Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Hebreos 13:1-25

13  Que su amor fraternal continúe.+  No olviden la hospitalidad,*+ porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron* a ángeles.+  Recuerden a los que están en cadenas de prisión,+ como si estuvieran encadenados con ellos,+ y a los que son maltratados,+ puesto que ustedes mismos, también, todavía están en un cuerpo.  Que el matrimonio sea honorable entre todos, y el lecho conyugal sea sin contaminación,+ porque Dios juzgará a los fornicadores y a los adúlteros.*+  Que [su] modo de vivir esté exento del amor al dinero,+ y estén contentos+ con las cosas presentes.+ Porque él ha dicho: “De ningún modo te dejaré y de ningún modo te desampararé”.+  De modo que podemos tener buen ánimo+ y decir: “Jehová* es mi ayudante; no tendré miedo. ¿Qué puede hacerme* el hombre?”.+  Acuérdense de los que llevan la delantera entre ustedes,*+ los cuales les han hablado la palabra de Dios, y al contemplar detenidamente en lo que resulta la conducta [de ellos], imiten+ [su] fe.+  Jesucristo es el mismo ayer y hoy, y para siempre.+  No se dejen llevar por enseñanzas diversas y extrañas;+ porque es excelente que al corazón se le dé firmeza* por bondad inmerecida,+ no por cosas de comer,+ de las cuales no han sacado provecho los que se ocupan en ellas. 10  Tenemos un altar del cual no tienen autoridad para comer los que efectúan servicio sagrado* en la tienda.*+ 11  Porque los cuerpos de aquellos animales, cuya sangre es introducida en el lugar santo* por el sumo sacerdote por el pecado, son quemados fuera del campamento.+ 12  Por eso Jesús también, para santificar+ al pueblo con su propia sangre,+ sufrió fuera de la puerta.+ 13  Salgamos, pues, a él fuera del campamento, soportando el vituperio que él soportó,*+ 14  porque no tenemos aquí una ciudad que continúe,+ sino que buscamos solícitamente la que ha de venir.+ 15  Mediante él ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza,+ es decir, el fruto de labios+ que hacen declaración pública* de su nombre.+ 16  Además, no olviden el hacer bien+ y el compartir cosas con otros, porque dichos sacrificios le son de mucho agrado a Dios.+ 17  Sean obedientes a los que llevan la delantera entre ustedes,*+ y sean sumisos,*+ porque ellos están velando por las almas de ustedes como los que han de rendir cuenta;+ para que ellos lo hagan con gozo y no con suspiros, por cuanto esto les sería gravemente dañoso a ustedes.+ 18  Ocúpense en orar+ por nosotros, porque confiamos en que tenemos una conciencia honrada, puesto que deseamos comportarnos honradamente en todas las cosas.+ 19  Pero los exhorto más particularmente a que hagan esto, para que yo sea restaurado a ustedes más pronto.+ 20  Ahora bien, que el Dios de la paz,+ que hizo subir de entre los muertos+ al gran pastor+ de las ovejas+ con la sangre de un pacto eterno,+ a nuestro Señor Jesús, 21  los equipe con toda cosa buena para hacer su voluntad, efectuando en nosotros, mediante Jesucristo, lo que es muy agradable a su vista;+ a quien sea la gloria para siempre jamás.+ Amén. 22  Ahora los exhorto, hermanos, a que soporten esta palabra de estímulo, porque, en realidad, les he compuesto una carta en pocas palabras.+ 23  Noten que nuestro hermano Timoteo+ ha sido puesto en libertad, con quien, si viene en breve,* los veré. 24  Den mis saludos a todos los que llevan la delantera+ entre ustedes,* y a todos los santos. Los de* Italia+ les envían sus saludos. 25  La bondad inmerecida+ esté con todos ustedes.*

Notas

O: “bondad a extraños”.
Lit.: “habiendo tratado como a extraños”.
“Adúlteros.” Lat.: a·dúl·te·ros.
Véase Ap. 1D.
Lit.: “¿Qué [me] hará a mí [...]?”.
O: “son gobernadores de ustedes”. Gr.: he·gou·mé·non hy·món. Véase Mt 2:6, n: “Gobernadores”.
Lit.: “ser estabilizado”.
“Efectúan servicio sagrado.” Gr.: la·tréu·on·tes. Compárese con Éx 3:12, n.
O: “el tabernáculo”.
O: “los lugares santos”.
O: “vituperio por él; su vituperio”.
Lit.: “confesando”.
O: “son gobernadores de ustedes”. Gr.: he·gou·mé·nois hy·món. Véase Mt 2:6, n: “Gobernadores”.
Lit.: “estén cediendo debajo”.
O: “viene más rápidamente [de lo esperado por mí]”.
Véase v. 17, n: “Ustedes”.
O: “Los que están en”.
אcACDItVgSyh,p añaden: “Amén”; P46א*Arm omiten esta palabra.