Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Ester 6:1-14

6  Durante aquella noche el sueño del rey huyó.+ Por lo tanto dijo que se trajera el libro de los registros+ de los asuntos de los tiempos. De modo que hubo lectura de estos delante del rey.  Por fin se halló escrito lo que Mardoqueo había informado+ acerca de Bigtana y Teres, dos oficiales de la corte+ del rey, guardas de la puerta, que habían tratado de echar mano al rey Asuero.*  Entonces dijo el rey: “¿Qué honra y gran cosa se ha hecho a Mardoqueo por esto?”. A esto los servidores del rey, sus ministros,* dijeron: “Nada se ha hecho con él”.+  Más tarde el rey dijo: “¿Quién está en el patio?”. Ahora bien, Hamán mismo había entrado en el patio exterior+ de la casa del rey para decir al rey que colgara a Mardoqueo en el madero+ que él había hecho preparar para este.  Por consiguiente, los servidores del rey le dijeron: “Aquí está Hamán+ parado en el patio”. De manera que el rey dijo: “Que entre”.  Cuando Hamán entró, el rey procedió a decirle: “¿Qué ha de hacerse al hombre en cuya honra el rey mismo se ha deleitado?”.+ Ante esto, Hamán dijo en su corazón: “¿A quién le deleitaría al rey rendir una honra más que a mí?”.+  Por lo tanto, Hamán dijo al rey: “En cuanto al hombre en cuya honra el rey mismo se haya deleitado,  tráigase ropaje real,+ con el cual de veras se viste el rey, y un caballo sobre el cual el rey de veras cabalga+ y en cuya cabeza se haya puesto el adorno de la realeza.  Y que haya un poner* del ropaje y del caballo a cargo de uno de los príncipes nobles del rey;+ y tienen que vestir al hombre en cuya honra el rey mismo se ha deleitado, y tienen que hacer que vaya montado sobre el caballo en la plaza pública+ de la ciudad,+ y tienen que proclamar delante de él: ‘Así se le hace al hombre en cuya honra el rey mismo se ha deleitado’”.+ 10  En seguida el rey dijo a Hamán: “Apresúrate, toma el ropaje y el caballo, tal como has dicho, y haz así a Mardoqueo el judío, que está sentado en la puerta del rey. No dejes que nada quede sin cumplirse* de todo lo que has hablado”.+ 11  Y Hamán procedió a tomar el ropaje+ y el caballo, y a vestir a Mardoqueo+ y a hacerlo cabalgar en la plaza pública+ de la ciudad y a proclamar delante de él:+ “Así se hace al hombre en cuya honra el rey mismo se ha deleitado”.+ 12  Después Mardoqueo volvió a la puerta del rey.+ En cuanto a Hamán, él se fue apresuradamente a su casa, desconsolado y con la cabeza cubierta.+ 13  Y Hamán pasó a contar a Zeres+ su esposa y a todos sus amigos* todo lo que le había acaecido. Ante esto, sus sabios+ y Zeres su esposa le dijeron: “Si es de la descendencia de los judíos este Mardoqueo, delante de quien has comenzado a caer, no prevalecerás contra él, sino que sin falta caerás delante de él”.+ 14  Mientras todavía estaban hablando con él, los oficiales mismos de la corte del rey llegaron y procedieron a llevar a Hamán apresuradamente+ al banquete+ que Ester había hecho.

Notas

“Artajerjes”, LXX.
“Sus ministros.” Heb.: mescha·retháv; lat.: mi·ní·stri.
“Que haya un poner.” En heb. estas palabras son un solo verbo en el infinitivo absoluto, indefinido en cuanto a tiempo, e impersonal.
Lit.: “nada caiga”.
O: “amadores”.