Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jueces 20:1-48

20  Por consiguiente, todos los hijos de Israel salieron+ y la asamblea se congregó como un solo hombre,+ desde Dan+ abajo hasta Beer-seba*+ junto con la tierra de Galaad,+ a Jehová, en Mizpá.+  De modo que los hombres clave* de todo el pueblo y todas las tribus de Israel tomaron su puesto en la congregación* del pueblo del Dios [verdadero],+ cuatrocientos mil hombres de a pie, que sacaban espada.+  Y los hijos de Benjamín llegaron a oír que los hijos de Israel habían subido a Mizpá.+ Entonces los hijos de Israel dijeron: “Hablen. ¿Cómo ha llegado a efectuarse esta cosa mala?”.+  Ante esto, el hombre, el levita,+ el esposo de la mujer asesinada, contestó y dijo: “Fue a Guibeah,+ que pertenece a Benjamín, donde llegué, yo y mi concubina,+ para pasar la noche.  Y los terratenientes de Guibeah procedieron a levantarse contra mí y a cercar la casa contra mí de noche. Era a mí a quien tenían calculado matar, pero fue a mi concubina a quien forzaron,+ y por fin murió.+  Por lo tanto, eché mano de mi concubina y la corté en pedazos y la envié a todo campo de la herencia de Israel,+ porque se habían ocupado en conducta relajada+ y locura deshonrosa en Israel.+  ¡Miren! Todos ustedes los hijos de Israel, den aquí su palabra y consejo”.+  Así que todo el pueblo se levantó como un solo hombre,+ y dijo: “No irá ninguno de nosotros a su tienda, ni se apartará ninguno de nosotros a su casa.+  Y ahora esta es la cosa que haremos a Guibeah. Subamos* por sorteo+ contra ella. 10  Y tenemos que tomar diez hombres de cien de todas las tribus de Israel, y cien de mil, y mil de diez mil, para procurar provisiones para la gente, para tomar medidas yendo contra Guibeah* de Benjamín, en vista de toda la locura deshonrosa+ que hicieron* en Israel”. 11  Así todos los hombres de Israel estuvieron reunidos contra la ciudad como un solo hombre, como aliados. 12  Por consiguiente, las tribus de Israel enviaron hombres a todos los miembros de la tribu* de Benjamín,+ diciendo: “¿Qué es esta cosa mala que se ha efectuado entre ustedes?+ 13  Y ahora entreguen a los hombres,+ los hombres que no sirven para nada,+ que están en Guibeah,+ para que les demos muerte,+ y eliminemos de Israel lo que es malo”.+ Y los hijos de Benjamín* no quisieron escuchar la voz de sus hermanos, los hijos de Israel.+ 14  Entonces los hijos de Benjamín fueron reuniéndose de las ciudades a Guibeah para salir en batalla contra los hijos de Israel. 15  De modo que los hijos de Benjamín llegaron a estar reunidos con fines militares en aquel día desde las ciudades, veintiséis mil hombres que sacaban espada,+ aparte de los habitantes de Guibeah, de quienes se reunió con fines militares a setecientos hombres escogidos. 16  De toda esta gente había setecientos hombres escogidos, zurdos.*+ Cada uno de estos podía tirar piedras con la honda+ a un cabello y no erraba. 17  Y se reunió con fines militares a los hombres de Israel aparte de Benjamín, cuatrocientos mil hombres que sacaban espada.+ Cada uno de estos era hombre de guerra. 18  Y procedieron a levantarse y subir a Betel e inquirir de Dios.+ Entonces dijeron los hijos de Israel: “¿Quién de nosotros debe subir en el puesto delantero a la batalla contra los hijos de Benjamín?”.+ A lo cual dijo Jehová: “Judá en el puesto delantero”.+ 19  Después de eso los hijos de Israel se levantaron por la mañana y acamparon contra Guibeah. 20  Los hombres de Israel ahora salieron en batalla contra Benjamín; y los hombres de Israel procedieron a disponerse en orden de batalla contra ellos junto a Guibeah. 21  De modo que los hijos de Benjamín salieron de Guibeah+ y echaron a tierra arruinados en aquel día a veintidós mil hombres de Israel.+ 22  Sin embargo, la gente, los hombres de Israel, se mostraron animosos y de nuevo fueron disponiéndose en orden de batalla en el lugar donde se habían dispuesto en orden el primer día. 23  Entonces los hijos de Israel subieron y lloraron+ delante de Jehová hasta la tarde e inquirieron de Jehová, diciendo: “¿Vuelvo a acercarme para batalla contra los hijos de Benjamín mi hermano?”.+ A lo cual Jehová dijo: “Sube contra él”. 24  En conformidad, los hijos de Israel se acercaron a los hijos de Benjamín el segundo día.+ 25  A su vez Benjamín salió a su encuentro desde Guibeah el segundo día y echó a tierra arruinados a otros dieciocho mil hombres de los hijos de Israel;+ todos estos sacaban espada.+ 26  Con eso, todos los hijos de Israel,+ aun toda la gente, subieron y vinieron a Betel* y lloraron+ y se sentaron allí delante de Jehová y ayunaron+ en aquel día hasta la tarde y ofrecieron ofrendas quemadas+ y ofrendas de comunión+ delante de Jehová. 27  Después de eso los hijos de Israel inquirieron de Jehová,+ puesto que allí era donde estaba el arca del pacto+ del Dios [verdadero] en aquellos días. 28  Ahora bien, Finehás+ hijo de Eleazar, hijo de Aarón, estaba de pie delante de ella en aquellos días,+ y dijo: “¿Vuelvo aún a salir en batalla contra los hijos de Benjamín mi hermano, o ceso?”.+ A lo cual dijo Jehová: “Sube, porque mañana lo daré en tu mano”.+ 29  Entonces Israel colocó hombres en emboscadas+ contra Guibeah todo en derredor. 30  Y los hijos de Israel procedieron a subir contra los hijos de Benjamín el tercer día, y a disponerse en orden contra Guibeah lo mismo que las otras veces.+ 31  Cuando los hijos de Benjamín salieron al encuentro del pueblo, se les hizo alejarse de la ciudad.+ Entonces, lo mismo que las otras veces, estos comenzaron a derribar a algunos del pueblo, hiriéndolos mortalmente en las calzadas, una de las cuales sube a Betel+ y la otra a Guibeah,+ en el campo, a unos treinta hombres de Israel.+ 32  De modo que los hijos de Benjamín empezaron a decir: “Están sufriendo derrota ante nosotros lo mismo que la primera vez”.+ En cuanto a los hijos de Israel, dijeron: “Huyamos,+ y ciertamente los haremos alejarse de la ciudad [y venir] a las calzadas”. 33  Y todos los hombres de Israel se levantaron de sus lugares y fueron disponiéndose en orden en Baal-tamar, mientras los de Israel que estaban en emboscada+ fueron lanzándose con ímpetu desde sus lugares en la vecindad de Guibeah.+ 34  Así diez mil hombres escogidos de todo Israel vinieron enfrente de Guibeah, y el combate fue pesado; y los benjamitas* no sabían que la calamidad+ pendía sobre ellos. 35  Y Jehová procedió a derrotar a Benjamín+ delante de Israel, de modo que en aquel día los hijos de Israel echaron abajo arruinados en Benjamín a veinticinco mil cien hombres; todos estos sacaban espada.+ 36  Sin embargo, los hijos de Benjamín se imaginaban que los hombres de Israel se encaraban a la derrota cuando siguieron cediendo terreno+ ante Benjamín porque confiaban en la emboscada que habían puesto contra Guibeah. 37  En cuanto a los que formaban la emboscada, ellos actuaron rápidamente y fueron lanzándose con ímpetu hacia Guibeah.+ Entonces la emboscada+ se desplegó e hirió a toda la ciudad a filo de espada.+ 38  Ahora bien, los hombres de Israel habían convenido con los que formaban la emboscada* en que estos hicieran subir como señal una gran humareda* desde la ciudad.+ 39  Cuando los hijos de Israel volvieron la espalda en la batalla, Benjamín comenzó a derribar a unos treinta hombres a quienes hirió mortalmente entre los hombres de Israel,+ pues decían: “Indisputablemente no están sufriendo otra cosa sino la derrota delante de nosotros tal como en la primera batalla”.+ 40  Y la señal+ comenzó a subir de la ciudad como una columna de humo.+ Por lo tanto, cuando Benjamín volvió el rostro, ¡mire!, la entera ciudad subía hacia el cielo.+ 41  Y los hombres de Israel dieron media vuelta,+ y los hombres de Benjamín quedaron perturbados,+ porque veían que la calamidad los había alcanzado.+ 42  Por lo tanto, se volvieron delante de los hijos de Israel en dirección al desierto, y la batalla los siguió de cerca, mientras los hombres que habían procedido de las ciudades estaban echándolos abajo arruinados en medio de ellos. 43  Cercaron a Benjamín.+ Lo persiguieron sin lugar de descanso.+ Lo hollaron directamente enfrente de Guibeah+ hacia el nacimiento del sol. 44  Por fin cayeron dieciocho mil hombres de Benjamín, todos estos hombres valientes.+ 45  Así se volvieron y se fueron huyendo al desierto, al peñasco de Rimón.+ Y ellos hicieron una rebusca de cinco mil hombres de ellos por las calzadas,+ y continuaron siguiendo de cerca tras ellos hasta Guidom, y así derribaron a otros dos mil de sus hombres. 46  Y todos los de Benjamín que cayeron en aquel día ascendieron, al cabo, a veinticinco mil hombres que sacaban espada,+ todos estos hombres valientes. 47  Pero seiscientos hombres se volvieron y se fueron huyendo al desierto, al peñasco de Rimón, y continuaron morando en el peñasco de Rimón+ cuatro meses. 48  Y los hombres de Israel se volvieron contra los hijos de Benjamín y se pusieron a herir a filo de espada a los de la ciudad, [desde] hombres hasta animal doméstico hasta todos los que fueron hallados.+ También, todas las ciudades que fueron halladas las entregaron al fuego.+

