Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Salmo 41:1-13

Al director. Melodía de David. 41  Feliz es cualquiera que obra con consideración para con el de condición humilde;+en el día de calamidad Jehová le proveerá escape.+   Jehová mismo lo guardará y lo conservará vivo.+Será pronunciado feliz en la tierra;+e imposible es que lo entregues al alma* de sus enemigos.+   Jehová mismo lo sustentará sobre un diván de enfermedad;+ciertamente cambiarás toda su cama durante su enfermedad.+   En cuanto a mí, dije: “Oh Jehová, muéstrame favor.+De veras sana mi alma, porque he pecado contra ti”.+   En cuanto a mis enemigos, ellos dicen lo que es malo respecto a mí:+“¿Cuándo morirá, y realmente perecerá su nombre?”.   Y si uno sí viene a ver[me], falsedad es lo que su corazón habla;+recoge para sí algo perjudicial;sale; allá afuera habla [de ello].+   En unidad contra mí cuchichean unos con otros todos los que me odian;+contra mí siguen tramando algo malo para mí:+   “Una cosa que para nada sirve* está derramada sobre él;+ahora que se ha acostado, no volverá a levantarse”.+   También el hombre que estaba en paz conmigo, en quien yo confiaba,+que estaba comiendo mi pan,+ ha engrandecido contra mí [su] talón.*+ 10  En cuanto a ti, oh Jehová, muéstrame favor y haz que me levante,+para que les dé el pago.+ 11  Por esto sí sé que te has deleitado en mí,porque mi enemigo no grita en triunfo sobre mí.+ 12  En cuanto a mí, a causa de mi integridad me has sostenido,+y me colocarás delante de tu rostro hasta tiempo indefinido.+ 13  Bendito sea Jehová el Dios de Israel+desde tiempo indefinido aun hasta tiempo indefinido.+Amén y Amén.*+

Notas

O: “al deseo del alma”. Heb.: bené·fesch; lat.: á·ni·mam; LXX: “en las manos”. Véase 35:25, n.
Lit.: “Una cosa de belial (inutilidad)”.
“Engrandecido contra mí [su] talón”, MLXXVg.
Este v. es una doxología, es decir, una expresión de alabanza a Jehová Dios, y corresponde con la doxología que se halla al final de los otros cuatro libros, a saber, en Sl 72, 89, 106 y 150.