Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Hechos 13:1-52

13  Ahora bien, había en Antioquía profetas+ y maestros en la congregación local: tanto Bernabé como Symeón, que se llamaba Niger, y Lucio+ de Cirene, y Manaén, que se había educado con Herodes el gobernante de distrito,* y Saulo.  Mientras ellos estaban ministrando+ públicamente a Jehová* y ayunando, el espíritu santo dijo: “De todas las personas apártenme a Bernabé y a Saulo+ para la obra a que los he llamado”.  Entonces ayunaron y oraron y les impusieron las manos+ y los dejaron ir.  Por consiguiente, estos hombres, enviados por el espíritu santo, bajaron a Seleucia, y de allí se embarcaron para Chipre.  Y cuando llegaron a estar en Salamina se pusieron a publicar la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Tenían a Juan+ también como servidor.  Habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, encontraron a cierto hombre, hechicero, falso profeta,+ un judío cuyo nombre era Bar-Jesús,  y él estaba con el procónsul* Sergio Paulo, varón inteligente. Llamando a sí a Bernabé y a Saulo, este hombre procuró solícitamente oír la palabra de Dios.  Pero Elimas el hechicero (así, de hecho, se traduce su nombre) empezó a oponerse a ellos,+ procurando apartar de la fe al procónsul.  Saulo, que también es Pablo,* llenándose de espíritu santo, lo miró fijamente 10  y dijo: “Oh hombre lleno de toda suerte de fraude y toda suerte de villanía, hijo del Diablo,+ enemigo de todo lo justo, ¿no cesarás de torcer los caminos correctos de Jehová?* 11  Ahora pues, ¡mira!, la mano de Jehová* está sobre ti, y estarás ciego, y no verás la luz del sol por un espacio de tiempo”. Al instante cayeron sobre él neblina espesa y oscuridad, y andaba alrededor buscando hombres que lo llevaran de la mano.+ 12  Entonces el procónsul,+ al ver lo que había acontecido, se hizo creyente, pues quedó atónito por la enseñanza de Jehová.* 13  Los hombres, junto con Pablo, entonces se hicieron a la mar desde Pafos y llegaron a Perga de Panfilia.+ Pero Juan+ se retiró de ellos y se volvió+ a Jerusalén. 14  Ellos, sin embargo, siguieron adelante desde Perga y llegaron a Antioquía de Pisidia y, entrando en la sinagoga+ en el día de sábado, tomaron asiento. 15  Después de la lectura pública de la Ley+ y de los Profetas, los presidentes+ de la sinagoga enviaron a decirles: “Varones, hermanos, si tienen alguna palabra de estímulo para el pueblo, díganla”. 16  Entonces Pablo se levantó, y haciendo señas+ con la mano, dijo: “Varones, israelitas y ustedes [los demás] que temen a Dios, oigan.+ 17  El Dios de este pueblo Israel escogió a nuestros antepasados, y ensalzó al pueblo durante su residencia forastera en la tierra de Egipto, y con brazo alzado los sacó de ella.+ 18  Y por un período de como cuarenta años+ soportó su manera de actuar en el desierto. 19  Después de destruir a siete naciones en la tierra de Canaán, distribuyó por suerte la tierra de ellos:+ 20  todo eso durante unos cuatrocientos cincuenta años. ”Y después de estas cosas* les dio jueces hasta Samuel el profeta.+ 21  Pero desde entonces demandaron un rey,+ y Dios les dio a Saúl hijo de Quis, varón de la tribu de Benjamín,+ por cuarenta años. 22  Y después de removerlo,+ les levantó a David como rey,+ acerca de quien dio testimonio y dijo: ‘He hallado a David hijo de Jesé,+ varón agradable a mi corazón,+ que hará todas las cosas que yo deseo’.+ 23  De la prole+ de este [hombre], según su promesa, Dios ha traído a Israel un salvador,+ Jesús, 24  después que Juan,+ antes de la entrada de Aquel,+ había predicado públicamente a todo el pueblo de Israel bautismo [en símbolo] de arrepentimiento. 25  Pero cuando Juan estaba cumpliendo su carrera, decía: ‘¿Qué suponen que soy? No soy él.* Pero, ¡miren!, después de mí viene uno de quien no soy digno de desatar las sandalias de sus pies’.+ 26  ”Varones, hermanos, ustedes los hijos de la cepa de Abrahán y los [demás] entre ustedes que temen a Dios, la palabra de esta salvación ha sido enviada a nosotros.+ 27  Porque los habitantes de Jerusalén y sus gobernantes no conocieron a Este,+ sino que, al ejercer las funciones de jueces, cumplieron las cosas dichas por voz de los Profetas,+ las cuales se leen en voz alta todos los sábados, 28  y, aunque no hallaron en él causa alguna de muerte,+ exigieron de Pilato que fuera ejecutado.