Primera Carta a Timoteo 3:1-16

  • Requisitos para los superintendentes (1-7)

  • Requisitos para los siervos ministeriales (8-13)

  • El secreto sagrado de la devoción a Dios (14-16)

3  Esta declaración es digna de confianza: si un hombre está esforzándose por ser superintendente,+ desea una labor muy buena.  Por lo tanto, el superintendente debe ser irreprochable, esposo de una sola mujer y moderado en sus hábitos; debe tener buen juicio,*+ ser ordenado y hospitalario,+ y estar capacitado para enseñar.+  No debe ser borracho+ ni violento,* sino razonable.+ No debe ser conflictivo+ ni amar el dinero.+  Debe ser un hombre que dirija* bien a su familia y que tenga a sus hijos en sujeción a él con toda seriedad+  (porque, si un hombre no sabe dirigir* a su propia familia, ¿cómo cuidará de la congregación de Dios?).  No debe ser un hombre recién convertido,+ para que no se llene de orgullo y reciba la misma condena que recibió el Diablo.  Además, debe tener una buena reputación entre* la gente de afuera,+ para que no se le pueda reprochar nada* y no caiga en una trampa* del Diablo.  Igualmente, los siervos ministeriales deben ser serios; no deben ser de lengua doble* ni beber mucho vino ni codiciar ganancias deshonestas,+  sino que deben aferrarse al secreto sagrado de la fe con una conciencia limpia.+ 10  Además, que primero se ponga a prueba su capacidad;* entonces, al estar libres de acusación,+ que sirvan como ministros. 11  Las mujeres igualmente deben ser serias y no calumniadoras.+ Deben ser moderadas en sus hábitos y fieles en todas las cosas.+ 12  Que los siervos ministeriales sean esposos de una sola mujer y dirijan* bien a sus hijos y a sus propias familias. 13  Porque los hombres que realizan bien su servicio están consiguiendo una buena reputación y gran libertad* para hablar sobre la fe que está en Cristo Jesús. 14  Aunque espero ir a verte dentro de poco, te escribo estas cosas 15  para que, en caso de que tardara, sepas cómo debes comportarte como miembro de la familia de Dios,+ que es la congregación del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad. 16  Así es, no hay duda de que el secreto sagrado de esta devoción a Dios es grande: ‘Él fue manifestado en carne,+ fue declarado justo en espíritu,+ se les apareció a ángeles,+ se predicó acerca de él entre las naciones,+ en el mundo creyeron en él,+ fue recibido arriba en gloria’.

Notas

O “ser sensato”.
O “golpeador”.
O “presida”.
O “presidir”.
O “un excelente testimonio de”.
O “no sea desacreditado”.
O “un lazo”.
O “falsos al hablar”.
O “se compruebe si están capacitados”.
O “presidan”.
O “confianza”.