Notas

“Desde Dan abajo hasta Beer-seba.” Heb.: lemid-Dán we‘adh-Be’ér Sché·va‛; la primera vez que aparece esta expresión.
Lit.: “las torres de las esquinas”, frase que alude a hombres vitales o importantes, jefes.
“Congregación de.” Gr.: ek·kle·sí·ai; lat.: ec·clé·si·am.
“Subamos”, LXX; M omite este verbo.
“Guibeah.” Lit.: “Gueba”. Ambos nombres significan: “Colina”.
Aquí el pronombre sobrentendido es “ellos”. “Ellos”, LXXASy; M: “ella”.
Lit.: “tribus”, M; LXXVg: “tribu”; Sy: “casa”.
“Los hijos de Benjamín”, TLXXSy y muchos mss heb. En M están los puntos vocálicos qeré para “hijos de”, pero sin las consonantes heb., colocados enfrente de “Benjamín”; es qeré, pero no ketib (leído, pero no escrito).
“Ambidextros”, LXX. Véase 3:15, n: “Zurdo”.
“Vinieron a la casa de Dios”, Vg.
Lit.: “y ellos”.
“La emboscada.” Heb.: ha·’o·rév. La siguiente palabra hé·rev debe omitirse debido a una aparente repetición.
Lit.: “un levantar del humo”.