Carta de Santiago 5:1-20

  • Advertencia para los ricos (1-6)

  • Dios bendice la paciencia y el aguante (7-11)

  • Cuando digan “sí”, que sea sí (12)

  • La oración hecha con fe tiene mucho efecto (13-18)

  • Se debe ayudar a volver a los pecadores (19, 20)

5  Ahora escuchen ustedes, los ricos; lloren y laméntense por las desgracias que se les vienen encima.+  Sus riquezas se han podrido y su ropa está comida por la polilla.+  Su oro y su plata se han oxidado, y este óxido* dará testimonio en contra de ustedes y se comerá su carne. Lo que ustedes han acumulado será como un fuego en los últimos días.+  Miren, la paga que les han retenido a los trabajadores que cosecharon sus campos sigue gritando, y los gritos por ayuda de los cosechadores han llegado a oídos de Jehová* de los ejércitos.+  En la tierra ustedes han llevado una vida de lujos y se han entregado a los placeres. Han engordado su corazón para el día de la matanza.+  Han condenado y asesinado al justo. ¿Acaso no se les opone él?  Por lo tanto, hermanos, tengan paciencia hasta la presencia del Señor.+ Miren, el agricultor continúa esperando con paciencia el valioso fruto de la tierra hasta que llegan las lluvias tempranas y las lluvias tardías.+  Tengan paciencia+ ustedes también; hagan firme su corazón, porque la presencia del Señor se ha acercado.+  No se quejen* unos de otros, hermanos, para que no sean juzgados.+ Miren, el Juez está a las puertas. 10  Hermanos, tomen como ejemplo de aguantar sufrimientos+ y tener paciencia+ a los profetas que hablaron en el nombre de Jehová.*+ 11  Miren, consideramos felices* a los que han aguantado.*+ Ustedes han oído del aguante de Job+ y han visto lo que al final Jehová* hizo por él,+ así que saben que Jehová* es muy cariñoso* y misericordioso.+ 12  Hermanos míos, ante todo, dejen de jurar por el cielo o por la tierra y dejen de hacer cualquier otro juramento. Más bien, cuando digan “sí”, que sea sí, y, cuando digan “no”, que sea no,+ para que no se expongan a ser juzgados. 13  ¿Hay alguien entre ustedes que esté sufriendo? Que siga orando.+ ¿Hay alguien que esté alegre? Que cante salmos.+ 14  ¿Hay alguien enfermo entre ustedes? Que llame a los ancianos+ de la congregación y que ellos oren por él, aplicándole aceite+ en el nombre de Jehová.* 15  Y la oración hecha con fe hará que el enfermo* se recupere, y Jehová* lo levantará. Además, si él ha cometido algún pecado, será perdonado. 16  Por lo tanto, confiésense abiertamente los pecados+ unos a otros y oren unos por otros, para que así sean sanados. El ruego del hombre justo tiene un efecto poderoso.*+ 17  Elías era un hombre que tenía los mismos sentimientos que nosotros y, sin embargo, cuando oró con fervor para que no lloviera, no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.+ 18  Entonces oró otra vez, y el cielo trajo lluvia y la tierra produjo fruto.+ 19  Hermanos míos, si alguno de ustedes es desviado de la verdad y otro lo hace volver, 20  sepan que cualquiera que hace volver a un pecador de su mal camino+ lo salvará* de la muerte y cubrirá una multitud de pecados.+

Notas

O “moho”.
O “No se lamenten”, “No refunfuñen”. Lit. “No exhalen suspiros”.
O “benditos”.
O “perseverado”.
O “muy compasivo”.
O quizás “cansado”.
Lit. “tiene mucha fuerza cuando está en acción”.
O “salvará su alma”.