Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Lucas 1:1-80

1  Puesto que muchos han emprendido la recopilación de una declaración de los hechos+ que entre nosotros están plenamente acreditados,  así como nos los entregaron los que desde [el] principio+ llegaron a ser testigos oculares+ y servidores del mensaje,*+  yo también, porque he investigado todas las cosas desde el comienzo con exactitud, resolví escribírtelas en orden lógico,+ excelentísimo+ Teófilo,+  para que conozcas plenamente la certeza de las cosas que se te han enseñado oralmente.+  Sucedió que en los días de Herodes,+ rey de Judea, hubo cierto sacerdote de nombre Zacarías,* de la división de Abías,*+ y este tenía una esposa que vino de las hijas de Aarón,+ y el nombre de ella era Elisabet.  Ambos eran justos+ delante de Dios porque andaban exentos de culpa+ de acuerdo con todos los mandamientos+ y requisitos legales+ de Jehová.*+  Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril,+ y ambos eran de edad avanzada.  Ahora bien, mientras él actuaba como sacerdote en la asignación de su división+ delante de Dios,  conforme a la práctica solemne del oficio sacerdotal le tocó su turno de ofrecer el incienso+ al entrar en el santuario* de Jehová;*+ 10  y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora en que se ofrecía el incienso.+ 11  A él se apareció el ángel de Jehová,* de pie al lado derecho del altar del incienso.+ 12  Mas Zacarías se perturbó al verlo, y cayó temor sobre él.+ 13  Sin embargo, el ángel le dijo: “No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido oído favorablemente,+ y tu esposa Elisabet llegará a ser para ti madre de un hijo, y has de ponerle por nombre Juan.*+ 14  Y tendrás gozo y gran alegría, y muchos se regocijarán+ por su nacimiento; 15  porque él será grande delante de Jehová.*+ Mas no debe beber en absoluto vino ni bebida alcohólica alguna,+ y estará lleno de espíritu* santo hasta desde la matriz de su madre;+ 16  y a muchos de los hijos de Israel los volverá a Jehová,*+ Dios de ellos. 17  También, irá delante de él con el espíritu y poder de Elías,*+ para volver los corazones+ de padres a hijos, y los desobedientes a la sabiduría práctica de los justos, para alistar para Jehová*+ un pueblo preparado”.+ 18  Y Zacarías dijo al ángel: “¿Cómo he de estar seguro de esto? Porque yo he envejecido,+ y mi esposa es de edad avanzada”. 19  En respuesta, el ángel le dijo: “Yo soy Gabriel,*+ que estoy de pie cerca y delante de Dios, y fui enviado para hablar+ contigo y declararte las buenas nuevas* de estas cosas. 20  Pero, ¡mira!, estarás en silencio+ y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, porque no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo señalado”. 21  Entretanto, el pueblo estaba aguardando a Zacarías,+ y se extrañaba de que se tardara tanto en el santuario. 22  Pero cuando él salió no podía hablarles, y percibieron que acababa de ver una vista sobrenatural+ en el santuario; y él les hacía señas, pero permanecía mudo. 23  Pues bien, cuando se cumplieron los días de su servicio público*+ él se fue a su casa. 24  Pero después de estos días Elisabet su esposa quedó encinta;+ y se mantuvo recluida por cinco meses, y dijo: 25  “Así es como Jehová* ha tratado conmigo en estos días en que me ha dado su atención para quitar mi oprobio entre los hombres”.+ 26  En el sexto mes de ella* el ángel Gabriel+ fue enviado de parte de Dios a una ciudad de Galilea cuyo nombre era Nazaret, 27  a una virgen que estaba comprometida para casarse con un varón de nombre José, de la casa de David; y el nombre de la virgen+ era María.