Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Ezequiel 36:1-38

36  “Y en cuanto a ti, oh hijo del hombre, profetiza acerca de las montañas de Israel, y tienes que decir: ‘Oh montañas de Israel,+ oigan la palabra de Jehová.  Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “A causa de que el enemigo ha dicho contra ustedes:+ ‘¡Ajá! ¡Hasta los lugares altos de la antigüedad+... como posesión esto ha llegado a ser nuestro!’”’.+  ”Por lo tanto profetiza, y tienes que decir: ‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “A causa, aun a causa de que ha habido un estar desolados+ y un tirar a morderlos a ustedes de todos lados,+ para que lleguen a ser una posesión de los restantes de las naciones,+ y continúan siendo objeto de habla con la lengua+ y hay un mal informe entre la gente,+  por lo tanto, oh montañas de Israel,+ ¡oigan la palabra del Señor Soberano Jehová! Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová a las montañas y a las colinas, a los cauces de los arroyos y a los valles y a los lugares devastados que fueron desolados,+ y a las ciudades abandonadas que han llegado a ser [cosa] para saqueo y para burla para los restantes de las naciones que están en los alrededores;+  por lo tanto, esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘Ciertamente en el fuego de mi celo de veras hablaré+ contra los restantes de las naciones y contra Edom, todo él,+ los que han dado mi tierra a sí mismos como posesión con el regocijo de todo el corazón,+ con escarnio en [el] alma,+ por motivo de su dehesa [y] por el saqueo’”’.+  ”Por lo tanto, profetiza acerca del suelo de Israel, y tienes que decir a las montañas y a las colinas, a los cauces de los arroyos y a los valles: ‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “¡Miren! Yo mismo en mi celo y en mi furia tengo que hablar, debido a que humillación impuesta por las naciones es lo que ustedes han llevado”’.+  ”Por lo tanto, esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘Yo mismo he alzado la mano [en juramento]+ de que las naciones que ustedes tienen en derredor... ellas mismas llevarán su propia humillación.+  Y ustedes mismas, oh montañas de Israel, darán sus mismas ramas mayores y llevarán su propio fruto para mi pueblo Israel,+ porque se han acercado al punto de entrar.+  Porque aquí estoy a favor de ustedes, y ciertamente me volveré hacia ustedes,+ y realmente serán cultivadas y sembradas con semilla.+ 10  Y ciertamente multiplicaré sobre ustedes el género humano,* toda la casa de Israel, toda ella,+ y las ciudades tienen que llegar a estar habitadas,+ y los lugares devastados mismos serán reedificados.+ 11  Sí, ciertamente multiplicaré sobre ustedes el género humano y el género animal,+ y ciertamente se multiplicarán y se harán fructíferos, y realmente haré que sean habitadas como en su condición anterior+ y ciertamente haré más bien que en su estado inicial;+ y tendrán que saber que yo soy Jehová.+ 12  Y sobre ustedes ciertamente haré que ande el género humano, aun mi pueblo Israel, y ellos tienen que tomar posesión de ustedes,*+ y ustedes tienen que llegar a ser una posesión hereditaria para ellos,+ y ustedes no volverán a privarlos+ de más hijos’”. 13  “Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘Debido a que hay quienes les dicen: “Devoradora del género humano es lo que tú misma eres, y [una tierra]* que privas a tus naciones de hijos es lo que has llegado a ser”’,+ 14  ‘por lo tanto, al género humano no devorarás más,+ y a tus naciones no privarás más de hijos*+ —es la expresión del Señor Soberano Jehová—. 15  Y haré que no se oiga más habla humillante de las naciones acerca de ti,+ y oprobio por los pueblos no llevarás más,+ y a tus naciones no harás ya que tropiecen’, es la expresión del Señor Soberano Jehová.” 16  Y la palabra de Jehová continuó ocurriéndome, y dijo: 17  “Hijo del hombre, los de la casa de Israel [estaban] morando sobre su suelo, y seguían haciéndolo inmundo con su camino y con sus tratos.+ Como la inmundicia de la menstruación ha llegado a ser delante de mí su camino.+ 18  Y procedí a derramar mi furia sobre ellos por causa de la sangre que habían derramado sobre la tierra,+ [tierra] que habían hecho inmunda con sus ídolos estercolizos.+ 19  Y procedí a esparcirlos entre las naciones, de modo que fueron dispersados entre las tierras.