Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Ezequiel 44:1-31

44  Y procedió a traerme de vuelta por vía de la puerta del santuario,* la exterior que mira al este,+ y estaba cerrada.+  Entonces Jehová me dijo: “En lo que respecta a esta puerta, cerrada es como continuará. No será abierta, y ningún simple hombre* entrará por ella; porque Jehová mismo, el Dios* de Israel,+ ha entrado por ella, y tiene que continuar cerrada.  No obstante, el principal+... como principal él mismo se sentará en ella, para comer pan delante de Jehová.+ Por vía del pórtico de la puerta entrará, y por vía del mismo saldrá”.+  Y ahora me trajo por vía de la puerta del norte hasta delante de la Casa, para que viera, y, ¡mire!, la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.+ Y procedí a caer sobre mi rostro.+  Entonces Jehová me dijo: “Hijo del hombre, pon tu corazón+ y ve con tus ojos, y con tus oídos oye todo lo que estoy hablando contigo respecto a todos los estatutos de la casa de Jehová y respecto a todas sus leyes, y tienes que poner tu corazón sobre el paso de entrada de la Casa con todas las salidas del santuario.  Y tienes que decir a Rebeldía,*+ a la casa de Israel: ‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “Basta de ustedes debido a todas sus cosas detestables, oh casa de Israel,+  cuando introducen los extranjeros* incircuncisos de corazón e incircuncisos de carne,+ para que lleguen a estar en mi santuario para profanarlo, aun mi casa; cuando presentan mi pan,+ grasa+ y sangre,+ mientras ellos siguen quebrantando mi pacto a causa de todas las cosas detestables de ustedes.+  Tampoco se han encargado ustedes de la obligación de mis cosas santas,+ ni quisieron apostar [a otros] como cuidadores de mi obligación en mi santuario para ustedes”’.+  ”‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “Ningún extranjero,* incircunciso de corazón e incircunciso de carne, podrá entrar en mi santuario, es decir, ningún extranjero que esté en medio de los hijos de Israel”.’+ 10  ”‘Pero en cuanto a los levitas que se alejaron de mí+ cuando Israel, quien se alejó vagando de mí, se fue vagando tras sus ídolos estercolizos, ellos también tienen que llevar su error.+ 11  Y en mi santuario tienen que llegar a ser ministros* en posiciones de superintendencia sobre las puertas de la Casa y ministros en la Casa.+ Ellos mismos degollarán el holocausto y el sacrificio para el pueblo,+ y ellos mismos estarán de pie delante de ellos para ministrarles.+ 12  Debido a que siguieron ministrándoles a ellos delante de sus ídolos estercolizos+ y llegaron a ser para la casa de Israel un tropiezo que llevó al error,+ por eso he alzado mi mano contra ellos+ —es la expresión del Señor Soberano Jehová— y tienen que llevar su error. 13  Y no se acercarán a mí para hacerme trabajo de sacerdotes ni para acercarse a cualesquiera cosas santas mías, a las cosas santísimas,+ y tienen que llevar su humillación y sus cosas detestables que hicieron.+ 14  Y ciertamente los haré cuidadores de la obligación de la Casa, en lo que respecta a todo su servicio y en lo que respecta a todo lo que se debe hacer en ella.’+ 15  ”‘Y en cuanto a los sacerdotes levíticos,+ los hijos de Sadoc,+ quienes se encargaron de la obligación de mi santuario cuando los hijos de Israel se alejaron vagando de mí,+ ellos mismos se acercarán a mí para ministrarme, y ellos tienen que estar de pie delante de mí+ para presentarme grasa+ y la sangre+ —es la expresión del Señor Soberano Jehová—. 