Segunda Carta a los Corintios 6:1-18

  • No usen mal la bondad de Dios (1, 2)

  • Descripción del ministerio de Pablo (3-13)

  • “No se pongan bajo un yugo desigual” (14-18)

6  Como colaboradores de él,+ nosotros también les suplicamos que no acepten la bondad inmerecida de Dios y luego pierdan de vista el objetivo de esta.+  Porque él dice: “Te oí en un tiempo favorable* y te ayudé en un día de salvación”.+ ¡Ahora es el tiempo especialmente favorable!* ¡Ahora es el día de salvación!  No estamos haciendo nada que haga tropezar a otros, para que nadie pueda encontrar defectos en nuestro ministerio.+  Más bien, nos recomendamos como ministros de Dios en todo lo que hacemos:+ aguantando muchas pruebas, sufrimientos, momentos de necesidad, dificultades,+  golpes, prisiones,+ revueltas, trabajos pesados, noches sin dormir, ocasiones sin comer;+  viviendo con pureza, comportándonos con conocimiento, siendo pacientes+ y bondadosos,+ dejándonos guiar por el espíritu santo, demostrando amor sin ser hipócritas,+  diciendo la verdad, confiando en el poder de Dios,+ sosteniendo las armas de la justicia+ con la derecha* y con la izquierda;*  cuando nos alaban o nos deshonran, cuando tenemos buena fama o mala fama. Nos ven como unos farsantes, aunque decimos la verdad;  como unos desconocidos, aunque se nos conoce bien; como si estuviéramos muriendo,* aunque estamos vivos;+ como si nos hubieran castigado,* aunque no hemos sido entregados a la muerte;+ 10  como si estuviéramos tristes, aunque siempre estamos felices; como si fuéramos pobres, aunque hacemos ricos a muchos; como si no tuviéramos nada, aunque lo tenemos todo.+ 11  Corintios, hemos abierto la boca para hablarles* y les hemos abierto de par en par nuestro corazón. 12  Nosotros no le hemos puesto límites a* nuestro cariño por ustedes,+ pero ustedes sí le han puesto límites a su tierno cariño por nosotros. 13  Así que —les hablo como si fueran mis hijos— correspondan a nuestro amor y también abran de par en par sus corazones.*+ 14  No se pongan bajo un yugo desigual* con los no creyentes.+ Porque ¿qué relación tienen la justicia y la maldad?*+ ¿O qué tienen en común la luz y la oscuridad?+ 15  Además, ¿qué armonía hay entre Cristo y Belial?*+ ¿O qué tienen en común* un creyente* y un no creyente?+ 16  ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?+ Porque nosotros somos el templo de un Dios vivo.+ Tal como dijo Dios: “Yo residiré entre ellos+ y andaré entre ellos, y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo”.+ 17  “Por eso sálganse de entre ellos y sepárense —dice Jehová—* y dejen de tocar la cosa impura”,+ “y yo los recibiré”.+ 18  “‘Y yo seré un padre para ustedes,+ y ustedes serán hijos e hijas para mí’,+ dice Jehová,* el Todopoderoso”.

Notas

O “acepto”.
O “acepto”.
Quizás para atacar.
Quizás para defenderse.
O “mereciéramos la muerte”.
O “disciplinado”.
O “les hemos hablado con franqueza”.
O “A nosotros no nos falta espacio para”.
O “también ensánchense”.
O “No se unan”.
Lit. “la violación de la ley”, es decir, el desprecio por las leyes de Dios.
Este nombre viene de una palabra hebrea que significa ‘inútil’. Es una referencia a Satanás.
O “qué pueden compartir”.
O “una persona fiel”.