Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Hebreos 12:1-29

12  Pues, entonces, porque tenemos tan grande nube de testigos*+ que nos cerca, quitémonos nosotros también todo peso,+ y el pecado que fácilmente nos enreda,+ y corramos con aguante+ la carrera+ que está puesta delante de nosotros,+  mirando atentamente al Agente Principal*+ y Perfeccionador de nuestra fe,+ Jesús. Por el gozo que fue puesto delante de él aguantó+ un madero de tormento,* despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.+  Sí, consideren con sumo cuidado y atención al que ha aguantado tal habla contraria+ de pecadores en contra de sus propios intereses,* para que no vayan a cansarse y a desfallecer en sus almas.+  Al ocuparse en su contienda contra ese pecado, ustedes todavía no han resistido hasta la sangre,+  pero se han olvidado por completo de la exhortación que se dirige a ustedes como a hijos:+ “Hijo mío, no tengas en poco [la] disciplina de Jehová,* ni desfallezcas cuando seas corregido* por él;+  porque Jehová* disciplina a quien ama; de hecho, azota a todo aquel a quien recibe como hijo”.+  Para disciplina+ ustedes están aguantando. Dios está tratando con ustedes como con hijos.+ Pues, ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?+  Pero si ustedes están sin la disciplina de la cual todos han llegado a ser participantes, son verdaderamente hijos ilegítimos,+ y no hijos.  Además, solíamos tener padres que eran de nuestra carne para disciplinarnos,+ y les mostrábamos respeto. ¿No hemos de sujetarnos mucho más al Padre de nuestra vida espiritual,* y vivir?+ 10  Pues ellos por unos cuantos días nos disciplinaban según lo que les parecía bien,+ pero él lo hace para provecho nuestro de modo que participemos de su santidad.+ 11  Es cierto que ninguna disciplina parece por el presente ser cosa de gozo, sino penosa;+ sin embargo, después, a los que han sido entrenados por ella, da fruto pacífico,+ a saber,* justicia.+ 12  Por lo tanto, enderecen las manos que cuelgan+ y las rodillas debilitadas,+ 13  y sigan haciendo sendas rectas para sus pies,+ para que lo cojo no se descoyunte, sino que, más bien, sea sanado.+ 14  Sigan tras la paz con todos,+ y la santificación+ sin la cual nadie verá al Señor,+ 15  vigilando cuidadosamente que nadie quede privado de la bondad inmerecida de Dios;+ que no brote ninguna raíz venenosa+ y cause perturbación, y que muchos no sean contaminados por ella;+ 16  que no haya ningún fornicador ni nadie que no aprecie cosas sagradas, como Esaú,+ que a cambio de una sola comida vendió regalados sus derechos de primogénito.+ 17  Porque ustedes saben que después, también, cuando quiso heredar la bendición,+ fue rechazado,+ pues aunque con lágrimas procuró solícitamente un cambio de parecer,*+ no halló lugar para ello.+ 18  Porque ustedes no se han acercado a lo que se puede palpar+ y que ha sido encendido con fuego,+ ni a una nube oscura y a densa oscuridad y a una borrasca,+ 19  ni al fuerte sonido de trompeta+ y a la voz de palabras;+ respecto de la cual [voz] el pueblo al oírla imploró que no se le añadiera palabra alguna.+ 20  Porque no les era soportable el mandato: “Y si una bestia toca la montaña, tiene que ser apedreada”.+ 21  También, tan horrenda era la exhibición* que Moisés dijo: “Estoy aterrado y temblando”.+ 22  Mas ustedes se han acercado a un monte Sión+ y a una ciudad+ de[l] Dios vivo, a Jerusalén celestial,+ y a miríadas* de ángeles,+ 23  en asamblea general,*+ y a la congregación de los primogénitos+ que han sido matriculados*+ en los cielos, y a Dios el Juez de todos,+ y a las vidas espirituales*+ de justos que han sido perfeccionados,+ 24  y a Jesús el mediador*+ de un nuevo pacto,+ y a la sangre de la rociadura,+ que habla de mejor manera que la [sangre] de Abel.+ 25  Vean que no se excusen [de oír] al que está hablando.+ Porque si no escaparon los que se excusaron [de oír] al que estuvo dando advertencia divina sobre la tierra,+ con mucha más razón no escaparemos nosotros si nos apartamos del que habla desde los cielos.+ 26  En aquel tiempo su voz sacudió la tierra,+ pero ahora ha prometido, diciendo: “Todavía una vez más pondré en conmoción no solo la tierra, sino también el cielo”.+ 27  Ahora bien, la expresión “Todavía una vez más” significa la remoción de las cosas que son sacudidas como cosas que han sido hechas,+ a fin de que permanezcan las cosas que no son sacudidas.+ 28  Por eso, puesto que hemos de recibir un reino que no puede ser sacudido,+ continuemos teniendo bondad inmerecida, por la cual podamos rendir a Dios servicio sagrado* de manera acepta, con temor piadoso y reverencia.+ 29  Porque nuestro Dios es también un fuego consumidor.+

Notas

“De testigos.” Gr.: mar·tý·ron; lat.: té·sti·um; J17,18,22(heb.): ‛e·dhím.
Lit.: “Caudillo (Líder) Principal”. Gr.: ar·kje·gón.
Véase Ap. 5C.
“En contra de sus propios intereses”, P46אVgSyp; AVgcSyh: “en contra de sí mismo”.
Véase Ap. 1D.
Lit.: “siendo censurado”.
Véase Ap. 1D.
“De nuestra vida espiritual.” Lit.: “de los espíritus”. Gr.: ton pneu·má·ton; J17,18,22(heb.): ha·ru·jóhth.
O: “fruto de”.
“Cambio de parecer”, es decir, un cambio de parecer por parte de Isaac. Gr.: me·ta·nói·as.
Lit.: “la (cosa) que se hace patente”.
O: “decenas de miles”. Gr.: my·ri·á·sin.
Lit.: “para toda-asamblea”. Gr.: pa·ne·gý·rei.
Lit.: “habiendo sido escritos de”.
“Vidas espirituales.” Lit.: “espíritus”. Gr.: pnéu·ma·si; J17,18,22(heb.): ru·jóhth.
“Mediador.” Gr.: me·sí·tei; lat.: me·di·a·tó·rem.
“Podamos rendir [...] servicio sagrado.” Gr.: la·tréu·o·men; J22(heb.): na·‛avódh, “podamos servir (adorar)”. Véase Éx 3:12, n.