Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Proverbios 26:1-28

26  Como nieve en el verano y como lluvia en el tiempo de la siega,+ así la gloria no es propia para el estúpido.+  Tal como el pájaro tiene motivo para huir, [y] tal como la golondrina para volar, así una invocación de mal misma no viene sin verdadero motivo.+  El látigo es para el caballo,+ el freno+ es para el asno, y la vara es para la espalda de los estúpidos.+  No respondas a nadie estúpido conforme a su tontedad, para que no llegues a ser tú mismo también igual a él.+  Responde a alguien estúpido conforme a su tontedad, para que a sus propios ojos no se haga alguien sabio.+  Como uno que está mutilando [sus] pies, como uno que está bebiendo mera violencia, es el que mete los asuntos en la mano de alguien estúpido.+  ¿Han sacado agua las piernas del cojo? Entonces hay un proverbio en la boca de los estúpidos.+  Como quien encierra una piedra entre un montón de piedras, así es el que da gloria a un simple estúpido.+  Como un yerbajo espinoso ha venido a ser levantado en la mano de un borracho, así un proverbio en la boca de estúpidos.+ 10  Como arquero que todo lo traspasa es el que alquila a alguien estúpido,+ o el que alquila a los transeúntes. 11  Justamente como un perro que vuelve a su vómito, el estúpido repite su tontedad.+ 12  ¿Has visto a un hombre sabio a sus propios ojos?+ Hay más esperanza para el estúpido+ que para él. 13  El perezoso ha dicho: “Hay un león joven en el camino, un león en medio de las plazas públicas”.+ 14  La puerta sigue girando sobre su quicio, y el perezoso sobre su lecho.+ 15  El perezoso ha escondido la mano en el tazón del banquete; se ha fatigado demasiado para volver a llevarla a la boca.+ 16  El perezoso es más sabio a sus propios ojos+ que siete que den una respuesta sensata. 17  Como quien agarra por las orejas a un perro es cualquiera que, al pasar, se enfurece por la riña que no es suya.+ 18  Tal como alguien demente que anda disparando proyectiles ardientes,+ flechas y muerte, 19  así es el hombre que ha embaucado a su semejante y ha dicho: “¿No lo hice por broma?”.+ 20  Donde no hay leña, se apaga el fuego, y donde no hay calumniador, la contienda se aquieta.+ 21  Como carbón para las ascuas y leña para el fuego, así es un hombre contencioso para enardecer una riña.+ 22  Las palabras de un calumniador son como cosas que han de tragarse vorazmente, que de veras bajan hasta las partes más recónditas del vientre.+ 23  Como vidriado de plata que recubre un fragmento de vasija de barro son los labios fervientes junto con un corazón malo.+ 24  Con sus labios el que odia se hace imposible de reconocer, pero dentro de sí pone engaño.+ 25  Aunque haga benévola su voz,+ no creas en él,+ porque hay siete cosas detestables+ en su corazón. 26  El odio está cubierto por el engaño. Su maldad será descubierta en la congregación.+ 27  El que excava un hoyo caerá en el mismo,+ y el que hace rodar una piedra... a él vendrá de vuelta.+ 28  La lengua que es falsa odia al que es aplastado por ella,+ y la boca lisonjera* causa un derribo.+

Notas

Lit.: “y una boca suave”.