+ Según su camino y según sus tratos los juzgué.+ 20  De modo que entraron* en las naciones en donde entraron, y la gente* procedió a profanar mi santo nombre+ al decir con referencia a ellos: ‘Estos son el pueblo de Jehová, y de la tierra de él han salido’.+ 21  Y tendré compasión de mi santo nombre, el cual los de la casa de Israel han profanado entre las naciones en donde han entrado”.+ 22  “Por lo tanto, di a la casa de Israel: ‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “No por causa de ustedes [lo] hago, oh casa de Israel, sino por mi santo nombre, el cual ustedes han profanado entre las naciones adonde han ido”’.+ 23  ‘Y ciertamente santificaré* mi gran nombre,+ que estaba siendo profanado entre las naciones, que ustedes profanaron en medio de ellas; y las naciones tendrán que saber que yo soy Jehová+ —es la expresión del Señor Soberano Jehová— cuando yo sea santificado entre ustedes delante de los ojos de ellas.+ 24  Y ciertamente los sacaré a ustedes de las naciones y los juntaré de todas las tierras y los traeré sobre su suelo.+ 25  Y ciertamente rociaré sobre ustedes agua limpia, y llegarán a estar limpios;+ de todas sus impurezas+ y de todos sus ídolos estercolizos los limpiaré.+ 26  Y ciertamente les daré un corazón nuevo,+ y un espíritu nuevo pondré dentro de ustedes,+ y ciertamente quitaré el corazón de piedra de su carne y les daré un corazón de carne.+ 27  Y mi espíritu pondré dentro de ustedes,+ y ciertamente actuaré de modo que en mis disposiciones reglamentarias anden,+ y mis decisiones judiciales guarden y realmente ejecuten.+ 28  Y ciertamente morarán en la tierra que di a sus antepasados,+ y tienen que llegar a ser mi pueblo, y yo mismo llegaré a ser su Dios.’*+ 29  ”‘Y ciertamente los salvaré de todas sus impurezas+ y llamaré al grano y haré que abunde, y no pondré sobre ustedes hambre.+ 30  Y ciertamente haré que el fruto del árbol abunde, y el producto del campo, para que ustedes ya no reciban entre las naciones el oprobio del hambre.+ 31  Y de seguro recordarán sus malos caminos y sus tratos que no fueron buenos,+ y de seguro sentirán asco de su misma persona a causa de sus errores y a causa de sus cosas detestables.+ 32  No por causa de ustedes estoy haciendo [esto]+ —es la expresión del Señor Soberano Jehová—, sépanlo. Avergüéncense y sientan humillación debido a sus caminos, oh casa de Israel.’+ 33  ”Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘En el día que los limpie de todos sus errores también ciertamente haré que las ciudades sean habitadas,+ y los lugares devastados tienen que ser reedificados.+ 34  Y la tierra desolada misma será cultivada, cuando había llegado a ser un yermo desolado ante los ojos de todo el que pasaba.+ 35  Y la gente ciertamente dirá: “Esa tierra de allí que había estado desolada ha llegado a ser como el jardín* de Edén,+ y las ciudades que eran un lugar desierto y que habían sido desoladas y que estaban demolidas están fortificadas; han llegado a estar habitadas”.+ 36  Y las naciones que quedarán alrededor de ustedes tendrán que saber que yo mismo, Jehová, he edificado las cosas demolidas,+ he plantado lo que ha estado desolado. Yo mismo, Jehová, he hablado y [lo] he hecho’.+ 37  ”Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘Esto es para lo que todavía dejaré que me busque la casa de Israel, para hacerlo para ellos:+ Los multiplicaré con hombres*+ como un rebaño. 38  Como un rebaño de personas santas, como el rebaño de Jerusalén en sus períodos de fiesta,+ así las ciudades que habían sido un lugar desierto llegarán a estar llenas de un rebaño de hombres;+ y la gente tendrá que saber que yo soy Jehová’.”

Notas

O: “los hombres terrestres”. Heb.: ’a·dhám; lat.: hó·mi·nes.
“Ustedes”, LXXSy; MTVg: “ti”.
Lit.: “una”, fem., refiriéndose a la tierra, fem.
“Privarás [...] de hijos”, MmargenLXXSy y muchos mss heb.; M: “harás que tropiecen”.
Aquí el pronombre sobrentendido es “ellos”. “Ellos”, TLXXSyVg y algunos mss heb.; M: “él”.
Lit.: “ellos”.
O: “Y ciertamente tendré por sagrado (trataré como santo)”. Heb.: weqid·dasch·tí; gr.: ha·gui·á·so; lat.: sanc·ti·fi·cá·bo.
Lit.: “a ustedes por Dios”. Heb.: la·kjém lE’·lo·hím.
“Como el jardín.” Heb.: keghán; sir.: par·dai·sa’, “el paraíso”.
O: “género humano”. Heb.: ’a·dhám; lat.: hó·mi·num.