Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Lamentaciones 1:1-22

א [’Á·lef]* 1 * ¡Oh, cómo ha llegado a sentarse solitaria,+ la ciudad que abundaba en gente!+¡Cómo ha quedado como viuda,+ la que era populosa entre las naciones!+Aquella que era princesa entre los distritos jurisdiccionales, ¡cómo ha llegado a ser para trabajo forzado!+ ב [Behth]   Profusamente llora durante la noche,+ y sus lágrimas están sobre sus mejillas.+No tiene nadie que la consuele de entre todos sus amadores.+Todos sus mismísimos compañeros la han tratado traidoramente.+ Se han vuelto enemigos suyos.+ ג [Guí·mel]   Judá se ha ido al destierro a causa de la aflicción+ y a causa de la abundancia de servidumbre.+Ella misma ha tenido que morar entre las naciones.+ No ha hallado lugar de descanso.Todos los que la perseguían* la han alcanzado en medio de circunstancias angustiosas.+ ד [Dá·leth]   Los caminos de Sión están de duelo, porque no hay quienes vengan a la fiesta.+Todas sus puertas están desoladas;+ sus sacerdotes están suspirando.+Sus vírgenes están desconsoladas, y ella misma tiene amargura.+ ה [He’]   Sus adversarios han llegado a ser la cabeza.+ Los que son sus enemigos están despreocupados.+Porque Jehová mismo le ha traído desconsuelo a causa de la abundancia de sus transgresiones,+sus propios hijos han caminado cautivos delante del adversario.+ ו [Waw]   Y de la hija de Sión sale todo su esplendor.+Sus príncipes han resultado ser como ciervos que no han hallado pastos;+y siguen caminando, privados de poder, delante del perseguidor.*+ ז [Zá·yin]   Jerusalén se ha acordado, [en] los días de su aflicción y de su pueblo sin hogar,de todas sus cosas deseables que habían sido desde los días de mucho tiempo atrás.+Cuando su pueblo cayó en la mano del adversario y ella no tuvo ayudador,+la vieron los adversarios. Se rieron de su desplome.+ ח [Jehth]   Jerusalén ha cometido verdadero pecado.+ Por eso ha llegado a ser una simple cosa aborrecible.+Todos los que la honraban la han tratado como algo barato,+ pues han visto su desnudez.+Ella misma también está suspirando,+ y vuelve la espalda. ט [Tehth]   Su inmundicia está en sus faldas.+ No se acordó del futuro que había para ella,+y abajo va de manera asombrosa. No tiene consolador.+Oh Jehová, ve mi aflicción,+ porque el enemigo se ha dado grandes ínfulas.+ י [Yohdh] 10  El adversario ha extendido su propia mano contra todas las cosas deseables de ella.+Pues ella ha visto a naciones que han entrado en su santuario,+de quienes mandaste que no entraran en la congregación* que te pertenece. כ [Kaf] 11  Todo su pueblo está suspirando; andan buscando pan.+Han dado sus cosas deseables por algo de comer, para refrescar el alma.*+Mira, oh Jehová, y de veras observa, porque he llegado a ser como una mujer que nada vale.*+ ל [Lá·medh] 12  ¿No les importa, a todos ustedes los que van pasando por el camino? Miren y vean.+¿Existe algún dolor como mi dolor que con severidad me ha sido asestado,+con el cual Jehová ha causado desconsuelo en el día de su ardiente cólera?+ מ [Mem] 13  Desde la altura él ha enviado fuego a mis huesos,+ y sojuzga a cada uno.Ha tendido una red para mis pies.+ Me ha vuelto hacia atrás.Ha hecho de mí una que está desolada. Todo el día estoy enferma.+ נ [Nun] 14  Se ha mantenido alerta contra mis transgresiones.+ En su mano se entretejen.Han subido sobre mi cuello.+ Mi poder ha tropezado.Jehová* me ha dado en la mano de aquellos contra quienes no puedo levantarme.+ ס [Sá·mekj] 15  A todos mis poderosos Jehová* los ha echado a un lado de en medio de mí.+Ha convocado contra mí una reunión, para hacer pedazos a mis jóvenes.+Jehová* ha pisado el mismísimo lagar+ que pertenece a la virgen hija de Judá.+ ע [‛Á·yin] 16  Por estas cosas estoy llorando como una mujer.*+ Mi ojo, mi ojo deja rodar aguas.+Porque ha quedado lejos de mí el consolador, alguien que refresque mi alma.Mis hijos han llegado a ser quienes están desolados,+ porque el enemigo se ha dado grandes ínfulas.+ פ [Pe’] 17  Sión ha extendido sus manos.+ No tiene consolador.+Jehová ha dado una orden respecto a Jacob a todos los que están en torno de él como sus adversarios.+Jerusalén ha llegado a ser una cosa aborrecible en medio de ellos.+ צ [Tsa·dhéh] 18  Jehová es justo,+ porque es contra su boca contra lo que me he rebelado.+Escuchen, ahora, pueblos todos, y vean mi dolor.Mis propias vírgenes y mis propios jóvenes se han ido al cautiverio.+ ק [Qohf] 19  He llamado a los que me aman intensamente.+ Ellos mismos me han embaucado.En la ciudad mis propios sacerdotes y mis propios viejos han expirado,+mientras tuvieron que buscar algo de comer para sí para refrescar su alma.+ ר [Rehsch] 20  Mira, oh Jehová, porque estoy en grave aprieto. Mis intestinos mismos se hallan en agitación.+Mi corazón se ha volcado en medio de mí,+ porque he sido absolutamente rebelde.+Afuera la espada ha privado de hijos.+ Dentro de la casa es lo mismo que la muerte.+ ש [Schin] 21  La gente ha oído* cómo yo misma estoy suspirando como una mujer.+ No hay consolador para mí.+Todos mis enemigos mismos han oído de mi calamidad.+ Se han alborozado, porque tú mismo [lo] has hecho.+Ciertamente traerás el día que has proclamado,+ para que ellos lleguen a ser como yo.+ ת [Taw] 22  Venga delante de ti toda su maldad, y trátalos severamente,+así como me has tratado severamente a mí por causa de todas mis transgresiones.+Porque son muchos mis suspiros,+ y mi corazón está enfermo.+

