Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Job 38:1-41

38  Y Jehová procedió a responder a Job desde la tempestad de viento+ y decir:   “¿Quién es este que está oscureciendo el consejo con palabras sin conocimiento?+   Cíñete los lomos, por favor, como hombre físicamente capacitado, y déjame interrogarte, y tú dame informe.+   ¿Dónde te hallabas tú cuando yo fundé la tierra?+ Infórma[me], si de veras conoces el entendimiento.   ¿Quién fijó sus medidas, si acaso lo sabes, o quién extendió sobre ella el cordel de medir?   ¿En qué han sido hundidos sus pedestales con encajaduras,+ o quién colocó su piedra angular,   cuando las estrellas de la mañana+ gozosamente clamaron a una, y todos los hijos de Dios*+ empezaron a gritar en aplauso?   ¿Y [quién] con puertas* puso barricada al mar,+ el cual empezó a salir como cuando irrumpió de la matriz;   cuando puse la nube por su vestido* y densas tinieblas por su pañal, 10  y procedí a dividir* mi disposición reglamentaria sobre él y a colocar una barra y puertas,+ 11  y pasé a decir: ‘Hasta aquí puedes venir, y no más allá;+ y aquí quedan limitadas tus orgullosas olas’?+ 12  ¿Fue desde tus días en adelante cuando diste órdenes a la mañana?+ ¿Hiciste tú que el alba conociera su lugar, 13  que se asiera de las extremidades* de la tierra, para que los inicuos* fueran sacudidos de ella?+ 14  Se transforma como barro+ bajo un sello, y las cosas* toman su puesto como en la ropa. 15  Y de los inicuos* se retiene su luz,+ y el mismísimo brazo elevado llega a ser quebrado.+ 16  ¿Has llegado tú hasta las fuentes* del mar, o en exploración de la profundidad acuosa*+ has andado de una parte a otra?+ 17  ¿Te han sido descubiertas las puertas de la muerte,+ o puedes ver las puertas de la sombra profunda?*+ 18  ¿Has considerado inteligentemente los anchos espacios de la tierra?+ Infórmalo, si has llegado a saberlo todo. 19  ¿Dónde, pues, está el camino hacia donde reside la luz?+ En cuanto a la oscuridad, ¿dónde, pues, está su lugar, 20  para que la lleves hasta su límite, y para que entiendas las veredas que van a su casa? 21  ¿Has llegado a saber, porque en aquel tiempo nacías,+ y [porque] en cuanto a número tus días son muchos? 22  ¿Has entrado en los almacenes de la nieve,+ o ves siquiera los almacenes del granizo,+ 23  que yo he retenido para el tiempo de angustia, para el día de pelea y guerra?+ 24  ¿Dónde, pues, está el camino por el cual se distribuye la luz,* [y] el viento del este+ se esparce sobre la tierra? 25  ¿Quién ha dividido un canal para la inundación y un camino para el tronador nubarrón de tempestad,+ 26  para hacer llover sobre la tierra donde no hay hombre,*+ [sobre] el desierto en el cual no hay hombre terrestre,* 27  para satisfacer lugares azotados por tempestades y desolados, y hacer brotar el crecimiento de hierba?+ 28  ¿Existe padre para la lluvia?,+ ¿o quién dio a luz las gotas del rocío?+ 29  ¿Del vientre de quién realmente sale el hielo? Y en cuanto a la escarcha+ del cielo, ¿quién en realidad la hace nacer? 30  Las aguas mismas se mantienen escondidas como por piedra, y la superficie de la profundidad acuosa se hace compacta.+ 31  ¿Puedes tú atar firmemente las ligaduras de la constelación Kimá,* o puedes desatar las cuerdas mismas de la constelación Kesil?*+ 32  ¿Puedes hacer salir la constelación Mazarot* a su tiempo señalado? Y en cuanto a la constelación Ash* al lado de sus hijos, ¿puedes conducirlos? 33  ¿Has llegado a conocer los estatutos de los cielos,+ o podrías tú poner su autoridad en la tierra? 34  ¿Puedes alzar tu voz siquiera a la nube, para que una masa agitada de agua misma te cubra?+ 35  ¿Puedes enviar relámpagos para que vayan y te digan: ‘¡Aquí estamos!’? 36  ¿Quién puso sabiduría+ en las capas de las nubes,* o quién dio entendimiento+ al fenómeno celeste?* 37  ¿Quién puede, con exactitud, numerar las nubes con sabiduría?, o los jarros de agua del cielo... ¿quién [los] puede volcar,+ 38  cuando el polvo se derrama como en una masa fundida, y los mismísimos terrones se pegan unos a otros? 39  ¿Puedes tú cazar presa para un león mismo, y puedes satisfacer* el vivo apetito de leones jóvenes,+ 40  cuando se agazapan en los escondites,+ [o] se quedan echados en la guarida para estar al acecho? 41  ¿Quién le prepara al cuervo su alimento+ cuando sus propios polluelos claman a Dios* por ayuda, [cuando] siguen errantes porque no hay nada de comer?

Notas

“Los hijos de Dios.” O: “los que tienen parecido a Dios”. Heb.: benéh ’Elo·hím; T: “las partidas de ángeles”; LXX: “mis ángeles”.
O: “puertas dobles”, como en 2Cr 14:7.
Es decir, el del mar.
“Dividir”, M; LXX: “poner”.
Lit.: “alas”.
“Los inicuos.” Aquí en M la letra heb. ‛Á·yin (ע) está suspendida como inserción para indicar que la palabra debe leerse “inicuos” en vez de “pobres”. Compárese con Jue 18:30, n: “Moisés”.
Lit.: “ellas”.
Véase v. 13, n: “Inicuos”.
O: “el suelo arenoso”.
O: “las aguas agitadas”. Véase 28:14, n.
Lit.: “sombra de muerte”, M; LXX: “Hades”, es decir, el sepulcro común; T: “muerte de Gehena”.
“Escarcha”, LXX.
“Hombre.” Heb.: ’isch.
“Hombre terrestre.” Heb.: ’a·dhám. Véase Gé 1:26, n: “Hombre”.
Véase 9:9, n: “Constelación Kimá”.
Véase 9:9, n: “Constelación Kesil”.
“La constelación Mazarot.” Heb.: Maz·za·róhth; gr.: Ma·zou·róth (como en 2Re 23:5, donde se ha traducido: “constelaciones del zodíaco”); Sy: “la constelación del Carro”; lat.: lu·cí·fe·rum, “el portador de luz”.
Véase 9:9, n: “Constelación Ash”.
“En las capas de las nubes.” Heb.: bat·tu·jóhth; el significado no se conoce con certeza.
“Al fenómeno celeste.” Heb.: las·sékj·wi; el significado no se conoce con certeza, pero el término parece referirse a algún fenómeno celestial.
Lit.: “llenar”.
“Dios.” Heb.: ’El.