Carta a los Romanos 11:1-36

  • No se rechaza a todo Israel (1-16)

  • Comparación del olivo (17-32)

  • La profundidad de la sabiduría de Dios (33-36)

11  Así pues, yo pregunto: ¿es que Dios rechazó a su pueblo?+ ¡Claro que no! Pues yo también soy israelita, de la descendencia de Abrahán, de la tribu de Benjamín.  Dios no rechazó a su pueblo, al que dirigió su atención* primero.+ ¿No saben lo que dice cierto pasaje de las Escrituras sobre Elías cuando se queja de Israel a Dios?  “Jehová,* han matado a tus profetas y han demolido tus altares; solo quedo yo y ahora tratan de quitarme la vida* a mí”.+  Sin embargo, ¿cuál fue la declaración divina? “Todavía me quedan 7.000 hombres que no se han arrodillado ante Baal”.+  Del mismo modo, también en este tiempo hay un resto+ escogido por bondad inmerecida.  Ahora bien, si son escogidos por bondad inmerecida,+ ya no es por obras.+ De lo contrario, la bondad inmerecida ya no sería bondad inmerecida.  Entonces, ¿qué? Israel no consiguió lo que sigue buscando con tanto empeño, mientras que los escogidos sí lo consiguieron.+ Los demás se hicieron insensibles,+  tal como está escrito: “Hasta el mismo día de hoy, Dios les ha dado un espíritu de sueño profundo,+ ojos que no ven y oídos que no oyen”.+  David también dice: “Que su mesa se convierta en un lazo, una trampa, un obstáculo* y un castigo para ellos. 10  Que sus ojos se nublen para que no vean. Y haz que siempre tengan que doblar sus espaldas”.+ 11  Por lo tanto, yo pregunto: ¿es que ellos tropezaron y cayeron sin posibilidad de recuperarse? ¡Claro que no! Pero, debido a su paso en falso, gente de las naciones puede salvarse, y esto es para provocar sus celos.+ 12  Ahora bien, si su paso en falso enriquece al mundo y su disminución enriquece a gente de las naciones,+ ¡cuántas más riquezas habrá cuando su número esté completo! 13  Ahora les hablo a ustedes, los que son gente de las naciones. En vista de que soy apóstol a las naciones,+ le doy gloria a* mi ministerio+ 14  para ver si de algún modo puedo provocar los celos de mi propio pueblo* y salvar a algunos de ellos. 15  Porque, si rechazarlos+ a ellos supone una reconciliación para el mundo, ¿qué supondrá aceptarlos? ¿No supondrá que pasen de la muerte a la vida? 16  Además, si la parte de la masa que se toma como primicias es santa, también lo es toda la masa. Y, si la raíz es santa, también lo son las ramas. 17  Sin embargo, si algunas ramas fueron arrancadas y tú que eres un olivo silvestre fuiste injertado entre las otras y participas de la rica raíz del olivo, 18  no trates con arrogancia a* las ramas. Y, si las tratas con arrogancia,*+ recuerda que tú no sostienes a la raíz, sino que la raíz te sostiene a ti. 19  Entonces dirás: “Algunas ramas fueron arrancadas para que yo fuera injertado”.+ 20  ¡Es cierto! Ellas fueron arrancadas por su falta de fe,+ pero tú estás de pie por la fe.+ En vez de ser arrogante, teme. 21  Porque, si Dios no perdonó a las ramas naturales, tampoco te perdonará a ti. 22  Así que piensa en la bondad+ y en la severidad de Dios. Él es severo con los que cayeron,+ pero es bondadoso contigo, siempre y cuando permanezcas en su bondad. Si no, tú también serás cortado. 23  Y ellos también, si abandonan su falta de fe, serán injertados,+ pues Dios puede injertarlos de nuevo. 24  Porque, si tú fuiste cortado de un olivo que es silvestre por naturaleza y fuiste injertado contrario a lo que es natural en un olivo cultivado, ¡con mucha más razón serán injertadas las ramas naturales en su propio olivo! 25  Hermanos, no quiero que desconozcan este secreto sagrado+ a fin de que no se vuelvan sabios a sus propios ojos: parte de Israel ha quedado insensible hasta que entre el número completo de gente de las naciones, 26  y así todo Israel+ será salvado. Tal como está escrito: “El libertador* saldrá de Sion+ y apartará de Jacob las prácticas irreverentes. 27  Y este es mi pacto con ellos+ cuando elimine sus pecados”.+ 28  Cierto, en lo relacionado con las buenas noticias, ellos son enemigos para beneficio de ustedes; pero, en lo relacionado con la elección de Dios, ellos son amados a causa de sus antepasados.+ 29  Porque Dios no se arrepentirá de* sus regalos ni de su llamada. 30  Ustedes fueron en un tiempo desobedientes a Dios,+ pero ahora se les ha mostrado misericordia+ debido a la desobediencia de ellos.+ 31  De igual modo, ellos ahora han sido desobedientes y, como resultado, se les ha mostrado misericordia a ustedes, a fin de que a ellos también ahora se les pueda mostrar misericordia. 32  Porque Dios hizo que todos fueran prisioneros de la desobediencia+ para poder mostrarles misericordia a todos.+ 33  ¡Oh, qué profundas son las riquezas, la sabiduría y el conocimiento de Dios! ¡Qué inexplicables son sus juicios e inexplorables sus caminos! 34  Porque “¿quién ha llegado a conocer la mente de Jehová?* ¿O quién se ha convertido en su consejero?”.+ 35  O “¿quién le ha dado algo a Dios primero para que él tenga que darle algo a cambio?”.+ 36  Porque todas las cosas vienen de él y son por él y para él. A él vaya la gloria para siempre. Amén.

Notas

O “reconoció”.
O “el alma”.
O “tropiezo”.
O “engrandezco”.
Lit. “mi carne”.
O “no presumas a costa de”.
O “presumes a costa de ellas”.
O “salvador”.
O “sentirá pesar por”.