Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Ezequiel 42:1-20

42  Y gradualmente me sacó+ al patio exterior* por el camino hacia el norte.+ Y procedió a llevarme al [conjunto de] comedores+ que estaba enfrente de la zona separada*+ y que estaba enfrente del edificio* hacia el norte.  Delante de la longitud de cien codos estaba la entrada del norte, y la anchura era cincuenta codos.  Enfrente de los veinte [codos] que pertenecían al patio interior+ y enfrente del pavimento+ que pertenecía al patio exterior había galería+ frente a galería en tres [pisos].  Y delante de los comedores había un pasadizo de diez codos de ancho hacia dentro,+ un camino de un codo,* y sus entradas daban al norte.  Y en cuanto a los comedores, los más elevados eran más cortos, porque las galerías les restaban, más que a los más bajos y que a los de en medio, en lo que se refiere [al] edificio.  Porque estaban en tres pisos,+ y no tenían columnas como las columnas de los patios. Por eso se quitaba más espacio que de los más bajos y de los de en medio desde el piso.  Y el muro de piedra que estaba afuera estaba cerca de los comedores hacia el patio exterior delante de los [otros] comedores. Su longitud era cincuenta codos.  Porque la longitud de los comedores que estaban hacia el patio exterior era cincuenta codos, y, ¡mire!, delante del templo era cien codos.  Y de debajo de estos comedores el paso de entrada estaba hacia el este, cuando uno entra a ellos desde el patio exterior. 10  En la anchura del muro de piedra del patio hacia el este, delante de la zona separada+ y delante del edificio, había comedores.+ 11  Y había un camino delante de ellos como la apariencia de los comedores que estaban hacia el norte;+ así era la longitud de ellos [y] así era su anchura; y todas sus salidas [eran iguales], y sus planos iguales y sus entradas iguales. 12  Y como las entradas a los comedores que estaban hacia el sur era la entrada en la cabecera del camino, el camino delante del correspondiente muro de piedra hacia el este, cuando uno entra a ellos.+ 13  Y procedió a decirme: “Los comedores del norte [y] los comedores del sur que están delante de la zona separada,+ esos son los comedores santos,* donde los sacerdotes que se acercan+ a Jehová comen las cosas santísimas.+ Allí depositan las cosas santísimas y la ofrenda de grano y la ofrenda por el pecado y la ofrenda por la culpa, porque el lugar es santo.+ 14  Cuando ellos, los sacerdotes, hayan entrado, no saldrán también del lugar santo* al patio exterior, sino que allí depositarán sus prendas de vestir con las cuales acostumbran ministrar,+ porque son algo santo. Se vestirán con otras prendas de vestir,+ y tienen que acercarse a lo que tiene que ver con la gente”. 15  Y terminó las medidas de la casa interior, y me sacó por vía de la puerta cuyo frente daba al este,+ y lo midió todo en derredor. 16  Midió el lado* del este con la caña de medir. Era quinientas cañas,* por la caña de medir,+ a la redonda. 17  Midió el lado del norte, quinientas cañas,* por la caña de medir, a la redonda. 18  El lado del sur midió, quinientas cañas,* por la caña de medir. 19  Fue alrededor al lado del oeste.* Midió quinientas cañas, por la caña de medir. 20  Por los cuatro lados* lo midió. Tenía un muro todo en derredor,+ con una longitud de quinientas [cañas] y una anchura de quinientas [cañas],*+ para hacer división entre lo que es santo* y lo que es profano.+

Notas

“El patio exterior”, MTLXXSyVg; LXXBagster: “el patio interior”.
“La zona separada.” Heb.: hag·guiz·ráh.
“El edificio.” Heb.: hab·bin·yán.
“Un camino de un codo”, MTVg; LXXSy: “la longitud era cien codos”. Véase 40:5, n: “Palmo menor”.
O: “los comedores del santuario”, de acuerdo con LXX.
“Del lugar santo (santuario).” Heb.: me·haq·qó·dhesch; gr.: ha·guí·ou.
Lit.: “viento”. Heb.: rú·aj; lat.: vén·tum.
“Cañas”, MTSyVg; LXX omite esta palabra. Véase 40:5.
“Cañas”, MTSyVg; LXX: “codos”.
“Cañas”, MTSyVg; LXX omite esta palabra.
“El lado del oeste.” Lit.: “el viento del mar”, es decir, el mar Mediterráneo, hacia el oeste.
Lit.: “vientos”.
“Codos”, LXX.
“Lo que es santo.” O: “el santuario”. Heb.: haq·qó·dhesch; lat.: sanc·tu·á·ri·um.