Las Buenas Noticias según Mateo 24:1-51

  • LA SEÑAL DE LA PRESENCIA DE CRISTO (1-51)

    • Guerras, hambre y terremotos (7)

    • Se predicarán las buenas noticias (14)

    • La gran tribulación (21, 22)

    • La señal del Hijo del Hombre (30)

    • La higuera (32-34)

    • “Como eran los días de Noé” (37-39)

    • “Estén siempre vigilantes” (42-44)

    • Esclavo fiel y esclavo malo (45-51)

24  Cuando Jesús iba saliendo del templo, sus discípulos se le acercaron y le señalaron los edificios del templo.  Entonces, él les dijo: “¿Ven todas estas cosas? Les aseguro que de ninguna manera va a quedar aquí piedra sobre piedra. Todo será demolido”.+  Mientras él estaba sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron en privado y le preguntaron: “Dinos, ¿cuándo pasarán esas cosas, y qué señal habrá de tu presencia*+ y de la conclusión* del sistema?”.*+  Jesús les contestó: “Tengan cuidado. Que nadie los engañe,*+  porque van a venir muchos usando mi nombre y diciendo ‘Yo soy el Cristo’, y engañarán a mucha gente.+  Ustedes oirán de guerras y noticias de guerras. Cuidado, no se alarmen, porque estas cosas tienen que suceder, pero todavía no es el fin.+  ”Porque peleará* nación contra nación y reino contra reino,+ y habrá hambre+ y terremotos en un lugar tras otro.+  Todo esto es el principio de grandes sufrimientos.*  ”Entonces los perseguirán*+ y los matarán,+ y todas las naciones los odiarán por causa de mi nombre.+ 10  Y entonces muchos perderán la fe,* se traicionarán unos a otros y se odiarán unos a otros. 11  Aparecerán muchos falsos profetas que engañarán a mucha gente+ 12  y, al aumentar la maldad,* se enfriará el amor de la mayoría. 13  Pero el que aguante* hasta el fin será salvado.+ 14  Y las buenas noticias del Reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones,+ y entonces vendrá el fin. 15  ”Por lo tanto, cuando vean la cosa repugnante y devastadora, de la que habló el profeta Daniel, de pie en un lugar santo+ (que el lector* tenga discernimiento), 16  entonces los que estén en Judea, que huyan a las montañas.+ 17  El que esté en la azotea,* que no baje a su casa a sacar sus cosas, 18  y el que esté en el campo, que no vuelva a buscar su manto.* 19  ¡Ay de las mujeres que estén embarazadas o amamantando en esos días! 20  Oren vez tras vez para que no tengan que huir en invierno o en sábado. 21  Porque entonces habrá una gran tribulación.*+ Desde el principio del mundo hasta ahora, no ha habido una tribulación igual, y nunca más la habrá.+ 22  De hecho, si ese tiempo no se acortara, nadie* se salvaría; pero por causa de los escogidos ese tiempo será acortado.+ 23  ”Entonces, si alguien les dice ‘¡Miren, el Cristo está aquí!’+ o ‘¡Está allá!’, no lo crean.+ 24  Porque se presentarán falsos cristos y falsos profetas,+ y harán grandes milagros* y cosas impresionantes* para engañar,+ de ser posible, hasta a los escogidos. 25  Miren que los he avisado de antemano. 26  Por eso, si les dicen ‘¡Miren, está en el desierto!’, no vayan; si les dicen ‘¡Miren, está en las habitaciones de la casa!’, no lo crean.+ 27  Porque, así como el relámpago sale del este y resplandece hasta el oeste, así será la presencia* del Hijo del Hombre.+ 28  Donde esté el cadáver, ahí se juntarán las águilas.+ 29  ”Inmediatamente después de la tribulación de esos días, el sol se oscurecerá,+ la luna no dará su luz, las estrellas caerán del cielo y los poderes de los cielos serán sacudidos.+ 30  Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre y todos los pueblos* de la tierra se golpearán el pecho de dolor+ y verán al Hijo del Hombre+ viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.+ 31  Y él enviará a sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a sus escogidos desde los cuatro vientos,* desde un extremo de los cielos hasta el otro.+ 32  ”Aprendan de esta comparación con* la higuera. En cuanto su rama nueva se pone tierna y echa hojas, ustedes saben que el verano está cerca.+ 33  Lo mismo ustedes, cuando vean todas estas cosas, sepan que él* está cerca, a las puertas.+ 34  Les aseguro que esta generación de ningún modo desaparecerá hasta que sucedan todas estas cosas. 35  El cielo y la tierra desaparecerán, pero mis palabras no desaparecerán jamás.+ 36  ”Ahora bien, el día y la hora no los sabe nadie,+ ni los ángeles de los cielos ni el Hijo; solo el Padre.+ 37  Porque, tal como eran los días de Noé,+ así será la presencia* del Hijo del Hombre.+ 38  Porque en aquellos días antes del Diluvio la gente comía y bebía, los hombres se casaban y a las mujeres las entregaban en matrimonio... hasta el día en que Noé entró en el arca;+ 39  y no hicieron caso hasta que vino el Diluvio y los barrió a todos.+ Así será en la presencia del Hijo del Hombre. 40  Entonces dos hombres estarán en el campo: uno será llevado y el otro será abandonado. 41  Dos mujeres estarán moliendo con el molino de mano: una será llevada y la otra será abandonada.+ 42  Así que estén siempre vigilantes, porque no saben en qué día viene su Señor.+ 43  ”Tengan en cuenta una cosa: si el dueño de una casa supiera en qué momento de la noche* va a venir el ladrón,+ se quedaría despierto y no permitiría que se metiera en su casa.+ 44  Por eso ustedes también estén preparados,+ porque el Hijo del Hombre viene a la hora en que menos se lo esperan. 45  ”¿Quién es en realidad el esclavo fiel y prudente* a quien su amo puso a cargo de los sirvientes de la casa* para darles su alimento al tiempo debido?+ 46  ¡Feliz ese esclavo si su amo, cuando venga, lo encuentra haciendo eso!+ 47  Les aseguro que lo pondrá a cargo de todos sus bienes. 48  ”Pero, si ese esclavo resulta ser malo y* alguna vez dice en su corazón ‘Mi amo está tardando’+ 49  y se pone a golpear a sus compañeros y a comer y beber con los borrachos empedernidos, 50  el amo de ese esclavo vendrá un día en que él no lo espera y a una hora que él no sabe,+ 51  y le dará el peor de los castigos y lo pondrá con los hipócritas. Ahí es donde llorará y apretará los dientes.*+

Notas

O “parte final”.
O “de esta era”. Ver glosario, sistema.
O “desvíe”, “extravíe”.
Lit. “se levantará”.
Lit. “de dolores de parto”.
Lit. “los entregarán a tribulación”.
O “sufrirán tropiezo”.
Lit. “la violación de la ley”, es decir, el desprecio por las leyes de Dios.
O “el que haya aguantado (perseverado)”.
Es decir, el lector de la profecía de Daniel.
O “terraza”.
O “prenda de vestir exterior”.
O “gran angustia”.
Lit. “ninguna carne”.
Lit. “señales”.
O “prodigios”.
Lit. “todas las tribus”.
Es decir, los cuatro puntos cardinales.
O “parábola de”, “ilustración de”.
Es decir, el Hijo del Hombre.
Lit. “qué vigilia”.
O “sensato”, “sabio”, “discreto”.
O “sus domésticos”.
O “si ese esclavo malo”.
Un gesto de rabia y desesperación.