Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Job 21:1-34

21  Y Job procedió a responder y decir:   “Escuchen atentamente mi palabra, y llegue a ser esta su consolación.   Sopórtenme, y yo mismo hablaré; y después que yo haya hablado, [cada uno de ustedes] puede escarnecer.+   En cuanto a mí, ¿es mi preocupación [algo expresado] al hombre? ¿O por qué será que mi espíritu no se impacienta?   Vuelvan sus rostros hacia mí y fijen su vista con asombro, y pongan [la] mano sobre [la] boca.+   Y si yo me he acordado, yo también me he perturbado, y un estremecimiento se ha apoderado de mi carne.   ¿Por qué siguen viviendo los inicuos mismos,+ han envejecido, también se han hecho superiores en riqueza?+   Su prole está firmemente establecida con ellos a su vista; y sus descendientes, delante de sus ojos.   Sus casas son la paz misma, libres del pavor,+ y la vara de Dios* no está sobre ellos. 10  Su propio toro realmente fecunda, y no desperdicia semen; su vaca pare+ y no aborta. 11  Siguen enviando a sus muchachos de poca edad lo mismo que un rebaño, y sus propios hijos varones andan brincando. 12  Continúan alzando [la voz] con la pandereta y el arpa,+ y siguen regocijándose al sonido del caramillo. 13  Pasan sus días divirtiéndose,+ y en un momento al Seol descienden. 14  Y dicen al Dios [verdadero]: ‘¡Apártate de nosotros!+ Y en el conocimiento de tus caminos no nos hemos deleitado.+ 15  ¿Qué viene a ser el Todopoderoso, para que le sirvamos,*+ y cómo sacamos provecho por haber estado en comunicación con él?’.+ 16  ¡Miren! El bienestar de ellos no está en su propio poder.*+ El mismísimo consejo de los inicuos se ha mantenido lejos de mí.+ 17  ¿Cuántas veces se extingue la lámpara de los inicuos,+ y [cuántas veces] viene sobre ellos su desastre? ¿[Cuántas veces] en su cólera reparte él la destrucción?+ 18  ¿Llegan a ser ellos como paja delante de un viento,*+ y como tamo que un viento de tempestad ha hurtado? 19  Dios* mismo almacenará la nocividad de uno para sus propios hijos;+ le recompensará para que [lo] sepa.+ 20  Sus ojos verán su decadencia, y de la furia del Todopoderoso beberá.+ 21  ¿Pues cuál será su deleite en su casa después de sí, cuando el número de sus meses realmente sea cortado en dos?+ 22  ¿Enseñará él conocimiento aun a Dios,*+ cuando Aquel mismo juzga a los elevados?+ 23  Este mismísimo morirá durante su plena autosuficiencia,+ cuando esté enteramente libre de cuidado y con desahogo; 24  [cuando] sus propios muslos se hayan llenado de grasa y el mismo tuétano de sus huesos se mantenga húmedo. 25  Y este otro morirá con un alma amarga cuando no ha comido de cosas buenas.+ 26  Juntos en el polvo yacerán,+ y las cresas mismas formarán una cobertura sobre ellos.+ 27  ¡Miren! Yo conozco bien los pensamientos de ustedes y las tramas con que quisieran obrar violentamente contra mí.+ 28  Porque ustedes dicen: ‘¿Dónde está la casa del noble, y dónde está la tienda, los tabernáculos de los inicuos?’.+ 29  ¿No han preguntado ustedes a los que viajan por los caminos? ¿Y no inspeccionan cuidadosamente las señales mismas de ellos, 30  que en el día del desastre se perdona al malo,+ en el día del furor es librado?* 31  ¿Quién le informará de su camino en su mismísima cara?+ Y por lo que él mismo ha hecho, ¿quién le recompensará?+ 32  En cuanto a él, al cementerio será llevado,+ y sobre una tumba* se mantendrá una vigilia. 33  A él los terrones de un valle torrencial ciertamente se le harán dulces,+ y tras de sí arrastrará a toda la humanidad,*+ y los de antes de él fueron sin número. 34  Así es que, ¡cuán vanamente tratan ustedes de consolarme,+ y sus respuestas mismas de veras quedan como infidelidad!”.

Notas

“Dios.” Heb.: ’Elóh·ah. Véase 3:4, n.
O: “lo adoremos (le rindamos servicio sagrado)”. Heb.: na·‛av·dhén·nu.
Lit.: “mano”.
“Viento.” Heb.: rú·aj; gr.: a·né·mou; lat.: vén·ti.
“Dios.” Heb.: ’Elóh·ah.
“Aun a Dios.” Heb.: hal·’Él. Véase 22:2, n: “Dios”.
“Es librado”, por una corrección; M: “llevado”, como en el v. 32.
O: “un montón de gavillas”.
O: “todo hombre terrestre”. Heb.: kol-’a·dhám.