+ 29  Ahora bien, cuando hubieron llevado a cabo todas las cosas que estaban escritas acerca de él,+ lo bajaron del madero*+ y lo pusieron en una tumba conmemorativa.+ 30  Pero Dios lo levantó de entre los muertos;+ 31  y por muchos días se hizo visible a los que habían subido con él de Galilea a Jerusalén, los cuales ahora son testigos de él al pueblo.+ 32  ”De modo que nosotros estamos declarándoles las buenas nuevas acerca de la promesa hecha a los antepasados,+ 33  que Dios la ha cumplido enteramente para con nosotros los hijos de ellos* al haber resucitado a Jesús;+ así como está escrito en el salmo segundo: ‘Tú eres mi hijo, este día he llegado a ser tu Padre’.+ 34  Y ese hecho de que lo resucitó de entre los muertos destinado a nunca más volver a la corrupción, lo ha declarado de esta manera: ‘Les daré las bondades amorosas para con David, que son fieles’.+ 35  Por eso también dice en otro salmo: ‘No permitirás que el que te es leal vea corrupción’.+ 36  Porque David,+ por una parte, sirvió según la voluntad expresa de Dios en su propia generación, y se durmió [en la muerte], y fue puesto con sus antepasados y sí vio corrupción.+ 37  Por otra parte, aquel a quien Dios levantó no vio corrupción.+ 38  ”Por lo tanto, séales conocido, hermanos, que mediante Este se les está publicando perdón de pecados;+ 39  y que de todas las cosas de las cuales no podían ser declarados sin culpa mediante la ley de Moisés,+ todo el que cree es declarado sin culpa por medio de Este.+ 40  Por lo tanto, cuiden que no les sobrevenga lo que se dice en los Profetas: 41  ‘Contémplenlo, escarnecedores, y admírense de ello, y desaparezcan, porque obro una obra en sus días, una obra que ustedes de ninguna manera creerán aunque alguien se la contara en detalle’”.+ 42  Ahora bien, cuando ellos iban saliendo, la gente se puso a suplicar que se le hablara de estos asuntos el sábado siguiente.+ 43  De modo que, una vez disuelta la asamblea de la sinagoga, muchos de los judíos y de los prosélitos que adoraban [a Dios]* siguieron a Pablo y a Bernabé,+ los cuales, al hablarles, los instaban+ a continuar en la bondad inmerecida de Dios.+ 44  El sábado siguiente casi toda la ciudad se reunió para oír la palabra de Jehová.*+ 45  Cuando los judíos alcanzaron a ver las muchedumbres, se llenaron de celos,+ y se pusieron a contradecir con blasfemias las cosas que Pablo hablaba.+ 46  De modo que, hablando con denuedo, Pablo y Bernabé dijeron: “Era necesario que la palabra de Dios se les hablara primero a ustedes.+ Puesto que la están echando+ de ustedes y no se juzgan dignos de vida eterna, ¡miren!, nos volvemos a las naciones.+ 47  De hecho, Jehová* nos ha impuesto el mandamiento con estas palabras: ‘Te he nombrado como luz de naciones,+ para que seas una salvación hasta la extremidad* de la tierra’”.+ 48  Al oír esto los de las naciones, empezaron a regocijarse y a glorificar la palabra de Jehová,*+ y todos los que estaban correctamente dispuestos para vida eterna se hicieron creyentes.+ 49  Además, la palabra de Jehová* siguió llevándose por todo el país.+ 50  Pero los judíos+ alborotaron a las mujeres estimables que adoraban [a Dios],* y a los hombres prominentes de la ciudad, y levantaron una persecución+ contra Pablo y Bernabé, y los echaron fuera de sus límites. 51  Estos sacudieron el polvo de los pies contra ellos+ y se fueron a Iconio. 52  Y los discípulos continuaron llenos de gozo+ y de espíritu santo.

Notas

Lit.: “el tetrarca”, un príncipe territorial representante del emperador.
Véase Ap. 1D.
Un gobernador provincial representante del Senado romano.
Que posiblemente significa: “Pequeño”. Gr.: Páu·los.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
“Durante unos cuatrocientos cincuenta años. Y después de estas cosas”, P74אABCVg.
O: “Lo que suponen que yo soy, no lo soy”.
O: “árbol”. Véase Ap. 5C.
“Para con nosotros los hijos de ellos”, Syp; P74אABC*DVg: “para con nuestros hijos”.
“Que adoraban (temían) a Dios”, Syp; J18: “que temían a Jehová”.
“De Jehová”, J17,22; P74אABc(gr.): tou Ky·rí·ou; B*CSyh,p: “de Dios”. Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
“Extremidad.” O: “parte más distante”. Gr.: e·skjá·tou. Véase 1:8, n: “Distante”.
“De Jehová”, J7,8,10,13,15-17,22,23; P45,74אAC(gr.): tou Ky·rí·ou; BD: “de Dios”. Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
“Que adoraban (temían) a Dios”, Syp; J7,8,10,18: “que temían a Jehová”.