Salmos 143:1-12

  • Sediento de Dios como una tierra reseca

    • “Reflexiono en la obra de tus manos” (5)

    • “Enséñame a hacer tu voluntad” (10)

    • “Tu espíritu es bueno; que me guíe” (10)

Salmo de David. 143  Oh, Jehová, oye mi oración;+escucha mi ruego por ayuda. Por tu fidelidad y tu justicia, respóndeme.   No entres en juicio con tu siervo,porque ningún ser vivo puede ser justo ante ti.+   Porque el enemigo me persigue;ha aplastado mi vida contra el suelo. Me ha obligado a vivir en la oscuridad como los que llevan mucho tiempo muertos.   Mi espíritu* está decayendo;+mi corazón está adormecido dentro de mí.+   Recuerdo tiempos pasados;medito en todo lo que has hecho;+con gran interés reflexiono en* la obra de tus manos.   Hacia ti extiendo mis manos;soy como una tierra reseca que tiene sed de ti.+ (Sélah).   Respóndeme pronto, oh, Jehová;+me he quedado sin fuerzas.*+ No apartes de mí tu mirada*+o seré como los que bajan al hoyo.*+   Por la mañana, hazme oír tu amor leal,porque confío en ti. Muéstrame el camino por el que debo andar,+porque yo acudo a ti.*   Rescátame de mis enemigos, oh, Jehová. Yo busco tu protección.+ 10  Enséñame a hacer tu voluntad,+porque tú eres mi Dios. Tu espíritu es bueno;que me guíe por terreno llano.* 11  Por tu nombre, oh, Jehová, consérvame con vida. En tu justicia, rescátame de la angustia.+ 12  En tu amor leal, acaba con* mis enemigos;+destruye a todos los que me acosan,+porque yo soy tu siervo.+

Notas

O “fuerza”.
O “estudio”.
Lit. “espíritu”.
Lit. “No ocultes tu rostro de mí”.
O “a la tumba”.
O “alzo mi alma hacia ti”.
O “en la tierra de la rectitud”.
Lit. “silencia a”.