Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Proverbios 29:1-27

29  Un hombre* censurado repetidas veces,+ pero que hace dura su cerviz,+ de repente será quebrado, y eso sin curación.+  Cuando los justos llegan a ser muchos, el pueblo se regocija;+ pero cuando alguien inicuo gobierna, el pueblo suspira.+  El hombre que ama la sabiduría regocija a su padre,+ pero el que tiene compañerismo con las prostitutas destruye cosas valiosas.+  Mediante la justicia el rey hace que el país siga subsistiendo,+ pero el hombre que busca sobornos* lo demuele.+  El hombre físicamente capacitado que lisonjea a su compañero,+ simplemente está tendiendo una red para sus pasos.+  En la transgresión del hombre malo hay un lazo,+ pero el que es justo clama gozosamente y está alegre.+  El justo conoce la reclamación legal de los de condición humilde.+ El que es inicuo no considera tal conocimiento.+  Los hombres de habla jactanciosa enardecen un pueblo,+ pero los que son sabios vuelven atrás la cólera.+  Habiendo entrado en juicio un hombre sabio con un hombre tonto... él se ha excitado y también se ha reído, y no hay descanso.+ 10  Los hombres sanguinarios odian a cualquiera exento de culpa;+ y en cuanto a los rectos, siguen buscando el alma de cada uno.+ 11  Todo su espíritu es lo que el estúpido deja salir, pero el que es sabio lo mantiene calmado hasta lo último.+ 12  Donde un gobernante presta atención al habla falsa, todos los que lo atienden serán inicuos.+ 13  El hombre de escasos recursos y el hombre de opresiones se han encontrado;+ [pero] Jehová alumbra los ojos de ambos.+ 14  Donde un rey juzga con apego a la verdad a los de condición humilde,+ su trono será firmemente establecido para todo tiempo.+ 15  La vara y la censura son lo que da sabiduría;+ pero el muchacho que se deja a rienda suelta causará vergüenza a su madre.+ 16  Cuando los inicuos llegan a ser muchos, abunda la transgresión; pero los que son justos verán la mismísima caída de ellos.+ 17  Castiga a tu hijo y te traerá descanso, y dará mucho placer a tu alma.+ 18  Donde no hay visión el pueblo anda desenfrenado,+ pero felices son los* que guardan la ley.+ 19  Un siervo no se dejará corregir por meras palabras;+ porque entiende, pero no está haciendo caso.+ 20  ¿Has contemplado a un hombre que es apresurado con sus palabras?+ Hay más esperanza para alguien estúpido que para él.+ 21  Si uno viene mimando a su siervo desde la juventud, este hasta llegará a ser un ingrato* en el período posterior de su vida. 22  El hombre dado a la cólera suscita contiendas,+ y cualquiera dispuesto a la furia* tiene muchas transgresiones.+ 23  La mismísima altivez del hombre terrestre lo humillará,+ pero el que es humilde de espíritu se asirá de la gloria.+ 24  El que es socio de un ladrón odia su propia alma.+ Quizás oiga un juramento que envuelve una maldición, pero no informa nada.+ 25  El temblar ante los hombres* es lo que tiende un lazo,+ pero el que confía en Jehová será protegido.+ 26  Muchos son los que buscan el rostro de un gobernante,+ pero el juicio del hombre procede de Jehová.+ 27  El hombre de injusticia es cosa detestable a los justos,+ y el que es recto en su camino es cosa detestable al inicuo.+

Notas

O: “Un individuo”. Heb.: ’isch.
Lit.: “contribuciones”.
O: “el”, sing., refiriéndose al “pueblo”.
“Un ingrato.” Heb.: ma·nóhn; su significado no se conoce con certeza.
Lit.: “y un amo de [la] furia”. Heb.: vá‛al je·máh.
Lit.: “[el] hombre terrestre”. Heb.: ’a·dhám.