Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Salmo 44:1-26

Al director. De los hijos de Coré.+ Maskil.* 44  Oh Dios, con nuestros oídos hemos oído, nuestros antepasados mismos nos han relatado+ la actividad que tú ejecutaste en sus días,+ en los días de mucho tiempo atrás.+   Tú mismo por tu mano expulsaste aun a naciones,+ y [en cambio] procediste a plantarlos a ellos.+ Te pusiste a quebrar grupos nacionales y a enviarlos [de allí].+   Porque no por su propia espada tomaron en posesión la tierra,+ y no fue su propio brazo lo que les trajo salvación.+ Pues fue tu diestra y tu brazo+ y la luz de tu rostro, porque te complaciste en ellos.+   Tú mismo eres mi Rey, oh Dios.+ Ordena magnífica salvación* para Jacob.+   Por ti empujaremos a nuestros adversarios mismos;+ en tu nombre pisotearemos a los que se levantan contra nosotros.+   Pues no fue en mi arco en lo que seguí confiando,+ y no fue mi espada la que me estuvo salvando.+   Porque tú nos salvaste de nuestros adversarios,+ y a los que nos odiaban intensamente los avergonzaste.+   En Dios ciertamente ofreceremos alabanza todo el día,+ y hasta tiempo indefinido elogiaremos tu nombre.+ Sélah.   Pero ahora [nos] has desechado y sigues humillándonos,+ y no sales con nuestros ejércitos.+ 10  Sigues haciendo que nos volvamos atrás ante el adversario,+ y los mismísimos que nos odian intensamente han saqueado para sí.+ 11  Nos entregas como ovejas, como algo de comer,+ y entre las naciones nos has esparcido.+ 12  Vendes a tu pueblo por lo que no tiene ningún valor,+ y no has ganado riqueza alguna por el precio de ellos. 13  Nos pones como oprobio a nuestros vecinos,+ escarnio y mofa a los que están todo en derredor nuestro.+ 14  Nos pones como dicho proverbial entre las naciones,+ un sacudimiento de la cabeza entre los grupos nacionales.+ 15  Durante todo el día mi humillación está enfrente de mí, y la vergüenza de mi propio rostro me ha cubierto,+ 16  debido a la voz del que vitupera y habla injuriosamente, a causa del enemigo y del que toma su venganza.+ 17  Todo esto nos ha sobrevenido, y nosotros no te hemos olvidado,+ y no hemos obrado falsamente en tu pacto.+ 18  Nuestro corazón no se ha vuelto atrás con falta de fe,+ ni se desvían nuestras pisadas de tu senda.+ 19  Porque nos has aplastado en el lugar de chacales,+ y nos cubres con sombra profunda.+ 20  Si hemos olvidado el nombre de nuestro Dios,* o extendemos las palmas de las manos a un dios* extraño,+ 21  ¿no averiguará esto Dios mismo?+ Porque él está enterado de los secretos del corazón.+ 22  Pero por tu causa se nos ha matado todo el día; se nos ha tenido por ovejas para degollación.+ 23  Despierta, sí. ¿Por qué sigues durmiendo, oh Jehová?*+ De veras despierta. No sigas desechando para siempre.+ 24  ¿Por qué mantienes oculto tu rostro mismo? ¿Por qué te olvidas de nuestra aflicción y de nuestra opresión?+ 25  Porque nuestra alma se ha inclinado* hasta el polvo mismo;+ nuestro vientre se ha adherido a la tierra misma. 26  Levántate, sí, en nuestro auxilio+ y redímenos por causa de tu bondad amorosa.+

Notas

Véase 32:Enc, n.
Véase 42:5, n: “Salvación”.
“Nuestro Dios.” Heb.: ’Elo·héh·nu.
“A [...] dios.” Heb.: le’él.
Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
“Se ha derretido (desvanecido)”, por otra derivación del verbo heb.