Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jueces 4:1-24

4  Entonces los hijos de Israel de nuevo empezaron a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová ahora que estaba muerto Ehúd.+  De modo que Jehová los vendió+ en mano de Jabín el rey de Canaán, que reinaba en Hazor;+ y el jefe* de su ejército era Sísara,+ y él moraba en Haróset+ de las naciones.*  Y los hijos de Israel empezaron a clamar a Jehová,+ porque aquel tenía novecientos carros de guerra con hoces de hierro,*+ y él mismo oprimió a los hijos de Israel+ con dureza durante veinte años.  Ahora bien, Débora,* profetisa,+ esposa de Lapidot, juzgaba a Israel en aquel tiempo en particular.  Y moraba bajo la palmera de Débora, entre Ramá+ y Betel,+ en la región montañosa de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella para juicio.  Y ella procedió a enviar a llamar a Barac+ hijo de Abinoam desde Quedes-neftalí+ y a decirle: “¿No ha dado la orden Jehová el Dios de Israel? ‘Ve, y tienes que desplegarte sobre el monte Tabor,+ y tienes que llevar contigo diez mil hombres de los hijos de Neftalí+ y de los hijos de Zabulón.+  Y ciertamente atraeré hacia ti,+ al valle torrencial de Cisón,+ a Sísara+ el jefe del ejército de Jabín,+ y sus carros de guerra y su muchedumbre, y verdaderamente lo daré en tu mano’”.+  Ante esto, Barac le dijo: “Si tú vas conmigo, entonces ciertamente iré; pero si tú no vas conmigo, no iré”.  A lo cual ella dijo: “Sin falta iré contigo. De todos modos, la cosa de embellecimiento no llegará a ser tuya en el camino por el cual vas, porque en la mano de una mujer+ Jehová venderá* a Sísara”. Con eso Débora se levantó y se fue con Barac a Quedes.+ 10  Y Barac empezó a convocar a Zabulón+ y Neftalí en Quedes, y diez mil hombres procedieron a subir, siguiendo sus pisadas;+ y Débora fue subiendo con él. 11  A propósito, Héber+ el quenita se había separado de los quenitas,+ los hijos de Hobab, de quien Moisés fue yerno,*+ y tenía asentada su tienda cerca del árbol grande de Zaananim, que está junto a Quedes. 12  Entonces se informó a Sísara que Barac hijo de Abinoam+ había subido al monte Tabor.+ 13  En seguida Sísara mandó juntar todos sus carros de guerra, los novecientos carros de guerra con hoces de hierro,+ y toda la gente que estaba con él, de Haróset de las naciones al valle torrencial de Cisón.+ 14  Débora ahora dijo a Barac: “Levántate, porque este es el día en que Jehová ciertamente dará a Sísara en tu mano. ¿No es Jehová quien ha salido delante de ti?”.+ Y Barac vino descendiendo del monte Tabor con diez mil hombres en pos de él. 15  Y Jehová empezó a poner en confusión+ a Sísara y todos sus carros de guerra y todo el campamento a filo de espada delante de Barac. Por fin Sísara se bajó del carro y echó a huir a pie. 16  Y Barac corrió tras+ los carros de guerra+ y el campamento hasta Haróset de las naciones, de modo que todo el campamento de Sísara cayó a filo de espada. No quedó ni siquiera uno.+ 17  En cuanto a Sísara,+ él huyó a pie a la tienda de Jael+ la esposa de Héber el quenita,+ porque había paz entre Jabín el rey de Hazor+ y la casa de Héber el quenita. 18  Entonces Jael salió al encuentro de Sísara y le dijo: “Dirígete hacia acá, señor mío, dirígete hacia acá a mí. No tengas miedo”. De modo que él se desvió a ella y entró en la tienda. Más tarde ella lo cubrió con una frazada. 19  Andando el tiempo, él le dijo: “Dame de beber, por favor, un poco de agua, porque tengo sed”. Por consiguiente, ella abrió un odre+ de leche y le dio de beber,+ después de lo cual lo cubrió. 20  Y él pasó a decirle: “Ponte de pie a la entrada de la tienda, y tiene que suceder que si alguien viene y de veras te pregunta y dice: ‘¿Hay aquí un hombre?’, entonces tienes que decir: ‘¡No!’”. 21  Y Jael la esposa de Héber procedió a tomar una estaca de la tienda y a poner el martillo en su mano. Entonces fue a él furtivamente y le clavó la estaca en las sienes+ y la batió hasta que penetró en la tierra, mientras él estaba profundamente dormido* y fatigado. Así murió.+ 22  Y ¡mire!, allí venía Barac en persecución de Sísara. Jael ahora salió a su encuentro y le dijo: “Ven, y te mostraré al hombre que estás buscando”. De modo que él entró donde ella estaba, y, ¡mire!, allí yacía Sísara muerto, con la estaca en las sienes. 23  Así Dios sojuzgó+ en aquel día a Jabín el rey de Canaán delante de los hijos de Israel. 24  Y la mano de los hijos de Israel siguió haciéndose cada vez más dura contra Jabín el rey de Canaán,+ hasta que hubieron cortado a Jabín el rey+ de Canaán.

Notas

“Y el jefe de.” Heb.: wesár; LXX: “príncipe (gobernador)”; Vg: “caudillo; líder”.
O: “Haróset-ha-goyim”.
Lit.: “carros de guerra [hechos] de hierro”.
Que significa: “Abeja”.
“Entregará”, LXXVg.
O léase: “Hobab, suegro de Moisés”.
O: “estaba roncando”.