Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jueces 15:1-20

15  Y después de algún tiempo, en los días de la siega del trigo, aconteció que Sansón se fue a visitar a su esposa con un cabrito+ de las cabras. De modo que dijo: “Ciertamente entraré a donde mi esposa en el cuarto interior”.+ Y el padre de ella no le permitió entrar.  Antes bien, el padre de ella dijo: “Realmente dije para mí: ‘Indisputablemente debes odiarla’.+ Por lo tanto se la di a tu compañero de boda.+ ¿Acaso no es su hermana menor mejor que ella? Que ella, por favor, llegue a ser tuya en lugar de la otra”.  Sin embargo, Sansón les dijo: “Esta vez tengo que estar libre de culpa contra los filisteos, en caso de que esté tratando con ellos para su perjuicio”.+  Y Sansón se puso en marcha y procedió a atrapar trescientas zorras*+ y a tomar antorchas y a volver cola contra cola y a poner una antorcha entre dos colas, justamente en medio.  Tras aquello prendió fuego a las antorchas y envió [las zorras] a los campos de grano en pie de los filisteos. Así incendió todo, desde hacina hasta grano en pie, y las viñas y los olivares.+  Y los filisteos empezaron a decir: “¿Quién hizo esto?”. Entonces dijeron: “Fue Sansón el yerno del timnita, porque este tomó su esposa y entonces se la dio a su compañero de boda”.+ Ante esto, los filisteos subieron y los quemaron con fuego a ella y a su padre.+  A su vez, Sansón les dijo: “Si hacen así, lo único que puedo hacer es vengarme de ustedes,+ y después cesaré”.  Y se puso a golpearlos, [amontonando] piernas sobre muslos con gran matanza, después de lo cual bajó y empezó a morar en una hendidura del peñasco Etam.+  Más tarde los filisteos+ subieron y acamparon en Judá+ y se pusieron a andar a paso fuerte por toda Lehí.+ 10  Entonces los hombres de Judá dijeron: “¿Por qué han subido contra nosotros?”, a lo cual dijeron ellos: “Para atar a Sansón hemos subido, para hacerle tal como nos ha hecho a nosotros”. 11  De modo que tres mil hombres de Judá descendieron a la hendidura del peñasco Etam+ y dijeron a Sansón: “¿No sabes que los filisteos están gobernando sobre nosotros?+ Entonces, ¿qué significa esto que nos has hecho?”. Él entonces les dijo: “Tal como me hicieron a mí, así les he hecho a ellos”.+ 12  Pero ellos le dijeron: “Para atarte hemos descendido, para darte en la mano de los filisteos”. Ante eso, les dijo Sansón: “Júrenme que ustedes mismos no me acometerán”. 13  Y ellos pasaron a decirle: “No, sino que simplemente te ataremos, y ciertamente te daremos en su mano; pero de ninguna manera te daremos muerte”. Por consiguiente, lo ataron con dos sogas nuevas+ y lo hicieron subir del peñasco. 14  Él, por su parte, vino hasta Lehí, y los filisteos, por su parte, gritaron alborozadamente al encontrarse con él.+ Y el espíritu de Jehová+ entró en operación sobre él, y las sogas que estaban sobre sus brazos vinieron a ser como hilos de lino que han sido chamuscados por el fuego,+ de modo que sus grilletes se derritieron de sobre sus manos. 15  Ahora halló una quijada húmeda* de asno, y alargó la mano y la tomó, y con ella fue derribando a mil hombres.+ 16  Entonces dijo Sansón: “¡Con la quijada de un asno... un montón, dos montones!* Con la quijada de un asno he derribado a mil hombres”.+ 17  Y aconteció que, cuando acabó de hablar, arrojó inmediatamente la quijada de su mano y llamó aquel lugar Ramat-lehí.*+ 18  Ahora le dio mucha sed, y se puso a invocar a Jehová y a decir: “Tú fuiste el que dio esta gran salvación en mano de tu siervo,+ ¿y ahora moriré de sed, y tendré que caer en la mano de los incircuncisos?”.+ 19  De modo que Dios* partió un hueco que había en forma de mortero en Lehí,* y de él empezó a salir agua,*+ y él procedió a beber, después de lo cual su espíritu+ volvió y él revivió.+ Por eso lo llamó por nombre En-haqore,* que está en Lehí hasta el día de hoy. 20  Y continuó juzgando a Israel, en los días de los filisteos, veinte años.+

Notas

Posiblemente: “chacales”.
“Quijada [...] de.” Heb.: lejí.
“¡Un montón, dos montones!” Alterando los puntos vocálicos: “he hecho un buen montón con ellos”; LXX: “he acabado con ellos cabalmente”.
Que significa: “El Lugar Encumbrado de la Quijada”.
“Dios”, MLXX; Sy: “Jehová Dios”; TVg: “Jehová”.
Lit.: “en la Lehí”. Heb.: bal·Lé·ji. “Lehí” significa: “Quijada”.
“Y Dios abrió por la fuerza el hueco (hoyo) que había en la quijada, y de ella salió agua”, LXXB; Sy: “Y Jehová Dios abrió por la fuerza la quijada del carrillo del asno, y de ella salió agua”; Vg: “De modo que Jehová [lat.: Dó·mi·nus] abrió una muela de la quijada del asno, y de ella salieron aguas”.
Que significa: “Fuente del Hombre Que Llama”.