Apocalipsis 21:1-27

  • Un nuevo cielo y una nueva tierra (1-8)

    • La muerte ya no existirá (4)

    • “Estoy haciendo nuevas todas las cosas” (5)

  • Descripción de la Nueva Jerusalén (9-27)

21  Entonces vi un nuevo cielo y una nueva tierra;+ porque el cielo anterior y la tierra anterior habían desaparecido,+ y el mar+ ya no existe.  También vi la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, bajando del cielo, desde donde está Dios.+ Y estaba preparada como una novia arreglada para su esposo.+  Luego oí una voz fuerte que salía del trono y decía: “¡Mira! La tienda* de Dios está con la humanidad. Él residirá con ellos y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos.+  Y les secará toda lágrima de sus ojos,+ y la muerte ya no existirá,+ ni habrá más tristeza* ni llanto ni dolor.+ Las cosas anteriores han desaparecido”.  El que estaba sentado en el trono+ dijo: “¡Mira! Estoy haciendo nuevas todas las cosas”.+ También dijo: “Escribe estas palabras, porque son fieles* y verdaderas”.  Y me dijo: “¡Ya se han hecho realidad! Yo soy el Alfa y el Omega,* el principio y el fin.+ A todo el que tenga sed le daré de beber gratis del manantial* del agua de la vida.+  Todo el que venza heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.  Pero a los cobardes, a los que no tienen fe,+ a los que son sucios y repugnantes, a los asesinos,+ a los que son sexualmente inmorales,*+ a los que practican el espiritismo,* a los idólatras y a todos los mentirosos+ les espera* el lago que arde con fuego y azufre,+ que representa la muerte segunda”.+  Uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones llenos de las siete últimas plagas+ vino y me dijo: “Ven, que te voy a mostrar a la novia, la esposa del Cordero”.+ 10  Así que, por medio del espíritu, me llevó a una montaña grande y alta, y me mostró la santa ciudad de Jerusalén, que bajaba del cielo, desde donde está Dios,+ 11  y que tenía la gloria de Dios.+ Su brillo era como el de una piedra preciosísima, como jaspe con destellos cristalinos.+ 12  Tenía una muralla grande y alta, y 12 puertas con 12 ángeles en las puertas, y los nombres de las 12 tribus de los hijos de Israel estaban escritos en las puertas. 13  Al este había tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas y al oeste tres puertas.+ 14  Además, la muralla de la ciudad tenía por fundamentos 12 piedras, y en ellas estaban los 12 nombres de los 12 apóstoles+ del Cordero. 15  El que hablaba conmigo tenía un instrumento de medir, una caña de oro, para medir la ciudad, las puertas y la muralla.+ 16  El trazado de la ciudad era cuadrado, medía lo mismo de ancho que de largo. Él midió la ciudad con la caña: 12.000 estadios;* su longitud, anchura y altura eran iguales. 17  También midió la muralla: 144 codos,* según la medida de hombre, que es a la vez la medida de ángel. 18  La muralla era de jaspe+ y la ciudad de oro puro, cristalino como el vidrio. 19  Los fundamentos de la muralla de la ciudad estaban adornados con toda clase de piedras preciosas: el primer fundamento era jaspe, el segundo zafiro, el tercero calcedonia, el cuarto esmeralda, 20  el quinto sardónica, el sexto sardio, el séptimo crisólito, el octavo berilo, el noveno topacio, el décimo crisoprasa, el undécimo jacinto y el duodécimo amatista. 21  Además, las 12 puertas eran 12 perlas; cada una de las puertas estaba hecha de una sola perla. Y la calle principal de la ciudad era de oro puro, transparente como el vidrio. 22  No vi ningún templo en ella, porque Jehová* Dios, el Todopoderoso,+ es su templo, así como lo es el Cordero. 23  La ciudad no necesita que el sol o la luna brillen sobre ella, porque la gloria de Dios la ilumina+ y su lámpara es el Cordero.+ 24  Las naciones caminarán gracias a su luz,+ y los reyes de la tierra llevarán a ella su propia gloria. 25  Sus puertas no se cerrarán en todo el día, porque allí no habrá noche.+ 26  Y llevarán a ella la gloria y el honor de las naciones.+ 27  Pero nada que esté contaminado ni nadie que haga algo repugnante y engañoso entrará jamás en ella.+ Solo entrarán los que estén inscritos en el rollo de la vida del Cordero.+

Notas

O “carpa”.
O “duelo”.
O “confiables”.
O “la A y la Z”. Alfa y omega son, respectivamente, la primera y la última letra del alfabeto griego.
O “de la fuente”.
Ver glosario, inmoralidad sexual.
O “el ocultismo”, “la hechicería”.
O “su parte será en”.
Unos 2.220 km (1.379 mi). Un estadio equivalía a 185 m (606,95 ft). Ver apén. B14.
Unos 64 m (210 ft). Ver apén. B14.