Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Joel 1:1-20

1  La palabra de Jehová que le ocurrió+ a Joel hijo de Petuel:  “Oigan esto, ancianos,* y presten oído, todos los habitantes del país.*+ ¿Ha ocurrido esto en sus días, o siquiera en los días de sus antepasados?+  Respecto a ello hagan el relato a sus propios hijos, y sus hijos a los hijos de ellos, y los hijos de ellos a la siguiente generación.+  Lo que dejó la oruga, la langosta se lo ha comido;+ y lo que dejó la langosta, la langosta reptante, sin alas,* se lo ha comido; y lo que la langosta reptante, sin alas, ha dejado, la cucaracha se lo ha comido.+  ”Despierten, borrachos,+ y lloren; y aúllen,+ todos ustedes, bebedores de vino, por causa del vino dulce,+ porque ha sido cortado de sus bocas.+  Porque hay una nación que ha subido a mi país, poderosa y sin número.+ Sus dientes son los dientes de un león,*+ y tiene las quijadas de un león.*  Ha puesto mi vid como objeto de pasmo,+ y mi higuera como tocón.+ Positivamente la ha dejado desnuda y [la] ha desechado.+ Las ramitas de ella han quedado blancas.  Plañe,* como una virgen ceñida de saco+ lo hace por el dueño* de su juventud.  ”Ofrenda de grano+ y libación+ han sido cortadas de la casa de Jehová; los sacerdotes, los ministros+ de Jehová, han estado de duelo.+ 10  [El] campo ha sido despojado con violencia,+ [el] terreno se ha puesto de duelo;+ porque [el] grano ha sido despojado con violencia, [el] vino nuevo se ha secado,+ [el] aceite se ha desvanecido.+ 11  Los labradores han sentido vergüenza;+ los viñadores han aullado,* a causa del trigo y a causa de la cebada; porque la cosecha de[l] campo ha perecido.+ 12  La vid misma ha mostrado estar seca, y hasta la higuera se ha desvanecido. En cuanto a[l] granado, también [la] palmera y [el] manzano, todos los árboles del campo, se han secado;+ porque el alborozo se ha ido avergonzado de los hijos de la humanidad.*+ 13  ”Cíñanse, y golpéense los pechos,+ sacerdotes. Aúllen, ministros de[l] altar.+ Entren, pasen la noche en tela de saco, ministros de mi Dios;* porque de la casa de su Dios han sido retenidas la ofrenda de grano+ y la libación.+ 14  Santifiquen un tiempo de ayuno.+ Convoquen asamblea solemne.+ Reúnan a [los] ancianos, a todos los habitantes del país,* a la casa de Jehová su Dios,+ y clamen por socorro a Jehová.+ 15  ”¡Ay del día;+ porque el día de Jehová está cerca,+ y como despojo violento del Todopoderoso* vendrá! 16  ¿No ha sido cortado de delante de nuestros propios ojos el alimento mismo; de la casa de nuestro Dios, el regocijo y el gozo?+ 17  Los higos secos* se han arrugado y encogido bajo sus palas. Los almacenes han sido desolados. Los graneros* han sido demolidos, porque [el] grano se ha secado. 18  ¡Oh, cómo ha suspirado el animal doméstico! ¡[Cómo] han vagado en confusión los hatos de ganado vacuno! Porque no hay pasto para ellos.+ También, los hatos de las ovejas han sido los que han tenido que llevar culpa. 19  ”A ti, oh Jehová, llamaré;+ porque fuego mismo ha devorado los pastos de[l] desierto, y una llama misma ha consumido todos los árboles del campo.+ 20  Las bestias del campo también siguen [volviéndose] a ti con anhelo,+ porque los canales de agua se han secado,+ y el fuego mismo ha devorado los pastos del desierto”.

Notas

O: “los hombres mayores”. Heb.: haz·zeqe·ním; gr.: pre·sbý·te·roi. Véase Hch 15:2, n.
O: “la tierra”. Heb.: ha·’á·rets.
“La langosta reptante, sin alas.” Heb.: hai·yá·leq. Véase Sl 105:34, n.
“León.” Heb.: ’ar·yéh, el león africano.
“León.” Heb.: la·ví’, el león asiático.
“Plañe”, imperativo, fem. sing.
“Dueño.” Heb.: bá·‛al; gr.: án·dra; lat.: ví·rum, “esposo”.
O: “Avergüéncense, labradores; aúllen, viñadores”.
O: “del hombre terrestre”. Heb.: ’a·dhám.
“Mi Dios.” Heb.: ’Elo·hái.
O: “la tierra”. Heb.: ha·’á·rets.
“Del Todopoderoso.” Heb.: mi·Schad·dái. Compárese con Gé 17:1, n.
“Los higos secos.” O: “Las semillas de cereales”.
Posiblemente: “depósitos; tanques”.