Carta de Judas 1:1-25

  • Saludo (1, 2)

  • Condena segura para los falsos maestros (3-16)

    • Discusión entre Miguel y el Diablo (9)

    • Profecía de Enoc (14, 15)

  • “Mantenerse en el amor de Dios” (17-23)

  • Gloria a Dios (24, 25)

 De Judas, esclavo de Jesucristo y hermano de Santiago,+ a los llamados+ que son amados por Dios el Padre y que han sido guardados para Jesucristo:+  Que ustedes reciban cada vez más misericordia, paz y amor.  Amados, estaba haciendo todo lo posible por escribirles acerca de la salvación que tenemos en común.+ Pero me pareció necesario escribirles para rogarles que luchen con todas sus fuerzas por la fe+ que, una vez y para siempre, les fue entregada a los santos.  La razón es que entre ustedes se han metido disimuladamente algunos hombres que hace mucho tiempo fueron señalados por las Escrituras para su condena.* Son hombres irreverentes, que convierten la bondad inmerecida de nuestro Dios en una excusa para su conducta descarada*+ y que son desleales a nuestro único dueño* y Señor, Jesucristo.+  Aunque ustedes ya lo saben perfectamente, quiero recordarles que Jehová* salvó a un pueblo de la tierra de Egipto,+ pero después destruyó a los que no mostraron fe.+  Y a los ángeles que no mantuvieron su posición original, sino que abandonaron el lugar donde les correspondía vivir,+ los ha reservado con cadenas eternas en profunda oscuridad para el juicio del gran día.+  Igualmente, Sodoma y Gomorra y las ciudades de alrededor se entregaron a la inmoralidad sexual* grave y buscaron satisfacer deseos carnales contrarios a la naturaleza.+ Al haber sufrido el castigo judicial de fuego eterno, están puestas delante de nosotros como un ejemplo que sirve de advertencia.+  A pesar de esto, esos hombres también están entregándose a sueños, contaminando la carne,* despreciando la autoridad y hablando de manera ofensiva de los gloriosos.+  Ahora bien, cuando Miguel+ el arcángel+ tuvo un desacuerdo con el Diablo y discutía acerca del cuerpo de Moisés,+ no se atrevió a condenarlo* con palabras ofensivas,+ sino que dijo: “Que Jehová* te reprenda”.+ 10  Pero esos hombres hablan de manera ofensiva de todas las cosas que en realidad no entienden.+ Y, en todas las cosas que sí entienden por instinto, como animales irracionales,+ siguen corrompiéndose. 11  ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Caín;+ buscando una recompensa, se han lanzado al comportamiento equivocado de Balaam+ y han sido destruidos por hablar con rebeldía+ como Coré.*+ 12  Esos hombres son rocas escondidas bajo el agua mientras comen con ustedes en sus banquetes de hermandad;*+ son pastores que se alimentan a sí mismos sin ningún temor;+ nubes sin agua llevadas de acá para allá por el viento;+ árboles sin fruto a finales de otoño, doblemente* muertos y arrancados de raíz; 13  olas bravas del mar, que arrojan la espuma de su propia vergüenza;+ estrellas sin rumbo fijo, para las que está reservada para siempre la más tenebrosa oscuridad.+ 14  Enoc,+ el séptimo hombre en la línea familiar de Adán, también profetizó sobre ellos cuando dijo: “¡Miren! Jehová* vino con sus santas miríadas*+ 15  para juzgar a todos+ y para demostrar que todos los irreverentes eran culpables de todos los actos irreverentes que realizaron con irreverencia y de todas las cosas insolentes que estos pecadores irreverentes dijeron contra él”.+ 16  Estos hombres son unos quejumbrosos+ que andan lamentándose de su suerte en la vida y viven según sus propios deseos.+ De su boca salen palabras llenas de arrogancia, a la vez que adulan a otros* para sacar provecho personal.+ 17  Pero ustedes, amados, recuerden las palabras declaradas anteriormente* por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. 18  Ellos a menudo les decían: “En los últimos días* habrá burlones que actuarán según sus propios deseos irreverentes”.+ 19  Estos son los que causan divisiones;+ son hombres que actúan como animales,* que no tienen espiritualidad.* 20  Pero ustedes, amados, edifíquense sobre su santísima fe y oren con espíritu santo+ 21  para mantenerse en el amor de Dios,+ mientras esperan la misericordia de nuestro Señor Jesucristo con miras a la vida eterna.+ 22  Además, sigan teniéndoles misericordia+ a algunos que tienen dudas;+ 23  sálvenlos+ arrebatándolos del fuego. A otros sigan teniéndoles misericordia, pero con temor,* odiando hasta la ropa que ha sido manchada por la carne.*+ 24  Ahora, al que puede protegerlos de caer en el pecado* y hacer que estén de pie, sin defecto+ y con gran alegría,* delante de su gloria,* 25  al único Dios, nuestro Salvador, mediante Jesucristo nuestro Señor, vayan la gloria, la majestad, el poder y la autoridad por toda la eternidad: antes, ahora y por siempre. Amén.

Notas

O “este juicio”.
O “conducta desvergonzada”. En griego, asélgueia. Ver glosario.
O “amo”.
O “su cuerpo y el de otros”.
O “dictar juicio contra él”.
Lit. “en el habla rebelde de Coré”.
O “fiestas de amor”, “ágapes”.
O “completamente”.
O “decenas de miles”.
O “admiran personalidades”.
O “las cosas predichas”.
Lit. “En el último tiempo”.
O “son hombres físicos”.
Lit. “el espíritu”.
O “precaución”.
O “de tropezar”. Lit. “de dar un traspié”.
O “gozo”.
O “en su gloriosa presencia”.