Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Salmo 49:1-20

Al director. De los hijos de Coré.+ Melodía. 49  Oigan esto, pueblos todos.Presten oído, habitantes todos del sistema de cosas,*+   ustedes los hijos de la humanidad* así como los hijos del hombre,*el rico y el pobre juntamente.+   Mi propia boca hablará cosas de sabiduría,+y la meditación de mi corazón será de cosas de entendimiento.+   A una expresión proverbial inclinaré mi oído;+con un arpa abriré mi enigma.+   ¿Por qué he de tener miedo en los días del mal,+[cuando] el error mismo de mis suplantadores* me cerque?+   Los que están confiando en sus medios de mantenimiento,+y que siguen jactándose acerca de la abundancia de sus riquezas,+   ni uno de ellos* puede de manera alguna redimir siquiera a un hermano,+ni dar a Dios un rescate por él*   (y el precio de redención del alma de ellos* es tan precioso+que ha cesado hasta tiempo indefinido);   para que todavía viva para siempre [y] no vea el hoyo.+ 10  Porque él ve que aun los sabios mueren,+juntos el estúpido y el irrazonable perecen,+y tienen que dejar a otros sus medios de mantenimiento.+ 11  Su deseo interno* es que sus casas sean hasta tiempo indefinido,+sus tabernáculos hasta generación tras generación.+Han llamado sus terrenos por los nombres de ellos.+ 12  Y, sin embargo, el hombre terrestre,* aunque en honra, no puede seguir alojándose;+realmente es comparable a las bestias que han sido destruidas.*+ 13  Este es el camino de los que tienen estupidez,+y de los que vienen tras ellos que se complacen en los mismos dichos* de estos. Sélah. 14  Como ovejas han sido designados* al Seol mismo;+la muerte misma los pastoreará;*+y los rectos los tendrán en sujeción a la mañana,+y sus formas* habrán de gastarse;+el Seol, más bien que una morada excelsa, es para cada uno.*+ 15  No obstante, Dios mismo redimirá mi alma de la mano del Seol,+porque él me recibirá. Sélah. 16  No tengas miedo porque algún hombre consigue riquezas,+porque la gloria de su casa aumenta,+ 17  pues al morir no puede llevarse absolutamente nada;+su gloria no descenderá junto con él mismo.+ 18  Pues durante su vida siguió bendiciendo su propia alma+(y la gente te elogiará porque te haces el bien a ti mismo);+ 19  [su alma]* finalmente llega solo hasta la generación de sus antepasados.+Nunca más verán la luz.+ 20  El hombre terrestre, aunque en honra, que no entiende,*+en verdad es comparable a las bestias que han sido destruidas.+

Notas

O: “de la duración de la vida”. Heb.: já·ledh.
“Humanidad.” Heb.: ’a·dhám.
“Hombre.” Heb.: ’isch.
“Suplantadores”, por un cambio de puntos vocálicos; M: “talones”.
“Uno de ellos.” Heb.: ’isch.
O: “un rescate para sí”. Lit.: “su cubierta”. Heb.: kof·róh.
“De ellos”, MSy; LXXVg: “de él”.
“Su deseo interno”, M; LXXSyVg: “Sus sepulcros”.
“Y, sin embargo, el hombre terrestre.” Heb.: we’a·dhám.
O: “silenciadas”.
Lit.: “boca”.
Lit.: “[los] han designado”. Por una corrección del verbo: “descenderán (caerán)”.
O: “apacentará [atenderá]”.
“Su roca”, Mmargen.
O: “para él”, es decir, para cada uno del grupo.
Lit.: “ella”, refiriéndose al “alma”.
“Que no entiende”, M; al alterar la forma del verbo heb. en armonía con el v. 12a: “aun no sigue alojándose”.