nos preparamos bien y tenemos claro qué queremos lograr en cada visita, con el objetivo final de empezar un curso bíblico.

CÓMO HACERLO:

  • Esfuércese por volver pronto, quizás a los pocos días (Mt 13:19).

  • Sea amigable y respetuoso. Intente estar tranquilo.

  • Empiece con un saludo amigable. Diríjase a la persona por su nombre. Mencione por qué ha vuelto: para contestar una pregunta, traerle la última revista, hablarle de nuestro sitio web, enseñarle un video o demostrarle cómo son nuestros cursos bíblicos. Si la persona le expresa su interés en otro tema, adapte lo que pensaba decirle (Flp 2:4).

  • Riegue la semilla de la verdad que ha plantado en su corazón con un texto bíblico o con alguna publicación (1Co 3:6). Trate de establecer una buena relación con la persona.

  • Prepare el terreno para volver.