Jeremías 36:1-32

  • Jeremías dicta un rollo (1-7)

  • Baruc lee el rollo en voz alta (8-19)

  • Jehoiaquim quema el rollo (20-26)

  • Se vuelve a escribir el mensaje en un rollo nuevo (27-32)

36  En el cuarto año de Jehoiaquim+ hijo de Josías —el rey de Judá—, Jeremías recibió estas palabras de parte de Jehová:  “Toma un rollo* y escribe en él todas las palabras que te he dicho contra Israel, Judá+ y todas las naciones+ desde el primer día en que te hablé en los días de Josías hasta hoy.+  Cuando los de la casa de Judá escuchen toda la calamidad que tengo pensado mandarles, quizás dejen su mal camino y así pueda perdonarles su error y su pecado”.+  Jeremías entonces llamó a Baruc+ hijo de Nerías y le dictó todas las palabras que Jehová le había dicho, y Baruc las escribió en el rollo.*+  Entonces Jeremías le ordenó a Baruc: “Yo tengo prohibido entrar en la casa de Jehová,  así que tienes que entrar tú y leer del rollo en voz alta las palabras de Jehová que te dicté. Léelas a oídos del pueblo en la casa de Jehová en un día de ayuno; así se las leerás a toda la gente de Judá que viene de sus ciudades.  Quizás su súplica llegue a Jehová y cada uno deje su mal camino, porque grande es la ira y la furia que Jehová ha expresado contra este pueblo”.  Así que Baruc hijo de Nerías hizo todo lo que le había mandado el profeta Jeremías; leyó en voz alta en la casa de Jehová las palabras de Jehová que estaban en el rollo.*+  En el quinto año de Jehoiaquim+ hijo de Josías —el rey de Judá—, en el noveno mes, toda la gente de Jerusalén y toda la gente que llegó de las ciudades de Judá a Jerusalén recibieron la orden de hacer un ayuno delante de Jehová.+ 10  Baruc entonces leyó en voz alta en la casa de Jehová las palabras de Jeremías que estaban en el rollo.* Las leyó a oídos de todo el pueblo en el cuarto* de Guemarías+ hijo del copista* Safán,+ en el patio superior, a la entrada de la puerta nueva de la casa de Jehová.+ 11  Cuando Micaya, hijo de Guemarías, hijo de Safán, oyó todas las palabras de Jehová que estaban en el rollo,* 12  bajó a la casa* del rey, al cuarto del secretario. Todos los príncipes* estaban allí sentados: el secretario Elisamá,+ Delayá hijo de Semaya, Elnatán+ hijo de Acbor,+ Guemarías hijo de Safán, Sedequías hijo de Hananías, y todos los demás príncipes. 13  Micaya les dijo todas las palabras que había oído cuando Baruc leyó el rollo* a oídos del pueblo. 14  Entonces todos los príncipes mandaron a Jehudí, hijo de Netanías, hijo de Selemías, hijo de Cusí, para que le dijera a Baruc: “Ven y trae el rollo que leíste a oídos del pueblo”. Y Baruc hijo de Nerías agarró el rollo y fue adonde estaban ellos. 15  Ellos le dijeron: “Siéntate, por favor, y léenoslo a nosotros”. Entonces Baruc se lo leyó. 16  En cuanto oyeron todas las palabras, se miraron asustados unos a otros y le dijeron a Baruc: “Sin falta tenemos que decirle al rey todas estas palabras”. 17  Le preguntaron a Baruc: “Por favor, dinos cómo escribiste todas estas palabras. ¿Te las dictó él?”. 18  Baruc les contestó: “Él me dictó todas estas palabras, y yo las escribí con tinta en este rollo”.* 19  Los príncipes le dijeron a Baruc: “Vayan y escóndanse, tú y Jeremías; que nadie sepa dónde están”.+ 20  Entonces fueron a ver al rey, en el patio. Guardaron el rollo en el cuarto del secretario Elisamá y le dijeron al rey todo lo que habían oído. 21  Y el rey mandó a Jehudí+ a traer el rollo. Jehudí lo trajo del cuarto del secretario Elisamá, y lo empezó a leer a oídos del rey y de todos los príncipes que estaban de pie junto al rey. 22  Era el noveno mes* y el rey estaba sentado en la casa de invierno, frente al fuego de un brasero. 23  Cada vez que Jehudí terminaba de leer tres o cuatro columnas, el rey cortaba ese pedazo con un cuchillo de secretario y lo echaba al fuego que ardía en el brasero, y así hasta que el rollo entero terminó en el fuego del brasero. 24  Y ni el rey ni ninguno de los siervos de él que oyeron todas esas palabras sintieron ningún miedo ni se rasgaron la ropa. 25  Aunque Elnatán,+ Delayá+ y Guemarías+ le rogaron al rey que no quemara el rollo, él no les hizo caso. 26  Es más, el rey les ordenó a Jerahmeel —el hijo del rey—, a Seraya hijo de Azriel y a Selemías hijo de Abdeel que capturaran al secretario Baruc y al profeta Jeremías, pero Jehová los mantuvo ocultos.+ 27  Después de que el rey quemó el rollo con las palabras que Jeremías le había dictado a Baruc, Jeremías volvió a recibir las palabras de Jehová:+ 28  “Consigue otro rollo y escribe en él las mismas palabras que había en el primer rollo, el que quemó el rey Jehoiaquim de Judá.+ 29  Y dirás lo siguiente contra el rey Jehoiaquim de Judá: ‘Esto es lo que dice Jehová: “Tú quemaste este rollo y dijiste: ‘¿Por qué escribiste en él que el rey de Babilonia sin falta vendrá, que destruirá este país y que lo dejará sin hombres ni animales?’.+ 30  Por lo tanto, esto es lo que dice Jehová contra el rey Jehoiaquim de Judá: ‘No tendrá a nadie que se siente en el trono de David,+ y su cadáver quedará expuesto al calor del día y a las heladas de la noche.+ 31  Le pediré cuentas por su error a él, a sus descendientes y a sus siervos. Tanto a ellos como a los habitantes de Jerusalén y a los hombres de Judá les mandaré toda la calamidad que anuncié contra ellos+ pero que no quisieron escuchar’”’”.+ 32  Entonces Jeremías consiguió otro rollo y se lo dio al secretario Baruc hijo de Nerías,+ quien escribió allí lo que Jeremías le iba dictando: todas las palabras del rollo* que el rey Jehoiaquim de Judá había quemado en el fuego.+ Y se le añadieron muchas otras palabras como esas.

Notas

Lit. “un rollo de un libro”.
Lit. “el rollo del libro”.
O “libro”.
O “libro”.
O “comedor”.
O “escriba”.
O “libro”.
O “al palacio”.
O “funcionarios de la corte”.
O “libro”.
O “libro”.
Que iba de mediados de noviembre a mediados de diciembre. Ver apén. B15.
O “libro”.