Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jueces 13:1-25

13  Y los hijos de Israel se dieron de nuevo a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová,+ de modo que Jehová los dio en mano de los filisteos+ por cuarenta años.  Entretanto, hubo cierto hombre de Zorá,+ de la familia de los danitas,+ y su nombre era Manóah.+ Y su esposa era estéril y no había dado a luz hijo alguno.+  Con el tiempo el ángel de Jehová se apareció a la mujer+ y le dijo: “Mira esto ahora: eres estéril y no has dado a luz hijo alguno. Y ciertamente llegarás a estar encinta y darás a luz un hijo.+  Y ahora cuídate, por favor, y no bebas vino ni licor embriagante,+ y no comas nada inmundo.+  Porque, ¡mira!, estarás encinta* y ciertamente darás a luz un hijo, y no debe venir navaja sobre su cabeza,+ porque nazareo+ de Dios es lo que el niño* llegará a ser desde que salga del vientre;+ y él es quien llevará la delantera en salvar a Israel de la mano de los filisteos”.+  Entonces la mujer fue y dijo a su esposo: “Hubo un hombre del Dios [verdadero] que vino a mí, y su apariencia era como la apariencia del ángel del Dios [verdadero],+ muy inspiradora de temor.+ Y no le pregunté precisamente de dónde era, ni él me informó su nombre.+  Pero me dijo: ‘¡Mira! Estarás encinta y ciertamente darás a luz un hijo.+ Y ahora no bebas vino ni licor embriagante, y no comas ninguna cosa inmunda, porque nazareo de Dios es lo que el niño* llegará a ser desde que salga del vientre hasta el día de su muerte’”.+  Y Manóah se puso a rogar a Jehová y a decir: “Dispénsame, Jehová.*+ El hombre del Dios [verdadero] que acabas de enviar, déjalo venir otra vez a nosotros, por favor, y que nos instruya+ en cuanto a lo que debemos hacer al niño* que nacerá”.+  Por consiguiente, el Dios [verdadero] escuchó la voz de Manóah,+ y el ángel del Dios [verdadero] vino otra vez a la mujer mientras ella estaba sentada en el campo, y Manóah su esposo no estaba con ella. 10  La mujer inmediatamente se apresuró y corrió y lo informó a su esposo+ y le dijo: “¡Mira! El hombre que vino a mí el otro día se me ha aparecido”.+ 11  Ante esto, Manóah se levantó y acompañó a* su esposa y vino al hombre y le dijo: “¿Eres tú el hombre que habló a la mujer?”,+ a lo cual él dijo: “Yo soy”. 12  Entonces dijo Manóah: “Ahora que se realicen tus palabras. ¿Cuál llegará a ser el modo de vivir del niño,* y su trabajo?”.+ 13  De modo que el ángel de Jehová dijo a Manóah: “De todo lo que mencioné a la mujer ella debe guardarse.+ 14  Absolutamente nada que proceda de la enredadera del vino debe comer ella, y que no beba vino ni licor embriagante,+ y que no coma cosa inmunda de clase alguna.+ Todo lo que le he mandado a ella, que lo guarde”.+ 15  Manóah ahora dijo al ángel de Jehová: “Permítenos, por favor, detenerte y aderezar un cabrito de las cabras delante de ti”.+ 16  Pero el ángel de Jehová dijo a Manóah: “Si me detienes, no me alimentaré de tu pan; pero si quieres ofrecer una ofrenda quemada a Jehová,+ puedes ofrecerla”. Pues Manóah no sabía que era el ángel de Jehová. 17  Entonces Manóah dijo al ángel de Jehová: “¿Cuál es tu nombre,+ para que cuando se realice tu palabra ciertamente te honremos?”. 18  Sin embargo, el ángel de Jehová le dijo: “¿Precisamente por qué debes preguntar acerca de mi nombre, cuando es [nombre] maravilloso?”. 19  Y Manóah procedió a tomar el cabrito de las cabras y la ofrenda de grano y a ofrecerlo sobre la roca a Jehová.+ Y Él estaba haciendo algo de manera maravillosa mientras Manóah y su esposa estaban mirando. 20  Aconteció, pues, que al ascender la llama de sobre el altar hacia el cielo, entonces el ángel de Jehová ascendió en la llama del altar mientras Manóah y su esposa estaban mirando.+ En seguida cayeron a tierra sobre sus rostros.+ 21  Y el ángel de Jehová ya no repitió el aparecerse a Manóah y su esposa. Entonces fue cuando Manóah supo que había sido el ángel de Jehová.+ 22  En consecuencia, Manóah dijo a su esposa: “Positivamente moriremos,+ porque es a Dios a quien hemos visto”.+ 23  Pero su esposa le dijo: “Si Jehová se hubiera deleitado solo en hacernos morir, no habría aceptado de nuestra mano una ofrenda quemada y ofrenda de grano,+ y no nos habría mostrado todas estas cosas, y no nos habría dejado oír como ahora cosa semejante a esta”.+ 24  Más tarde la mujer dio a luz un hijo y lo llamó por nombre Sansón;+ y el muchacho siguió creciendo, y Jehová continuó bendiciéndolo.+ 25  Con el tiempo, el espíritu de Jehová+ comenzó a impelerlo en Mahané-dan,*+ entre Zorá+ y Estaol.+

Notas

“Estarás encinta”, LXXA; Vg: “concebirás”; MLXXB: “estás encinta”.
O: “el varoncito; el muchacho”. Heb.: han·ná·‛ar.
Véase v. 5, n: “Niño”.
Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái (escrito aquí ’Adhoh·nái) que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
Véase v. 5, n: “Niño”.
O: “y fue tras de”. Heb.: wai·yé·lekj [...] ’a·jaréh. La última palabra heb. es una preposición. Véanse Gé 16:13, n: “Al”; Gé 24:5, 8, 39; Éx 15:20, donde aparecen formas de ’a·jár.
Véase v. 5, n: “Niño”.
Que significa: “Campamento de Dan”.