16  Ellos son los que entrarán en mi santuario,+ y ellos mismos se acercarán a mi mesa a ministrarme,+ y ellos tienen que encargarse de la obligación para conmigo.+ 17  ”’Y tiene que ocurrir que cuando entren por las puertas del patio interior deben usar prendas de vestir de lino, y ninguna lana debe subir con ellos cuando ministren en las puertas del patio interior y adentro.+ 18  Prendas de lino para la cabeza es lo que debe resultar estar en su cabeza,+ y calzoncillos de lino son los que deben resultar estar sobre sus caderas.+ No deben ceñirse con [lo que cause] sudor. 19  Y cuando salgan al patio exterior, [aun] al patio exterior a la gente, deben despojarse de sus prendas de vestir en las cuales estaban ministrando,+ y tienen que depositarlas en los comedores santos+ y ponerse otras prendas de vestir, para que no santifiquen a la gente con sus prendas de vestir.+ 20  Y no se deben afeitar la cabeza,+ y no deben llevar suelto el cabello de la cabeza. Por supuesto deben recortar [el cabello de] sus cabezas.+ 21  Y ningún sacerdote debe beber vino en absoluto cuando entra en el patio interior.+ 22  Y a ninguna viuda o divorciada deben ellos tomar para sí por esposas,+ sino a vírgenes de la prole de la casa de Israel+ o a la viuda que sea la viuda de un sacerdote pueden tomar.’ 23  ”‘Y deben instruir a mi pueblo en cuanto a la diferencia entre una cosa santa y una cosa profana; y deben hacer que sepan la diferencia entre lo que es inmundo y lo que es limpio.+ 24  Y en una causa judicial ellos mismos deben ponerse de pie para juzgar;+ con mis decisiones judiciales tienen también que juzgarla.+ Y mis leyes y mis estatutos con referencia a todos mis períodos de fiesta+ deben guardar, y mis sábados deben santificar.+ 25  Y a una persona muerta* de la humanidad* él no debe venir para hacerse inmundo, pero por padre o por madre o por hijo o por hija [o] por hermano o por hermana que no haya llegado a ser de un esposo* pueden hacerse inmundos.+ 26  Y después de su purificación, deben contársele siete días.+ 27  Y el día en que entre en el lugar santo,* en el patio interior, a ministrar en el lugar santo, debe presentar su ofrenda por el pecado’,+ es la expresión del Señor Soberano Jehová. 28  ”‘Y tiene que llegar a ser de ellos como herencia:* Yo soy su herencia.+ Y ninguna posesión deben darles ustedes en Israel: Yo soy su posesión. 29  La ofrenda de grano y la ofrenda por el pecado y la ofrenda por la culpa... ellos son quienes las comerán.+ Y toda cosa dada por entero en Israel... suya llegará a ser.+ 30  Y los primeros de todos los primeros frutos maduros de todo, y toda contribución de todo procedente de todas las contribuciones de ustedes... a los sacerdotes llegará a pertenecer;+ y las primicias de sus harinas a medio moler deben dar al sacerdote,+ para hacer que una bendición descanse sobre tu casa.*+ 31  Los sacerdotes no deben comer ningún cuerpo [ya] muerto ni ninguna criatura despedazada de las criaturas voladoras ni de las bestias.’+

Notas

“El santuario.” Heb.: ham·miq·dásch; gr.: ha·guí·on; lat.: sanc·tu·á·ri·i.
“Y [...] hombre.” Heb.: we’ísch.
“El Dios de.” Heb.: ’Elo·héh.
“Rebeldía”, M; T: “el pueblo rebelde”; LXX: “la casa rebelde”.
Lit.: “hijos de un (país) extranjero”.
Compárese con v. 7, n.
O: “servidores”. Heb.: mescha·rethím.
“Una persona muerta.” Heb.: meth; gr.: psy·kjén, “alma”.
O: “del hombre terrestre”. Heb.: ’a·dhám; gr.: an·thró·pou; lat.: hó·mi·nem.
Lit.: “para un hombre”. Heb.: le’ísch.
“El lugar santo.” Heb.: haq·qó·dhesch; lat.: sanc·tu·á·ri·um.
“No habrá, sin embargo, para ellos una herencia”, Vgc.
“Sobre tu casa”, MTVgc; LXXSy: “sobre tus casas”.