Primera Carta a los Corintios 4:1-21

  • Los mayordomos deben ser fieles (1-5)

  • La humildad de los ministros cristianos (6-13)

    • No ir más allá de las cosas que están escritas (6)

    • Los cristianos son un espectáculo para el mundo (9)

  • Pablo se preocupa por sus hijos espirituales (14-21)

4  Todos deberían vernos como ayudantes* de Cristo y mayordomos de los secretos sagrados de Dios.+  Y, en cuanto a esto, lo que se espera de los mayordomos es que sean fieles.  A mí me importa muy poco que ustedes o un tribunal humano me juzguen. De hecho, ni siquiera me juzgo a mí mismo.  Porque tengo la conciencia limpia, pero eso no demuestra que sea justo. El que me juzga es Jehová.*+  Por lo tanto, no juzguen+ nada antes del tiempo debido, hasta que venga el Señor. Él sacará a la luz las cosas secretas de la oscuridad y revelará las intenciones de los corazones. Entonces cada uno recibirá de Dios la alabanza que merece.+  Hermanos, he dicho estas cosas usándome a mí y a Apolos+ como ejemplos para su beneficio, para que aprendan de nosotros esta regla: “No vayan más allá de las cosas que están escritas”. Así no se llenarán de orgullo+ y no se pondrán a favor de uno y en contra de otro.  Pues ¿quién hace que tú seas diferente a los demás? En realidad, ¿qué tienes tú que no hayas recibido?+ Entonces, si lo recibiste, ¿por qué vas presumiendo como si no lo hubieras recibido?  ¿Ya están satisfechos? ¿Ya son ricos? ¿Ya empezaron a reinar+ sin nosotros? Ojalá hubieran empezado a reinar, para que nosotros también reináramos con ustedes.+  Porque me parece que Dios nos ha exhibido a los apóstoles en último lugar, como hombres condenados a muerte,+ pues hemos llegado a ser un espectáculo* para el mundo,+ para ángeles y hombres. 10  Nosotros somos insensatos+ por causa de Cristo, pero ustedes son sensatos debido a Cristo; nosotros somos débiles, pero ustedes son fuertes; a ustedes los honran, pero a nosotros nos desprecian. 11  Hasta este momento seguimos pasando hambre+ y sed,+ no tenemos suficiente ropa,* somos golpeados,*+ estamos sin hogar 12  y trabajamos duro con nuestras propias manos.+ Cuando nos insultan,+ bendecimos; cuando nos persiguen, aguantamos con paciencia;+ 13  cuando nos calumnian, respondemos de manera apacible.*+ Hasta ahora, para la gente somos la basura del mundo, el desecho de todas las cosas. 14  No les estoy escribiendo estas cosas para avergonzarlos, sino para aconsejarlos como a mis hijos amados. 15  Pues, aunque ustedes tengan 10.000 tutores en Cristo, en realidad no tienen muchos padres; porque en Cristo Jesús yo he llegado a ser padre de ustedes mediante las buenas noticias.+ 16  Por lo tanto, les suplico que me imiten.+ 17  Por eso les envío a Timoteo, ya que él es mi hijo amado y fiel en el Señor. Él les recordará mis métodos* relacionados con Cristo Jesús,+ tal como yo los estoy enseñando por todas partes en cada congregación. 18  Algunos están llenos de orgullo, como si yo no fuera a ir a visitarlos. 19  Pero, si Jehová* quiere, iré a visitarlos dentro de poco y no me preocuparé de conocer las palabras de quienes están llenos de orgullo, sino que conoceré el poder que ellos tienen. 20  Porque el Reino de Dios no es cuestión de palabras, sino de poder. 21  ¿Qué prefieren? ¿Que vaya con una vara,+ o con amor y un espíritu apacible?

Notas

O “subordinados”.
Lit. “teatro”.
Lit. “estamos desnudos”.
O “maltratados”.
Lit. “suplicamos”.
Lit. “mis caminos”.