Primera Carta de Juan 4:1-21

  • Poner a prueba los mensajes inspirados (1-6)

  • Conocer y amar a Dios (7-21)

    • “Dios es amor” (8, 16)

    • “No hay temor en el amor” (18)

4  Amados, no se crean cualquier mensaje inspirado,*+ sino pongan a prueba los mensajes inspirados* para ver si provienen de Dios,+ ya que han aparecido muchos falsos profetas en el mundo.+  Así es como pueden saber si el mensaje inspirado es de Dios: todo mensaje inspirado que reconoce que Jesucristo vino como ser humano* proviene de Dios.+  Pero ningún mensaje inspirado que no reconoce a Jesús proviene de Dios.+ Ese es el mensaje inspirado del anticristo, el que ustedes oyeron que vendría+ y que ya está en el mundo.+  Hijitos, ustedes provienen de Dios y los han vencido a ellos*+ porque el que está en unión con ustedes+ es más grande que el que está en unión con el mundo.+  Ellos provienen del mundo;+ por eso hablan de las cosas que provienen del mundo y el mundo los escucha.+  Nosotros provenimos de Dios. El que llega a conocer a Dios nos escucha;+ el que no proviene de Dios no nos escucha.+ Así es como distinguimos entre el mensaje inspirado de la verdad y el mensaje inspirado del error.+  Amados, sigamos amándonos unos a otros,+ porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.+  El que no ama no ha llegado a conocer a Dios, porque Dios es amor.+  Así es como el amor de Dios fue revelado en nuestro caso: Dios envió a su Hijo unigénito+ al mundo para que consiguiéramos la vida por medio de él.+ 10  El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio de reconciliación*+ por nuestros pecados.+ 11  Amados, si Dios nos amó así a nosotros, entonces nosotros también tenemos la obligación de amarnos unos a otros.+ 12  A Dios nadie lo ha visto jamás.+ Si seguimos amándonos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor se hace perfecto* en nosotros.+ 13  Por esto sabemos que nos mantenemos en unión con él y que él se mantiene en unión con nosotros: porque él nos ha dado su espíritu. 14  Además, nosotros mismos hemos visto que el Padre envió a su Hijo como salvador del mundo y damos testimonio de eso.+ 15  Si alguien reconoce que Jesús es el Hijo de Dios,+ Dios se mantiene en unión con él y él se mantiene en unión con Dios.+ 16  Y nosotros hemos llegado a conocer el amor que Dios nos tiene y creemos en ese amor.+ Dios es amor,+ y el que permanece en el amor se mantiene en unión con Dios, y Dios se mantiene en unión con él.+ 17  Así es como el amor se ha hecho perfecto en nosotros para que en el día de juicio podamos hablar con confianza,*+ porque, tal como es él,* así también somos nosotros en este mundo. 18  No hay temor en el amor,+ sino que el amor perfecto echa fuera* el temor, porque el temor nos limita.* En realidad, el que tiene temor no ha sido hecho perfecto en el amor.+ 19  Nosotros amamos porque él nos amó primero.+ 20  Si alguien dice “Yo amo a Dios” pero odia a su hermano, es un mentiroso.+ Porque el que no ama a su hermano,+ a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve.+ 21  Recibimos de él este mandamiento: que el que ama a Dios ame también a su hermano.+

Notas

Lit. “todo espíritu”.
Lit. “los espíritus”.
Lit. “en la carne”.
Es decir, a los falsos profetas.
Ver 1Jn 2:2, nota.
Es decir, alcanza su máxima expresión.
O “tener libertad para hablar”, “tener confianza”.
Es decir, Jesucristo.
O “expulsa”.
O “restringe”.