*+ 28  Y cuando entró delante de ella, dijo: “Buenos días,+ altamente favorecida, Jehová*+ está contigo”.+ 29  Pero ella se turbó profundamente por el dicho, y razonaba sobre qué suerte de saludo sería este. 30  De modo que el ángel le dijo: “No temas, María, porque has hallado favor+ con Dios; 31  y, ¡mira!, concebirás en tu matriz y darás a luz un hijo,+ y has de ponerle por nombre Jesús.*+ 32  Este será grande+ y será llamado Hijo del Altísimo;+ y Jehová* Dios le dará el trono+ de David su padre,+ 33  y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y de su reino no habrá fin”.+ 34  Pero María dijo al ángel: “¿Cómo será esto, puesto que no estoy teniendo coito+ con varón alguno?”. 35  En respuesta, el ángel le dijo: “Espíritu santo+ vendrá sobre ti, y poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, también, lo que nace será llamado santo,+ Hijo de Dios.+ 36  Y, ¡mira!, tu parienta Elisabet también ha concebido ella misma un hijo, en su vejez, y este es el sexto mes para ella, la llamada estéril;+ 37  porque con Dios ninguna declaración* será una imposibilidad”.+ 38  Entonces dijo María: “¡Mira! ¡La esclava de Jehová!*+ Efectúese conmigo según tu declaración”. Con eso, el ángel se fue de ella. 39  De modo que María se levantó en aquellos días y fue apresuradamente a la serranía, a una ciudad de Judá, 40  y entró en casa de Zacarías y saludó a Elisabet. 41  Pues bien, al oír Elisabet el saludo de María, la criatura saltó en su matriz; y Elisabet se llenó de espíritu santo, 42  y clamó con fuerte voz y dijo: “¡Bendita eres tú entre las mujeres, y bendito+ es el fruto de tu matriz! 43  ¿Pues a qué se debe que tenga yo este [privilegio], de que venga a mí la madre de mi Señor?+ 44  Porque, ¡mira!, al entrar en mis oídos el sonido de tu saludo, la criatura que llevo en la matriz saltó con gran alegría.+ 45  Feliz también es la que creyó, porque tendrán ejecución completa+ las cosas que se le hablaron de parte de Jehová”.*+ 46  Y María dijo: “Mi alma engrandece* a Jehová,*+ 47  y mi espíritu no puede menos que llenarse de gran gozo+ a causa de Dios mi Salvador;+ 48  porque él ha mirado la posición baja de su esclava.+ Pues, ¡mira!, desde ahora todas las generaciones me declararán feliz;+ 49  porque grandes obras me ha hecho el Poderoso, y santo es su nombre;+ 50  y por generaciones tras generaciones su misericordia está sobre los que le temen.+ 51  Poderosamente ha ejecutado con su brazo,+ ha esparcido a los que son altivos en la intención de su corazón.+ 52  Ha rebajado de tronos a hombres de poder,+ y ensalzado a los de condición humilde;+ 53  a los que tenían hambre los ha satisfecho plenamente con cosas buenas,+ y ha despedido sin nada a los que tenían riquezas.+ 54  Ha venido en socorro de Israel su siervo,+ para recordar la misericordia,+ 55  así como dijo a nuestros antepasados, a Abrahán y a su descendencia,* para siempre”.+ 56  Entonces María permaneció con ella como tres meses, y se volvió a su propia casa. 57  Luego llegó el tiempo debido para que Elisabet diera a luz, y dio a luz un hijo. 58  Y sus vecinos y sus parientes oyeron que Jehová* había engrandecido para con ella su misericordia,+ y empezaron a regocijarse+ con ella. 59  Y al octavo día vinieron para circuncidar al niñito,+ e iban a llamarlo por el nombre de su padre, Zacarías. 60  Pero su madre contestó y dijo: “¡No, por cierto!, sino que será llamado Juan”. 61  Ante eso, le dijeron: “Nadie hay entre tus parientes que se llame por ese nombre”. 