Notas

Este capítulo es una endecha en forma de acróstico u orden alfabético heb., con 22 secciones que corresponden a las 22 letras del alfabeto heb., las cuales dan comienzo, en orden sucesivo, a cada una de las 22 secciones, como se indica sobre cada sección. Compárese con Sl 119:1, nn.
LXX tiene la siguiente introducción: “Y sucedió que, después que Israel había sido tomado cautivo y Jerusalén había sido desolada, Jeremías se sentó, llorando, y se lamentó con esta lamentación en cuanto a Jerusalén, y dijo”. Vgmss tienen esta introducción: “Y sucedió que, después que Israel había sido llevado al cautiverio y Jerusalén quedó desierta, Jeremías el profeta se sentó a llorar y a plañir con esta lamentación en cuanto a Jerusalén; y suspirando con el espíritu amargado, y gimiendo dolorosamente, dijo”. T tiene esta introducción: “Jeremías el profeta y gran sacerdote dijo”.
O: “iban tras de ella”.
O: “que iba tras de ella”.
“En la congregación.” Heb.: vaq·qa·hál; gr.: ek·kle·sí·an; lat.: ec·clé·si·am.
“Alma.” Heb.: ná·fesch; lat.: á·ni·mam. Véase Ap. 4A.
La palabra heb. para “que nada vale” es fem. sing., como si hablara una mujer que representara a la ciudad.
Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
Véase v. 14, n.
Véase v. 14, n.
Compárese con v. 11, n: “Vale”.
“Ellos han oído”, MVg; T: “Naciones han oído”; LXX: “Oigan, por favor”; Sy: “Oiga”.