Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Marcos 11:1-33

11  Ahora bien, cuando se acercaban a Jerusalén, a Betfagué y a Betania,+ al monte de los Olivos, él despachó a dos de sus discípulos+  y les dijo: “Vayan a la aldea que está a su vista, y luego que entren en ella hallarán un pollino atado, sobre el cual ninguno de la humanidad se ha sentado aún; desátenlo y tráiganlo.+  Y si alguien les dice: ‘¿Por qué están haciendo esto?’, digan: ‘El Señor lo necesita, y en seguida lo enviará de vuelta acá’”.+  De modo que se fueron y hallaron el pollino atado junto a la puerta, afuera en la calle secundaria, y lo desataron.+  Pero algunos de los que estaban de pie allí se pusieron a decirles: “¿Qué están haciendo, desatando el pollino?”.+  Ellos dijeron a estos así como Jesús había dicho; y ellos los dejaron ir.+  Y llevaron el pollino+ a Jesús, y pusieron sus prendas de vestir exteriores sobre [el pollino], y [Jesús] se sentó en él.+  También, muchos tendieron sus prendas de vestir exteriores+ en el camino, pero otros cortaron follaje+ de los campos.+  Y los que iban delante y los que venían detrás clamaban: “¡Salva, rogamos!*+ ¡Bendito es el que viene en el nombre de Jehová!*+ 10  ¡Bendito es el reino venidero de nuestro padre David!*+ ¡Salva, rogamos, en las alturas!”.* 11  Y él entró en Jerusalén, en el templo; y miró todas las cosas alrededor, y, como la hora era ya avanzada, salió para Betania con los doce.+ 12  Al día siguiente, cuando habían salido de Betania, le dio hambre.+ 13  Y de lejos alcanzó a ver una higuera que tenía hojas, y fue a ver si acaso hallaba algo en ella. Mas, al llegar a ella, nada halló sino hojas, porque no era la época de los higos.+ 14  Así que, tomando la palabra, le dijo: “Nunca jamás coma ya nadie fruto de ti”.+ Y sus discípulos estaban escuchando. 15  Luego llegaron a Jerusalén. Allí él entró en el templo y comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas y los bancos de los que vendían palomas;+ 16  y no dejaba que nadie llevara utensilio alguno por el templo, 17  sino que siguió enseñando y diciendo: “¿No está escrito: ‘Mi casa será llamada casa de oración+ para todas las naciones’?+ Pero ustedes la han hecho una cueva de salteadores”.+ 18  Y lo oyeron los sacerdotes principales y los escribas, y se pusieron a buscar cómo destruirlo;+ porque le temían, pues toda la muchedumbre estaba continuamente atónita de su enseñanza.+ 19  Y cuando se hacía tarde en el día, salían de la ciudad. 20  Pero cuando estaban pasando muy de mañana, vieron la higuera ya marchitada, desde las raíces.+ 21  Entonces Pedro, acordándose de ello, le dijo: “¡Rabí, mira!, la higuera que maldijiste se ha marchitado”.+ 22  Y respondiendo, Jesús les dijo: “Tengan fe en Dios. 23  En verdad les digo que cualquiera que diga a esta montaña: ‘Sé alzada y echada al mar’, y no duda en su corazón, sino que tiene fe en que va a ocurrir lo que dice, así lo tendrá.+ 24  Por eso les digo: Todas las cosas que oran y piden, tengan fe en que pueden darse por recibidas, y las tendrán.+ 25  Y cuando estén de pie orando, perdonen+ lo que tengan contra alguno; para que su Padre que está en los cielos también les perdone sus ofensas”.+ 26*  —— 27  Y vinieron de nuevo a Jerusalén. Y al ir él andando por el templo, los sacerdotes principales y los escribas y los ancianos se le acercaron+ 28  y se pusieron a decirle: “¿Con qué autoridad haces estas cosas?, ¿o quién te dio esta autoridad para hacer estas cosas?”.+ 29  Jesús les dijo: “Yo les haré una pregunta. Contéstenme, y yo también les diré con qué autoridad hago estas cosas.+ 30  El bautismo+ de Juan, ¿era del cielo, o de los hombres? Contéstenme”.+ 31  De modo que razonaban entre sí, diciendo: “Si decimos: ‘Del cielo’, dirá: ‘Entonces, ¿por qué no le creyeron?’.+ 32  Pero, ¿nos atrevemos a decir: ‘De los hombres’?”... Temían a la muchedumbre, porque todos estos sostenían que Juan realmente había sido profeta.+ 33  Pues, en respuesta a Jesús dijeron: “No sabemos”. Y Jesús les dijo: “Tampoco les digo yo con qué autoridad hago estas cosas”.+

Notas

Lit.: “Hosanna”. Gr.: Ho·san·ná; J7-14,16-18,22(heb.): Hoh·scha‛-ná’, “Salva, rogamos”.
Véase Ap. 1D.
“El reino venidero de nuestro padre David”, אBCD; ASyh: “el reino de nuestro padre David que viene en el nombre del Señor”; J7,8,10-14,16,17: “el reino de nuestro padre David que viene en el nombre de Jehová”.
O: “en los lugares más altos”.
אBWSys omiten este v.; ACDVgSyp: “Pero si no perdonan, tampoco perdonará su Padre que está en los cielos las ofensas de ustedes”. (Compárese con Mt 6:15.)