62  Entonces se pusieron a preguntar por señas al padre cómo quería que se le llamara. 63  Y él pidió una tablilla y escribió: “Juan+ es su nombre”. Ante esto, todos se maravillaron. 64  Al instante a él se le abrió la boca+ y se le soltó la lengua, y empezó a hablar, bendiciendo a Dios. 65  Y cayó temor sobre todos los que vivían en la vecindad de ellos; y en toda la serranía de Judea se hablaba de todas estas cosas, 66  y cuantos oían tomaban nota de ello en su corazón,+ y decían: “¿Qué habrá de ser en realidad este niñito?”. Porque la mano+ de Jehová* ciertamente estaba con él. 67  Y Zacarías su padre se llenó de espíritu santo,+ y profetizó,+ diciendo: 68  “Bendito sea Jehová* el Dios de Israel,+ porque ha dirigido su atención y ejecutado liberación+ para con su pueblo.+ 69  Y nos ha levantado un cuerno+ de salvación* en la casa de David su siervo, 70  así como él, por medio de la boca de sus santos profetas de antiguo,+ ha hablado 71  de una salvación de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian;+ 72  para ejecutar la misericordia relacionada con nuestros antepasados y para recordar su santo pacto,+ 73  el juramento que juró a Abrahán nuestro antepasado,+ 74  de concedernos, después de haber sido librados de la mano de nuestros enemigos,+ el privilegio de rendirle servicio sagrado*+ sin temor, 75  con lealtad y justicia delante de él todos nuestros días.+ 76  Mas en cuanto a ti, niñito, serás llamado profeta del Altísimo, porque irás por adelantado ante Jehová* para alistarle sus caminos,+ 77  para dar conocimiento de salvación a su pueblo por el perdón de sus pecados,+ 78  debido a la tierna compasión de nuestro Dios. Con esta [compasión] nos visitará un amanecer+ desde lo alto,+ 79  para dar luz a los que están sentados en oscuridad y en sombra de muerte,+ para dirigir nuestros pies prósperamente en el camino de la paz”. 80  Y el niñito siguió creciendo+ y haciéndose fuerte en espíritu, y continuó en los desiertos áridos hasta el día de mostrarse abiertamente a Israel.

Notas

Lit.: “de la palabra”. Gr.: tou ló·gou; J18,22: “la palabra de Jehová”.
“Zacarías” (que significa: “Jah Ha Recordado”), J7-18,21,22; אAB: “Zacharías”.
“Abías” (que significa: “Mi Padre Es Jah”), J7-18,21,22; אAB: “Abía”.
Véase Ap. 1D.
O: “la habitación (morada) divina”. Gr.: na·ón; lat.: tém·plum; J17,18,22(heb.): heh·kjál, “palacio; templo”.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Mt 3:1, n: “Juan”.
Véase Ap. 1D.
“Espíritu.” Gr.: pnéu·ma·tos; lat.: Spí·ri·tu; J22(heb.): rú·aj.
Véase Ap. 1D.
Que significa: “Mi Dios Es Jehová”. J17,18,22(heb.): ’E·li·yá·hu.
Véase Ap. 1D.
Que significa: “Uno Físicamente Capacitado de Dios”. Gr.: Ga·bri·él; J17,18(heb.): Ghav·ri·’él.
O: “declararte el evangelio (las buenas noticias)”. Gr.: eu·ag·gue·lí·sa·sthai; lat.: e·van·ge·li·zá·re.
“Servicio público.” Gr.: lei·tour·guí·as; J17,18(heb.): ‛avo·dha·thóh, “su servicio sagrado [como sacerdote]”. Compárese con Heb 8:6; Heb 9:6.
Véase Ap. 1D.
Lit.: “el mes el sexto”.
Gr.: Ma·ri·ám; lat.: Ma·rí·a; J17,18,22(heb.): Mir·yám.
Véase Ap. 1D.
Véase Mt 1:21, n.
Véase Ap. 1D.
O: “ninguna cosa; ningún dicho”. Gr.: rhé·ma.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
“Mi alma engrandece.” Lat.: Ma·gní·fi·cat á·ni·ma mé·a.
Véase Ap. 1D.
O: “prole; simiente”.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
“Cuerno de salvación.” O: “un poderoso salvador”. Gr.: ké·ras so·te·rí·as; lat.: cór·nu sa·lú·tis; J17,18,22(heb.): qé·ren yeschu·‛áh.
O: “rendirle adoración”. Gr.: la·tréu- ein; J17,18,22(heb.): le‛ov·dhóh, servirle (adorarle)”. Véase Éx 3:12, n.
Véase Ap. 1D.